Problemas con la tiroides que no se reflejan en las prueba de laboratorio

Muchas veces me preguntan y me dicen “Oye Fran”, y esto lo digo todo el día, “Fran, es que mi médico dice que mis pruebas de laboratorio están bien, que yo estoy bien. Que no tengo ningún problema. Sin embargo estoy gorda, me deprimo, se me cae el pelo, no duermo bien y ciertamente no puedo bajar de peso.” Déjeme decirle que las pruebas de laboratorio para la tiroides son notablemente defectuosas. Esto no lo dice Frank Suarez, esto lo dicen médicos prestigiosos americanos, inclusive maestros en endocrinología, que es la ciencia de las hormonas, el especialidad de la medicina de las hormonas, gente como el doctor Dennis Wilson, como el doctor Broda Barnes, tienen libros famosos, libros best-seller escritos sobre el tema. Las pruebas de laboratorio para la tiroides muchas veces dan, o la mitad de los casos según aseveran y por lo que yo he visto en mi propia práctica, la mitad de los casos dan lo que llaman un falso negativo.

Falso negativo quiere decir que la prueba dice que usted está totalmente bien, bendito sea el Señor. Si usted está tan bien y las hormonas todas salen bien en el papel que da el laboratorio, ¿por qué se siente usted tan mal? ¿Por qué está tan débil? ¿Por qué está tan cansada? ¿Por qué está tan deprimida? ¿Por qué se le cae el pelo cuando se peina? ¿Por qué está engordando? ¿Por qué no puede dormir? ¿Por qué tiene la piel reseca? ¿Por qué padece de estreñimiento? Todos esos son manifestaciones de hipotiroidismo. No importa lo que diga la condenada prueba si usted tiene todas esas manifestaciones, todos esos síntomas, significa que algo anda mal con su cuerpo. Entonces, ¿a quién le va a creer, al papel o a usted? Entonces, la prueba de laboratorio sirve como indicador, pero lo que más detecta y le deja saber si su tiroides está afectado o no es la temperatura del cuerpo.

Vamos a explicar un poquitito de este tema de las hormonas para aquellos de ustedes que le han dado un examen de laboratorio y no lo pueden entender. Hay tres hormonas que son las hormonas que se detectan principalmente en las pruebas de laboratorio de la tiroides. La primera es la TSH. TSH es un término en inglés que quiere decir “thyroid-stimulating hormone”. O sea hormona que estimula la tiroides. Esta es una hormona que se produce en el cerebellum y le da un mensaje, un grito, a la tiroides pidiéndole “¡Dame más hormonas! Por eso yo le llamo la hormona del grito. Porque esta hormona lo que hace es que le grita a la tiroides, dice “¡Dame más hormonas! ¡Dame más energía!” Porque la energía del cuerpo viene a través de las hormonas de la tiroides. Así que cuando el doctor le dice la TSH está alta, lo que le está diciendo es que la tiroides está produciendo muy poca hormona o que la hormona que está produciendo la tiroides no está logrando entrar a las células, por lo cual las células están sin energía y por eso, el cuerpo que no está loco produce más TSH porque está pidiendo, porque sus células le están pidiendo más energía y no la tienen. Por lo tanto el cerebro responde produciendo más TSH, que es el grito, diciendo la tiroides “¡Dame hormonas! ¡Dame hormonas que necesito energía!”.

La próxima hormona es la hormona T4, que es una hormona de almacén. En otras palabras es una hormona que almacena la tiroxina, esta T4 no le hace a usted adelgazar. Esta hormona es una hormona de almacenamiento. En otras palabras, que si usted tiene la T4 alta,va a estar bien gorda, o bien gordo, o sin energía, o deprimido, porque la T4 es una hormona para almacenar. Es una hormona que luego se convierte a través de una enzima que se llama diodinase y se convierte de T4 a T3. Y la T3 es la hormona de la acción, esa es la que le calienta el cuerpo, esa es la que le da energía, esa es la que le hace que se le deje de caer el pelo, esa es la que le quita la depresión y esa es la que le ayuda adelgazar. O sea que si usted entiende esto cuando usted ve el examen de laboratorio usted puede entender que si su TSH está muy alto significa que significa, que las células no tienen suficiente de la T3. Y entonces el cuerpo está pidiendo a gritos que le produzca más T4 para de ahí convertirla a T3.

El problema de muchas de las personas que están sobrepeso es que tienen un problema de conversión, o sea que no convierten bien de T4 a T3. Es un problema de conversión que se explica en el libro “El Poder del Metabolismo”. Hay ciertos minerales, ciertos ingredientes esenciales que el cuerpo necesita, como el zinc, como el selenio y demás, que si al cuerpo le falta aunque sea un poquito no la puede convertir. Y al no poderla convertir usted puede tener muy bien los niveles de T4 y no va a adelgazar. Y se va a sentir deprimida y se le cae el pelo y duerme mal y tiene estreñimiento todas las otras manifestaciones nefastas que tiene esta condición que se llama hipotiroidismo.

Ahora, todas estas condiciones, usted no puede creerle a un examen de laboratorio si usted siente todos los síntomas. La forma segura de usted saber si su tiroides está funcionando bien o mal es tomarse la temperatura. La temperatura del cuerpo tiene que ser 98.6 Fahrenheit. Esa es la temperatura de los cuerpos humanos, eso puede subir un poquitito, una décima, o bajar una décima. Digamos que eso puede ser 98.2, 98.0, cuando llega a 99, 99 y algo, ya le llaman fiebre, no puede variar mucho. Si está midiendo usted en centígrados entonces es 37.0 centígrados. Esa es la temperatura normal si eso varía por 3 o 4 décimas, no hay problemas. Y de hecho es normal que varía durante el día, pero mucha gente cuando ya llegan a tener el 35.5 ya está en una crisis. 36.5 ya empezó el problema. Y acá cuando llega a 97.8 ya tiene una crisis. O sea que lo que les quiero decir es usted lee el libro “El Poder del Metabolismo”, usted se puede medir la temperatura con un termómetro, no le cuesta nada, el termómetro vale 3 o 4 dólares, usted lleva un record de eso y usted sabe si su tiroides está bien o mal.

No tiene usted que necesariamente creerle a una prueba de laboratorio porque esta hormona se produce, pero esa hormona donde está activa no es en la sangre donde la miden. Donde esa hormona está activa es en las células. Así que medirla en la sangre es como tratar de decir bueno, estoy midiendo aquí lo que hay en el agua de este rio y a base de lo que hay en el agua de este rio, que sería la sangre, voy a saber qué es lo que está pasando en el agua allá arriba. Eso no es así. Así que básicamente la prueba de tiroides no es fehaciente, no es exacta. Le puede servir como indicador, pero la temperatura sí que no falla. Si su cuerpo está muy frio, si su cuerpo está dando 36.5 o 97.8 usted sabe que tiene problemas de la tiroides. Y tiene problema de metabolismo lento. Y si tiene problema de metabolismo lento va a tener problemas con la obesidad. ¿Y sabe qué? La verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo