Mercaderes de la salud


Quiero hablarte de algo que ha transformado la medicina, la práctica médica, los sistemas de salud en la gran mayoría de los países y da pena, pero lo que más pena da es que el público no se dé cuenta y que algunos doctores no se hayan dado cuenta de lo que ha venido haciendo la industria farmacéutica, la industria médica para cambiar el concepto de lo que es la relación del profesional de la salud y su paciente.

Yo he aprendido que la mejor forma de uno aprender es comparar ¿Cómo usted sabe si usted tiene una buena relación con alguien? Generalmente usted ha tenido que experimentar una relación mala para saber que la que tiene es buena uno aprende comparando ¿Cómo usted sabe si algo es dulce? Pues tiene que haber alguna vez probado algo amargo y poder compararlo así que uno aprende mucho comparando así es que aprendemos todos.

El cuerpo humano pues desde el punto de vista del metabolismo es perfecto, yo no he visto nunca un cuerpo de una persona que no pueda mejorar. En lo que hacemos en el metabolismo estamos todo el tiempo explicando a una persona cómo mejorar su metabolismo. El metabolismo es todo lo que produce energía, eso que llaman, en las células que se llama ATP, trifosfato de adenosina. Cuando uno tiene mucho ATP tiene mucha energía y mucha salud, tiene poco ATP, tiene poca energía, anda cansado, arrastra el cuerpo, se siente mal, duerme mal y todo ese tipo de cosas. He visto que cuando una persona mejora su metabolismo mejora todo en su salud.

Pero a veces la persona necesita un servicio de salud. Cuando necesita un servicio de salud tiene que estar consiente que ha habido unos cambio en los últimos 15, 20 años, han habido unos cambios estructurales, filosóficos, de la forma de pensar sobre lo que es el sistema de salud versus los negocios. La compañía farmacéutica, la industria médica como tal, la parte industrial, la parte comercial ha estado creando una confusión, que tiene en confusión tanto al paciente como algunos de los médicos y se lo voy a demostrar, fíjese.

Un sistema de salud sirve al paciente, sin embargo un sistema de negocio, ¡Que se yo! Farmacéutica u hospitales que son un negocio también pues sirve al consumidor. Los hospitales no caen ahí porque los hospitales tendrían que caer dentro del sistema de salud. Así que básicamente un sistema de salud sirve al paciente; un sistema de negocio como una tienda, supermercado pues sirve al consumidor. ¿Cuál es la motivación? La motivación en un sistema de salud se supone que sea su salud y ayuda. ¿Para que usted va a un médico, a un sistema de salud? Pues para que le devuelvan la salud y usted recibir ayuda. Pero, ¿Cuál es la motivación en un sistema de negocio? ¡El dinero, lucro, ganar lo más posible!

¿Cuál es la relación? La relación en un sistema de salud es una relación entre un practicante médico y el paciente. La relación en un sistema de negocio es un comerciante o un vendedor y su cliente o consumidor, es una relación que no lleva ese nivel de responsabilidad que lleva el de practicante médico y paciente; y la posición de la persona que está recibiendo servicio en un sistema de salud es vulnerable, vulnerable quiere decir que puede recibir daño, sin embargo la posición de un consumidor verdadero es que está libre para actuar. Usted le va a ofrecer algo, se lo ofrece más caro de la cuenta y él se va a buscar en internet, lo compra en Amazon, lo compra en otro lado, lo consigue más barato, hay mejor oferta en otro sitio y se va.

Así que el paciente está vulnerable porque su salud depende del practicante, pero en otro caso el consumidor está completamente libre. En otras palabras, que en un sistema de salud el paciente no tiene alternativa, está sin alternativa. Si el médico le dijo: Tienes que ir al hospital, pues no puede irse de shopping a buscar en internet cual es el hospital más cercano que menos cobra por noche, o que más bajo deducible tiene, ¡No puede!, tiene que hacer lo que el médico diga y no tiene otra alternativa.

Sin embargo en un sistema de negocio la persona tiene muchas alternativas. Si lo mandan a un hotel, pues busca otro hotel que sea más económico, más asequible, que cueste menos la noche, que tenga más facilidades o lo que sea. Así que hay una diferencia muy grande y sin embargo le han venido vendiendo a toda la medicina, a todos los practicantes médicos que el practicante médico, el doctor, la enfermera, el nutricionista, el nutriólogo que es un proveedor, que es un modelo de negocio, lo están implementando a la fuerza dentro del sistema de salud y que el paciente es un consumidor. Por eso entonces el trato se ha vuelto impersonal, se ha ido degradando esa relación de médico paciente, de confianza, porque en el momento que el médico tiene que mirar a su paciente como un cliente, como un consumidor, pues ya se desligo de él, porque no va ni padecer ni sentir nada por él, ¡Venga el próximo! Y por eso hay este modelo que la persona espera 4 horas afuera para que el médico lo vea, el médico a veces lo ve 15 minutos y sale con una receta en la mano.

Así que hay una diferencia muy muy grande, es importante que usted sepa que usted tiene derecho como paciente a tener una relación de practicante médico y paciente y que a usted se le respete que está en una condición vulnerable y que está sin alternativa. Esta información me llamó la atención, la vi escrita, en un escrito muy inteligente por el doctor Arthur Caplan de New York State University, New York University, la Universidad de Nueva York, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York y de la división de Ética Médica, en donde expresaba que efectivamente nos han ido confundiendo. El doctor Capla muy hábilmente explica que nos han tenido confundidos con este tema porque han ido poco a poco metiendo el sistema de negocio dentro del sistema de salud y ahora los únicos que aquí están en el negocio es un consumidor que tiene muchas alternativas, está libre para irse a otro sitio, pero este paciente está atrapado en el sistema. Así que no se deje tratar como un consumidor, usted si necesita ayuda, usted es un paciente y merece que se le trate con el respeto que usted merece tener y no como una pieza de dejar dinero. Y esto se los comento pues, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo