Observe Cambios en el Cuerpo

Observar para saber. Hoy quiero hablarte de lo que sería la habilidad de nosotros para observar lo que está pasando con nuestros cuerpos para entonces saber qué cosas están funcionando y que cosas no están funcionando. Fíjense, hay un malentendido en cuanto que la gente piensa que el tema de bajar de peso es lo que es importante. Realmente bajar de peso no es importante. Lo que es importante es adelgazar. Adelgazar quiere decir que la grasa del cuerpo se reduce y cuando se reduce la grasa del cuerpo donde se va a notar principalmente es en la ropa. Déjenme decirles, la ropa no miente, tampoco perdona. La ropa es sin misericordia. Cuando la ropa nos queda apretada ya sabemos que estamos engordando y cuando nos queda cómoda sabemos que estamos adelgazando.

Una de las cosas que más trabajo nos da a nosotros, en el trabajo que hacemos trabajando con el metabolismo, con más de 30 mil personas por 14 años, ¡hay Dios mío!, es convencerlos que se olviden del condenado peso, que se concentren en la talla de ropa y en su nivel de energía que realmente es la verdadera cosa. Usted lo que quiere es adelgazar, pero para usted poder adelgazar y recobrar su metabolismo usted necesita observar. No observar lo que usted cree que está ahí, sino lo que realmente está ahí que está pasando con su cuerpo.

Entonces, ¿qué cosas hay que observar? Hay que observar qué efecto tiene cada alimento sobre nuestro cuerpo o cada sustancia para que usted pueda evitar las sustancias que le paran el metabolismo y pueda promover las sustancias que le mejoran el metabolismo. Vamos a hablar un momentito de cosas que usted puede observar, que usted puede observar sobre su cuerpo cuando usted está tratando de adelgazar. Este tema que vamos a hablar no es el tema de dietas. Las dietas no funcionan. ¡Repito! Las dietas no funcionan, a menos que usted trabaja con el metabolismo. La dieta no es otra cosa que el combustible del cuerpo, como decir la gasolina para un carro. El metabolismo es como el motor, es distinto. La gasolina y el motor no son iguales. La gasolina, que en el caso del cuerpo sería la comida, que es la dieta, es el combustible y el metabolismo es lo que el cuerpo hace con esos alimentos para convertirlos en energía.

Entonces, hay que observar. A la hora de adelgazar usted tiene que observar. Estamos hablando de ver lo que está pasando con su cuerpo. Y esto es cuestión de ponerse consiente de que este cuerpo es un organismo que está vivo y que todo lo que usted pone en el cuerpo tiene una reacción. Algunas cosas usted no va a notar la reacción, pero la buena noticia es que cuando hay una reacción negativa usted la puede notar. Usted la puede observar para que usted se dé cuenta que algo que está haciendo no le conduce a lograr su meta. Ejemplo, fíjese. En el libro El Poder del Metabolismo se les habla de sustancias enemigas. Hay ciertas sustancias que son enemigas del cuerpo, que tienden hacer daño. Por ejemplo una de ellas es el gluten. El gluten es una proteína que contiene el trigo. Que contiene el pan, la pizza, la harina, la galletita, todas esas harinas contienen una proteína que se llama gluten. Si es del trigo contiene gluten.

Hay muchos de nosotros, yo inclusive, Frank Suárez, que somos intolerantes al gluten. ¿Qué yo puedo observar cuando yo como gluten? Si yo como gluten lo que yo puedo observar es que mi cuerpo se hincha y es casi como si aumentara de peso. De hecho aumento de peso y la ropa me queda apretada y la correa casi no me la puedo cerrar después de comerme un pedazo de pan. No tarda más de una hora, hora y media, en lo que automáticamente me siento la ropa apretada después de haber comido un pedazo de pizza o un pedazo de pan. Así aprendí que mi cuerpo no tolera el gluten. ¿Cómo lo aprendí? Pues, hice la prueba. Observé que la ropa me apretaba, después, una hora y media después, dos horas de haber comido pan. Dije, déjame quitar el pan y ver si puedo adelgazar y empecé a adelgazar. Luego, déjame poner el pan para atrás, a ver qué efecto tiene. Puse pan para atrás y otra vez se repitió, me volvió a apretar la ropa. Quiere eso decir que ya descubrí que mi cuerpo es intolerante al gluten. ¿Cómo usted lo descubre? Haciendo la prueba. No tiene otra forma.

Se sabe también que la soya, o soja, pues nos las anuncian como que es una cosa muy saludable, pero la realidad es que la soya afecta la tiroides. Hay muchas personas que han observado que si usan soya o carne de soya o muchos suplementos de soya, pues entonces la tiroides se les afecta y se les pone el metabolismo lento. Hemos visto personas que solamente con retirar la soya de su dieta, porque tomaban leche de soya y otras cosas de soya, vieron que podían bajar. Hemos visto otras personas que pueden comer la soya y no tienen problemas, pero la clave es que usted pueda observar porque todos no somos iguales. Lo mismo pasa con el maíz. ¡Atención México! Yo no conozco ningún sitio en el planeta Tierra donde consuman más maíz que en México. De hecho, los mexicanos y los que hemos experimentado trabajando con mexicanos vemos que están llenos de hongo cándida y es que pasa que el maíz es muy alto en fructuosa y el maíz inclusive le da un hongo, que allá en México se los comen, no me acuerdo de nombre porque es dificilito, pero la realidad es que pocas cosas producen tanto hongo como el maíz.

Usted puede observar si acaso resulta que su cuerpo es intolerante al maíz. ¿Cómo lo observa? Ya mismito vamos a llegar ahí. Ahora, hay personas por ejemplo que van a ver distintas reacciones a esto, pero lo importante es que si usted observa, usted observe qué le está pasando al cuerpo. Ejemplo. Cuando usted come algo que su cuerpo no quiere o que su cuerpo no tolera van a pasar varias cosas. El cuerpo le va a dar una señal. Una de las señales es que usted empieza a sentir que hay mucosidad. La mucosidad, que es que empieza a sentir las fosas nasales llenas de mucosa, sabe que algo el cuerpo está rechazando. Hay veces que usted puede comer algunos de estos alimentos, sobre todo el maíz o el gluten, y va a empezar a tener una mucosidad y eso le refleja. Cuando usted resienta algo en el cuerpo pregúntese ¿Qué yo comí que está causando esto? Y entonces usted puede empezar a hacer una prueba donde usted elimina eso de su dieta, ve que desaparece, vuélvalo a poner de nuevo, ve que reaparece y ya usted sabe que eso es y entonces usted puede evitar todo lo que a su cuerpo le molesta.

El cuerpo es su propia entidad y va a reaccionar a ciertas cosas. Una de las cosas que reacciona es los gases. Por ejemplo, hay alimentos que cuando usted lo ingiere no se digieren bien. Como no se digieren bien se forman gases y cuando usted pega a repetirlo. Eso significa que no se está digiriendo. Si su cuerpo no digiere bien ciertos alimentos, es porque es intolerante, no lo puede manejar y ese mismo alimento le va a parar el metabolismo. Hay otros por ejemplo, estos gases también se pueden reflejar como flatulencia porque puede que la reacción ocurre en el intestino y no en el estómago. Si usted siente que está teniendo flatulencia pregúntese ¿Qué me lo está causando? Y empiece a eliminar alimentos selectivamente.

Los alimentos que más reacciones causan son – gluten, soya, maíz, ¡pero hay otros también! Por ejemplo, hay personas que son intolerantes a la carne de cerdo. Otros, como yo, podemos comer carne de cerdo sin ningún problema, pero mi esposa por ejemplo si come carne de cerdo se me enferma. O sea que todos no somos iguales y la clave es que nosotros podamos observar. Hay alimentos, por ejemplo, que le van a dar acidez, que usted va a sentir que usted los come y al rato tiene acidez, como que le cayó mal. Usted puede empezar a probar a eliminar y los pone para atrás otra vez hasta que usted descubra cuales son los alimentos que su cuerpo acepta. El punto es que si usted observa, usted controla y si usted no observa, el alimento lo controla a usted. Así que a la hora de adelgazar, a la hora de recobrar el metabolismo, a la hora de adelgazar uno tiene que observar. Y esto se lo hablamos porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo