Los problemas de Obesidad y Diabetes se resuelven por la boca. Parte 2

Continuando con el último episodio, con el anterior, donde estábamos hablando de la diferencia que existe cuando hay infecciones en la boca, cuando hay infecciones en la encía, en la higiene bucal; eso va afectar que usted no va poder adelgazar o no va poder controlar su diabetes, pero quiero explicarles.

Por ejemplo, si entre medio de los dientes usted hace la prueba de ponerse, en medio de los dientes usted se pasa un hilo dental y sangra, cada sitio donde sangre es un área donde hay infección en la encía. Cada infección de eso, es un foco de inflamación, como hay inflamación, la inflamación tiene un efecto sobre el sistema hormonal del cuerpo, cualquier pequeña infección en el cuerpo afecta el control de la diabetes y afecta también la obesidad.

Las infecciones le engordan, pero le engordan porque cuándo el cuerpo tiene infección y tiene inflamación el cuerpo responde produciendo una hormona que se llama adrenalina y cortisol que son hormonas de estrés. Las hormonas de estrés le suben la glucosa y cuando le suben la glucosa le descontrolan la diabetes y le engordan, así que una de las mejores formas que existe de usted controlar la diabetes o de adelgazar, es asegurarse de que usted tiene una higiene bucal perfecta, no hay ningún sangrado, de forma que cuando usted se lava los dientes con su cepillo y se pasa su hilo dental no hay sangrado. Si hay sangrado hay infección y si hay infección no hay control ni de diabetes, ni de obesidad y ese precisamente es el punto.

Pero voy ampliarles un poquitito más de ¿Por qué es que esa infección básicamente le causa problemas de descontrol en la diabetes o de obesidad? Cuando hay sangrado en el cuerpo, pues el sangrado en las encías por ejemplo significa que hay infección, las infecciones siempre están habitadas por bacterias. La infección es un foco de inflamación, la inflamación que por eso las encías se pueden inflamar bastante, va a obligar al cuerpo a tener una respuesta tanto del sistema inmune, o sea del sistema de defensa como del sistema nervioso, esto hace que va producir las hormonas, en respuesta a la inflamación, va producir las hormonas de estrés. Las hormonas de estrés son adrenalina, cortisol e inclusive hormonas que tienen que ver con el control, inclusive con la insulina, control de la glucosa.

Por ejemplo, cuando un diabético, tiene un cuerpo de diabético, pasa un susto, ese susto hace que la glucosa sube, ¿Por qué sube la glucosa si el diabético pasa un susto?, pues porque todos nosotros tenemos un hígado, el hígado está al lado derecho y el hígado es un tanque de reserva de glucosa. La razón por la cual usted va a pasar todo el día sin comer y no se muere, es porque su hígado tiene guardado de 10 a 12 horas de glucosa ahí, es como un tanque de reserva, pero si usted pasa un susto, el cuerpo en respuesta al susto, el sistema nervioso produce, impulsa a que se produzca cortisol, adrenalina, insulina y esas son hormonas tipo estrés que obligan al hígado a sacar la glucosa para afuera.

Cuando esa glucosa sale afuera, si no se está usando, se convierte en grasa, cuando esa glucosa sale para afuera y se es diabético se descontrola la diabetes. Quiere eso decir que cualquier situación emocional o cualquier situación de inflamación obliga al cuerpo a subir la glucosa. Por lo tanto ¿Qué quiere un diabético?, un diabético quiere que no suba glucosa, pero ¿Cómo puede evitar que no suba la glucosa si hay una infección que le mantiene las hormonas de estrés en excitación, en exceso de producción?, lo mismo pasa con la persona que quiere bajar de peso, si usted quiere bajar de peso y quiere adelgazar, usted necesita que su sistema hormonal este equilibrado, que no haya ni excesos de insulina, ni excesos de otra hormona de estrés como adrenalina, ni cortisol.

Ya ustedes vieron en el libro “El Poder del Metabolismo” y vuelvo y lo repito otra vez en “Diabetes Sin Problemas” que el estrés engorda, el estrés engorda no importa qué tipo de estrés sea, puede ser estrés de la pareja incorrecta, puede ser estrés de la vida, de una suegra que uno no quiere trabajar con ella o lo que sea, pero también puede ser estrés nutricional y estrés infeccioso de tipo inflamación. Entonces esto es lo que usted necesita para entender, para usted controlar la diabetes y usted controlar la obesidad, necesita que no haya encías sangrando, para que no haya infección, para que no haya inflamación, para que no hayan hormonas de estrés y entonces usted puede controlar la diabetes y usted puede entonces también controlar su obesidad. Y esto se los comunico pues, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo