Los Goitrógenos Dañando La Tiroides

En el libro El Poder del Metabolismo hace unos años mencione que hay sustancias que hacen daño a la tiroides y esas sustancias hacen daño a la tiroides y ponen la tiroides más lenta lo cual causa metabolismo lento simple y sencillamente porque contienen unas sustancias que se llaman goitrógenos. Ahora, esto para algunas personas se ha sacado un poco fuera de proporción porque algunas personas aprendieron pues que los goitrógenos hacen daño a la tiroides y entonces listaron allá en el señor ese que se la sabe toda, en Míster Google, y vieron que los goitrógenos están en muchos alimentos y ahora dijeron “Ahora no puedo comer casi nada porque tiene goitrógenos”. No es así.

Este episodio lo estoy haciendo porque quiero explicar un poquito, poner en contexto correcto cuál es el tema de los goitrógenos, cómo es que los goitrógenos hacen daño a la tiroides y qué alimentos deben evitar y cuáles no necesariamente tienen que evitarse, porque todo no es igual. Los goitrógenos, va a ver usted que hay un capítulo aquí en el libro El Poder del Metabolismo, hay un capítulo que se llama Sustancias Enemigas. El capítulo de sustancias enemigas le dice que hay ciertas sustancias que le hacen daño al metabolismo, uno de los daños más grandes que se le puede hacer al metabolismo es afectar la tiroides.

Muchas personas tienen problemas de hipotiroidismo, la tiroides es una glándula que está en el cuello, que es la glándula que controla todo el metabolismo del cuerpo, la tiroides determina en base a unas hormonas que produce, que se llaman T4 y T3, determina a qué velocidad entra el oxígeno dentro de las células de su cuerpo. Usted tiene su cuerpo, tiene la tiroides que produce una hormona que se llama T4, a esa hormona viene una enzima que produce el cuerpo, que se llama diodinase, y esa enzima rompe esa hormona y la convierte en T3. T3 es la hormona activa que es la que mueve el metabolismo. Cuando una persona tiene problemas de tiroides, digamos hipotiroidismo, va a tener poca T3, si tiene poca T3 tiene un metabolismo lento.

Así que hay una relación directa entre hipotiroidismo, o sea tiroides vaga y tener problemas de metabolismo lento, entonces eso hasta ahí. Ahora, en el libro El Poder del Metabolismo estoy hablando de los goitrógenos. En inglés se llaman goitrógenos. Los goitrógenos son unas sustancias que de forma natural están contenidas en ciertos alimentos. ¿Qué alimentos tienen muchos goitrógenos? El alimento que más goitrógenos tiene es la soya, o soja, dependiendo a cómo usted le diga en su país.

La soya tiene muchos goitrógenos, una de las razones principales por la cual nunca hemos recomendado que la gente comas soya es porque la soya es algo así como una gran mentira. La soya es algo que se promueve como una cosa muy saludable y la verdad es que de saludable no tiene absolutamente nada y siento si lo que usted está viendo no le gusta, pero es la verdad. La soya está llena de goitrógenos y como los goitrógenos son sustancias que afectan la tiroides, le reducen la función a la tiroides, pues automáticamente la soya queda descontinuada como una posibilidad para alguien que quiere mejorar su metabolismo, controlar su diabetes, bajar de peso.

Cualquier cosa que afecta el metabolismo va a afectar la diabetes y la obesidad, las dos cosas, entonces, ¿qué otros alimentos tienen también goitrógenos? Pues por ejemplo el maní, que serían los cacahuates como dicen allá en México, el maní pues tiene goitrógenos; otra cosa que tiene goitrógenos es un tubérculo que se llama yuca. La yuca hay muchos países donde se utiliza, por ejemplo en Puerto Rico se usa, los cubanos lo usan mucho, es un tubérculo que tiene goitrógenos. Ahora, fuera de estos alimentos que están aquí hay muchos otros alientos que tienen goitrógenos. Inclusive va a encontrar usted la espinaca, va a encontrar usted las fresas, va a encontrar usted las peras. Y si sigue por ahí y para abajo va a encontrar un montón de otros alimentos que también contienen goitrógenos.

Ahora, aquí viene el punto importante y el punto de este episodio. El punto de este episodio es que en la vida hay que poder diferenciar. ¿Qué es un loco? Pues un loco es una persona que no puede diferenciar la realidad de su imaginación. ¿Qué es un loco? Pues un loco es una persona que no puede diferenciar entre quién es él y la figura de Napoleón Bonaparte. Por lo tanto el loco se para y dice “Yo soy Napoleón Bonaparte.” O sea que la habilidad de diferenciar entre pasado y presente, entre poco o mucho, entre bueno o malo es parte de la cordura. Por ejemplo hace más de 30 años se hablaba de que todo el colesterol era malo, todo el colesterol, se decía todo el colesterol, colesterol es un diablo. Eso es lo que se nos vendía hace 30 años. El colesterol es un diablo y era todo el colesterol era malo en ese entonces. Luego vino alguien, un científico más cuerdo, y se dio cuenta que había colesterol bueno y colesterol malo y de momento se pusieron cuerdos porque ahora se sabe que es bueno tener alto el colesterol bueno y bajo el colesterol malo.Ahora ya pueden diferenciar, pero mientras todo el mundo pensaba que todo el colesterol era malo, pues entonces no se podía pensar bien.

Con el tema de los goitrógenos es lo mismo, no es lo mismo la soya que lo que sería espinaca, fresas, peras, que son cosas que tienen muy poco goitrógenos. Fíjese, el alimento que más daño hace aquí de todos al metabolismo es la soya. La soya es tan y tan goitrogenica y tiene tanto goitrógeno que cuando quieren engordar cerdos le echan soya porque la soya le afecta la tiroides al cerdo, lo hace engordar y como un cerdo gordo pesa más, pues entonces es mejor negocio. Por lo tanto una de las cosas que hacen en la comida industrial de cerdo es que le meten soya, para que ponga al cerdo hipotiroides y cuando pone al cerdo hipotiroides se pone gordo y cuando se pone gordo pesa mucho y si pesa mucho deja dinero. Por lo tanto se usa la soya para eso.Usted no quiere comer soya porque tiene un montón de goitrógeno. 

Ahora, el maní por ejemplo tiene goitrógeno, para una persona que tiene un metabolismo bien lento no es recomendable el maní, pero una persona que tiene un metabolismo regular y no tiene problemas con su peso puede comer maní porque su cuerpo lo tolera porque no es tan fuerte en goitrógenos como al soya. Pero como quiera que sea para alguien que tiene un metabolismo bien lento lo debe evitar. La yuca pasa como el maní, estos dos digamos tienen una cantidad de goitrógenos no excesivamente alta, pero básicamente debe evitarlo una persona que tiene un metabolismo lento.

Ahora, espinaca, pera, fresa y todos los otros que siguen por ahí y para abajo tienen tan y tan poco goitrógeno que no vale la pena ni hablar de ellos. Por lo tanto una persona no les tiene que tener ningún tipo de miedo. Ahora, ¿a cuál tiene que evitar de verdad? la soya. Este es un problema de verdad. La soya es un alimento que inclusive mucho de los alimentos, estos alimentos que hemos mencionado cuando usted los cocina se destruye más del 95% de los goitrógenos en el cocinado, o sea en cocerlos, ahí se destruye; pero la soya es el único alimento de todos ellos que cuando usted lo cocina no lo destruye. Por lo tanto quedan enteritos los goitrógenos.

La soya se usaba antiguamente por los japoneses para hacer el tofú, para hacer un yogurt tipo de soya que es así de tiempo de antes, pero los japoneses lo fermentaban y cuando lo fermentaban se destruían los goitrógenos porque era un proceso lento de fermentación, pero hoy en día no es así. Así que básicamente no le tenga miedo al tema de los goitrógeno. Evite la soya porque es extremadamente goitrogenica, evite el maní y la yuca si realmente usted tiene un metabolismo muy lento, pero el resto usted lo puede usar porque el cuerpo lo puede manejar. No es lo mismo tomarse una copita de vino todos los días, que ayuda al corazón como se ha descubierto en Europa, en Francia, a tomarse una botella de vino todos los días, que le va a dar cirrosis. Así que aquí la cantidad tiene mucho que ver. Cuidado con la soya; un poquito cuidado con el maní y la yuca. El resto no se preocupa. Y esto se los comunico pues porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo