No se deje engañar con la diabetes


Hoy quiero traerles nuevamente un tema favorito mío, que es el tema de la diabetes; después de muchos años, más de 20 años trabajando con personas que padecen de obesidad y que padecen de diabetes, lo único que he visto en estos 20 años ha sido a gente mejorar, gente quitarse los medicamentos, gente que ya no usa insulina, gente que ya no usa metformina, diabéticos que no necesitan medicamentos para la alta presión, diabéticos que estaban impotentes que ahora ya no están impotentes, diabéticos que tenían llagas que no sanaban que había que amputarlos y que ya no hay que amputarlos… O sea he visto nada más que mejorías, pero usted por favor no se deje engañar con la diabetes.

Si usted o un ser querido suyo está bajo tratamiento de diabetes, es importante que usted sepa la verdad para que le salve la vida a ese diabético. Sepa que la diabetes, perdone que se lo diga, ¡Es un negocio! El negocio es que la gente esté enferma, que necesiten medicación, porque el negocio no es curar a la gente, si curan a las personas se cae el imperio. Así que no quieren que se caiga el imperio, por lo tanto van a curar nada, simplemente van a medicar, que quiere decir tapar el síntoma.

Le voy a enseñar un proyecto que he tenido en mi corazón y que he podido hacer y lo comparto con ustedes, con la idea de que ustedes tengan la idea de que si hay solución a la diabetes de forma natural y sin tanto medicamento y sin amputaciones y sin impotencia sexual y sin nada de los daños desastrosos que trae la diabetes que incluyen diálisis, problemas a los riñones, amputaciones y todo ese tipo de cosas.

 Por aquí les enseño unas fotos que las comparto con ustedes. Esto que usted ve aquí es una foto de la Cruz Roja en Coahuila. Coahuila es un estado de México, hacia el norte de México donde yo tuve la suerte hace algunos años, de que la licenciada Carolina Villano me invitó, era la esposa del gobernador en ese momento, hace unos años me invitó porque su esposo había leído mi libro El Poder del Metabolismo, el gobernador había adelgazado con él, y ellos tenían un serio problemas de diabetes en Coahuila.

Era tan y tan serio el problema que no se daban abasto con las sillas de rueda, porque tenían más de 300 amputaciones por mes y no tenía el gobierno suficientes fondos  para pagar las sillas de ruedas, por lo tanto habían personas que esperaban meses después de ser amputados para poder recibir una silla de ruedas. Me pidieron ayuda, yo no me pude negar, no cobré absolutamente nada, porque es mi misión ayudar y no hay satisfacción más grande en la vida que ayudar. Ellos si me hicieron la ayuda de pagarme el pasaje para ir hasta allá, llevar gente de la mía y empezamos a dar unos seminarios.

Entonces, establecimos una clínica de control de diabetes que todavía al día de hoy existe en Coahuila, esa clínica que está dentro de las facilidades de la Cruz Roja de Coahuila que es una Cruz Roja modelo, pues todavía están operando y todavía están salvando diabéticos por montones, todas las semanas están salvando diabéticos.

Por aquí le enseño otra vista de la Cruz Roja de Coahuila donde opera una clínica de control de diabetes al estilo de Diabetes Sin Problemas. Lo que se utiliza ahí en esa clínica es el sistema Diabetes Sin Problemas, con ese sistema estamos quitando insulina, medicamentos a todos los diabéticos que van.

 

Aquí tienen una vista de las enfermeras que nos ayudan en la clínica de diabetes, de Coahuila.

 

 

Ella es la licenciada Viridiana Martínez, quien tiene un Doctorado en Nutrición, es Consultora en Metabolismo y es la persona que dirige, ella es nutrióloga y es maestra de nutriología ella dirige la operación de la Clínica de Control de Diabetes de la Cruz Roja en Coahuila. Así mismo ha estado trabajando con la Universidad de Coahuila con un programa que nosotros también auspiciamos, con el tema de obesidad en niños, pero el que más nos interesa, mucho, mucho, mucho es el tema de diabetes, porque estas personas están siendo amputadas, se quedan ciegas, pierden los riñones, se les corta la vida.

Cuando un diabético entra al programa diabetes sin problemas en la Clínica de la Cruz Roja en Coahuila, a ese diabético se le empieza a educar semana tras semana para que aprenda a comer, aprenda a seleccionar sus alimentos de acuerdo a la dieta 3×1, más baja en alimentos tipo E, más alta en alimentos tipo A; y esos diabéticos cuando llegan a su meta, quiere decir que ya no usan medicamentos, que ya nos los van a amputar, que les regreso la calidad de sueño, que ya no necesitan medicamentos excesivos, que ya no tienen problemas con los riñones, se gradúan y se gradúan en una graduación muy bella.

Aquí usted ve al doctor Jorge Charbel de la Secretaría de Salud de Coahuila que nos ayuda, a la licenciada Viridiana y 2 diabéticos junto con una enfermera; hay 2 mujeres diabéticas que se están graduando. Cuando una persona se gradúa es porque ya cumplió con el estándar de lo que nosotros llamamos Diabético en Control Certificado.

Entonces, mi mensaje a ustedes y por eso quiero compartir eso con ustedes es, si usted tiene un ser querido con diabetes, con prediabetes, por favor no se crea todo lo que le están diciendo de la diabetes, no es culpa de los médicos, a los médicos les están enseñando esto desde la escuela de medicina porque el negocio de la farmacéutica no es curar, el negocio es que el médico detecte la enfermedad, le ponga nombre y medique, le pone nombre y médica, le pone nombre y médica.

Yo le recomiendo que usted lea el libro, “Diabetes sin Problemas”, es uno de los libros de mayor venta en México y muchos de los países; con este libro cualquier persona puede aprender a cuidar a su ser querido, comprarle en el supermercado, hacerle comida saludable, y lo único que usted va a observar, lo único que va a observar, es que si usted tiene un glucómetro y de hecho es irresponsable un diabético que no se este midiendo la glucosa. Yo no soy diabético pero yo mido mi glucosa, cualquier persona que realmente quiera a su ser querido con diabetes, va a leer este libro, va a conseguir un glucómetro y va a empezar a medir como esa glucosa se empieza a bajar.

Cuando la glucosa baja usted ya no necesita el medicamento. Los medicamentos, todos, tienen efectos secundarios. Los hombres diabéticos, más de la mitad se quedan impotentes, la gente no se muere de diabetes, se mueren del corazón, porque la diabetes mata el corazón. Usted puede salvar a un ser querido solamente con tener la información correcta de diabetes sin problemas y como usted ayudar a esa persona con la información correcta. Y mis amigos esto se los comento, porque en verdad… La verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo