¿Qué es peor para la presión? ¿La sal o el azúcar?

Quiero hablarles de una pregunta que me hacen a menudo y quiero contestarla y que ustedes lo sepan; realmente saber qué es peor para la presión alta, para la hipertensión es la sal o es el azúcar.

A todos nosotros nos han condicionado a través de muchísimos, muchísimos años a pensar que definitivamente la sal es lo peor, por que cuando usted va al médico lo primero que le va a decir si usted tiene hipertensión o presión alta le llaman el asesino silencioso y le llaman el asesino silencioso porque es algo que logra que el músculo del corazón se rajey cuando el músculo del corazón se raja por la misma presión pues le viene un ataque al corazón, le viene el infarto; o sea que básicamente la alta presión le llaman el asesino silencioso por esa razón porque es algo que no avisa.

El asesino silencioso o sea que cuando una persona tiene alta presión ya está en riesgo, de hecho uno de los medicamentos más utilizados son los medicamentos para la presión porque hay muchas personas que tienen alta presión y hay distintas razones para subir la presión, una de ellas es que la persona esté bien sobrepeso. Cuando la persona está bien sobrepeso pues va a subir la presión por razones obvias primero que al haber tanta grasa los conductos para pasar la sangre a las arterias se reducen, cuando se reducen por el exceso de grasa entonces el corazón tiene que bombear más duro para que llegue a la sangre y llegue el oxígeno así que eso sube la presión pero para colmo las personas que tienen mucho sobrepeso van a tener mucha presión, tendencia porque hay personas que tienen sobrepeso y no tienen alta presión porque la grasa produce una sustancia inflamatoria que se llama, adenosina que son inflamatorias y que suben la presión.Hay una de ella que se llama vasopresin; vasopresin es una sustancia es una hormona que produce la grasa que presiona los vasos sanguíneos o sea hace lo mismo que dice el nombre que presiona los vasos sanguíneos y cuando presiona los vasos sanguíneos los hace más angostos y obliga a subir la presión así que la grasa como tal sube la presión.

Ahora, la pregunta sigue estando vigente. ¿Qué es más dañino para la presión la sal o el azúcar? Pues fíjense, nos han vendido por muchos años la idea de que el problema es la sal, es verdad, o sea el sodio; es verdad que la sal sube la presión. La sal sube la presión porque la sal retiene líquido y si retiene líquido al haber más líquido en el sistema pues entonces hay más presión dentro del sistema cardiovascular y eso sube la presión.

Ahora, no ha habido ni un solo estudio que pueda demostrar que la sal causa ataques al corazón, ni uno solo de hecho ha habido estudios para lo contrario; estudios clínicos que han demostrado y lo hemos hablado aquí en MetabolismoTV que han demostrado que la dieta baja en sal produce más ataques al corazón que la dieta alta en sal; así que el tema de la sal es verdad que puede subir la presión pero la falta de sal también causa ataques al corazón ¿Por qué la sal daña el corazón? Porque las células afuera tienen sal, sodio y adentro tiene potasio. La energía de la célula depende de la diferencia eléctrica entre la sal y el potasio, si la persona esta bajita de sal pues va a tener problemas de energía, si está demasiado alta de sal y falta de potasio pues va a tener problemas de energía así que tanto el exceso de sal y la falta de potasio como el exceso de potasio y la falta de sal los dos causan ataque al corazón.

Ahora, la sal definitivamente sube la presión pero hay una cosa aquí que esta escondida y es que el azúcar y cuando digo azúcar estoy hablando de la glucosa, no solamente la azúcar refinada sino estamos hablando del pan, de la harina y demás que se vuelve azúcar, se vuelve glucosa en la sangre; el azúcar sube más la presión que sal. Hay personas bien delgadas que realmente no tienen obesidad y sin embargo tienen alta presión y muchos de ellos es porque tienen los niveles de glucosa de la azúcar demasiado alta o comen demasiada azúcar.

¿Cómo es que la azúcar sube la presión? Cuando usted come azúcar el azúcar obliga al páncreas a producir insulina. La insulina es una hormona que hace distintas cosas, ayuda a bajar la azúcar de la sangre pero la insulina también le da una señal a los riñones. Los riñones, cada uno de nosotros tenemos dos riñones son los que controlan la presióny controlan la cantidad de líquido que hay en el sistema. Cuando hay mucha insulina la insulina le da una señal a los riñones y les dice a los riñones retengan la sal, retengan el sodio, o sea que cuando usted se da una artera de algo dulce de dulce de chocolate, de mucho pan de harina de arroz va a subir la glucosa y va a ver mucha insulina y como la insulina le obliga a los riñones a retener el sodio, ahora, ese sodio va a subir la presión. Pero ¿Va a subir la presión por qué? porque tenia exceso de insulina eso le explica porque hay personas bien delgadas que tienen alta presión, no tienen obesidad pero tienen alta presión.

Así que ¿cuál de los dos es más dañino? Yo le diría que definitivamente el más dañino de todos es el azúcar más que la misma sal porque si usted come sal y se ocupa de comer vegetales y ensaladas y tener potasio disponible. La sal y el potasio se balancean y usted no tiene problemas de alta presión yo tengo cientos y cientos de personas que van al sistema NaturalSlim en distintos países, en Puerto Rico, en Estados Unidos, en México, en Costa Rica, en Panamá; que nos llegan con alta presión y nosotros lo único que hacemos es suplementarlos con potasio; cuando los suplementamos con potasio y empiezan a comer menos carbohidrato y menos azúcar automáticamente la presión se va a normar y le tienen que quitar todos los medicamentos.

Así que la sal sube la presión es verdad pero el que le sube la presión de forma escondida y le daña el corazón como tal verdaderamente es la azúcar; así que entre sal y azúcar cuídese de la azúcar y la sal solamente asegúrese de comer suficientes vegetales y que haya suficiente potasio en su dieta para que entonces la sal este balanceada. Y esto se los comento porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo