¿Por qué no contar calorías?


“Quiero decirles que mi historia con esto es bastante intensa, porque cuando yo estaba bien obeso, porque yo me metí en esto porque estaba obeso, había tratado todas las dietas, incluyendo la dieta de contar calorías y baje de peso y rebote, después hice otra dieta, que era otra dieta de pasar hambre y baje de peso y rebote. Y después hice muchas dietas y en todas las dietas bajaba y rebotaba, así que el problema no era bajar, el problema era cómo mantenerme y siempre que rebotaba, rebotaba más arriba que lo que había bajado, por lo tanto era como una calle sin salida”.

Entonces, ¿Por qué es que he estado recomendando por tantos años no cuentes calorías?, es por lo siguientes, quiero que usted entienda que hay detrás, fíjese. Hay 2 teorías básicas principales sobre el tema de la nutrición y del metabolismo. La teoría común es la teoría calórica  y hay otra teoría, antes que le explique la otra teoría vamos a explicarle esta primero para hacérselo más sencillo.

La teoría calórica, es la teoría de las calorías, asume que el cuerpo humano es un sistema cerrado y que calorías que entran, que es energía, porque las calorías son energía, energía que entra menos energía que se gasta es igual a lo que sobra. Cuando uno dice entraron tantas calorías, en la teoría calórica usted dice: “Se consumió 2000 calorías, gastó para vivir o lo que sea 1200, ¡Ah!, pues le sobran 800”. Esta teoría trata al cuerpo humano como si el cuerpo humano fuera un sistema cerrado, pero la realidad es que el cuerpo humano no es un sistema cerrado, porque el cuerpo humano inclusive cuando usted está parado sin hacer nada o sentado sin hacer nada, el cuerpo está perdiendo energía, está perdiendo calor, porque ese calor emana del cuerpo.

El cuerpo no es una caldera, la teoría de las calorías de hecho nació de la ciencia ferroviaria; en la ciencia de ferrocarril y así es la historia de las calorías, pues si usted pone aquí carbón, los primeros trenes corrían con carbón, ponía carbón, a ese carbón le ponía fuego, fuego y ese carbón empezaba a calentar y crear energía y esa energía calentaba un agua, el agua creaba vapor y el vapor movía la turbina. Se dieron cuenta los que estaban trabajando con la maquinaria, que mientras más carbón pusieran y más quemaran, pues más rápido corría la máquina, pero también se dieron cuenta que si le echaban demasiado carbón, pues entonces no lo quemaba bien.

Entonces de ahí salió la teoría y se la aplicaron al cuerpo humano, en donde dijeron, ¿Usted está gordo? ¡Ah, usted está gordo porque usted come mucho!, está echando más carbón de la cuenta a su caldera, por lo tanto le sobra; lo que eso no explica es ¿Por qué hay tantos flacos condenados?, que yo les llamo así cariñosamente, así como a Jorge (camarografo y director creativo). Jorge es uno de esos flacos condenados, de esos que todos ustedes conocen, que comen lo que les dé la gana, pizza, Coca Cola, dulces, chocolates y siempre se les ve las costillas. Sin embargo hay muchos de nosotros que tenemos un metabolismo lento y los que tenemos un metabolismo lento parece que engordamos hasta de mirar la comida. Quiere eso decir que ahí la teoría se cayó, porque yo tengo un metabolismo lento y como menos que Jorge, porque si usted viera a Jorge sentarse con un plato gigante frente a mí y comerse todo eso y quedarse como si nada y yo no puedo hacer eso, porque mi cuerpo tiene un metabolismo lento.  Entonces, esta teoría ha fallado en dar resultados, llevamos 60 años contando calorías y en esos 60 años todo el mundo está más gordo y más obeso en todo el planeta. Así que si es verdad que por el fruto se conoce el árbol, esta teoría no ha dado resultados.

Ahora, hay otra teoría distinta que es con la que yo trabajo, que es la teoría que realmente le llaman endocrina. La teoría endocrina, hay que explicar, “endo” quiere decir adentro y endocrino tiene que ver con las hormonas que se crean dentro del cuerpo. Cuando usted va al médico endocrino, el endocrinólogo, pues está hablando de un médico especialista en hormonas. La teoría endocrina calcula que el cuerpo humano no es un sistema cerrado, es un sistema interactivo, es un sistema conectado con todos sus sistemas, principalmente con 3 sistemas, hay 3 sistemas que dominan el metabolismo.

El primero es el digestivo, ¡Usted no va a ser lo que usted come!, como dicen por ahí, ¡No usted es lo que usted come!, ¡No!, usted no es lo que usted coma, usted es lo que usted absorba, porque usted puede comer muy bien pero su cuerpo no lo absorbe y nada va a pasar, así que la teoría endocrina toma el sistema digestivo en la parte que se absorbe, usted consume carbohidratos refinados, los carbohidratos refinados que es lo que nosotros llamamos alimentos tipo E, que son los alimentos que engordan. Pan, pasta, harina, arroz, plátano, papa, tubérculos, cereales, azúcar, dulces, chocolates, leches, jugos de frutas, refrescos azucarados, todo ese alimento se convierte en glucosa y la glucosa obliga a la insulina.

Pues pasa que cuando usted consume de esos, pues usted está en el sistema digestivo, está absorbiendo algo que va a impactar el sistema hormonal, porque ahora paso del digestivo al hormonal, porque en el momento que usted comió carbohidratos, pan, harina, lo que sea, ¿en que lo convirtió?, en glucosa y esa glucosa lo obliga al páncreas a producir insulina y si es demasiada la insulina que se produce, ahora el cuerpo hace cortisol. Y si usted está pasando estrés, el cuerpo hace adrenalina y todo eso va afectar el sistema, porque ahora no solamente estamos mirando lo digestivo, estamos mirando también lo hormonal.

Hay un tercer sistema que la teoría endocrina toma en consideración. Fíjese que la teoría calórica lo único que considera es lo digestivo, más nada, no considera más nada, como si el cuerpo solamente fuera lo que uno come, ¡Pues no! Esta teoría endocrina que abarca el metabolismo trabaja lo endocrino, trabaja lo hormonal y por último trabaja el sistema más importante que es el nervioso, el sistema nervioso es el que controla el metabolismo, o sea el sistema nervioso que si es pasivo, que si es excitado, eso controla el metabolismo. Nada se mueve en el cuerpo si el sistema nervioso no le da una orden, si el sistema nervioso no le dice a su corazón, contrae, contrae, contrae y contrae, el corazón deja de latir y usted se muere.

Así que básicamente la teoría endocrina que es la que abarca el metabolismo, lleva los tres sistemas principales que tienen que ver con la creación de energía. Por eso una persona haciendo la dieta 3×1, que es una dieta hormonal, nosotros le llamamos 3×1, porque lleva ¾ partes de alimentos tipo A, que son los que adelgazan, porque producen poca insulina y poca glucosa y llevan ¼ parte de alimentos tipo E que son los que engordan, porque producen poca glucosa y poca insulina. Aquí estamos impactando la parte hormonal y sabemos que si la persona tiene un sistema nervioso excitado, pues esta parte de alimentos tipo A, pues no pueden ser carnes rojas, ni puede ser muy grasosa, porque entonces va afectar la parte hormonal, porque el sistema nervioso tiene influencia sobre esto.

Entonces, básicamente cuando ya trabajamos con la verdad del asunto, de que esto produce resultado, cualquier persona que haga la dieta 3×1 y que haga lo correcto como se explica en el libro El Poder del Metabolismo, Diabetes sin Problemas o en los episodios de MetabolismoTV, hidrata el cuerpo, definitivamente que va a adelgazar. Lo peor que puede pasar es que mejore, porque es imposible que empeore haciendo lo correcto. Así que, ¡Olvídese de las calorías! Yo he pasado muchos años, ya no tengo que ni discutir el tema, porque inclusive hoy en día tengo muchos médicos y nutricionistas que finalmente han adoptado el metabolismo porque han visto que produce resultados, ellos no tienen resultados, el metabolismo tiene resultados y tiene resultados porque está basado en la verdad. Y eso se los comento, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo