Que la fuerza lo acompañe


Hoy quiero hablarte de la importancia de ¡Que la fuerza lo acompañe! Desde hace muchos años estamos hablando del tema de ¿Cómo mejorar el metabolismo? Quiero que puedas captar la importancia de este tema, en términos de evitar enfermedades y demás, tiene que ver con la fuerza, pero necesitas que la fuerza te acompañe.

En mi práctica, más de 20 años he estado viendo cientos de miles de personas que hemos ayudado a mejorar toda condición de salud, cuando una persona nos llega a uno de los centros donde tenemos práctica, la persona viene con problemas, viene con una lista de problemas: alta presión, altos triglicéridos, alto colesterol, insomnio, problemas de la tiroides, estreñimiento, infecciones, alergia, la lista es interminable, muchas veces gente joven pero con una serie de síntomas y problemas y están entonces tomando medicamentos para esto, medicamentos para lo otro, medicamentos para aquello, medicamentos, medicamentos, medicamentos, medicamentos, medicamentos, medicamentos.

He visto personas que nos han llegado hasta con 17 medicamentos, ese es el máximo que he visto, 17 distintos. Pero observo que son gente joven, joven son 30 y pico años de edad, es una persona bien joven, yo tengo 68, y tiene todo ese montón de síntomas y esas enfermedades y esos diagnósticos que le han dado de cuanta cosa hay: Esclerosis múltiple, lupus, artritis, inclusive gente joven y tomando toda una cantidad tremenda de medicamento.

Invariablemente cuando a esa persona se le enseña a trabajar con su metabolismo, sabemos que el metabolismo ocurre dentro de las células, allá está esa parte que se llama la mitocondria, ahí cuando hay una buena generación de energía se produce una sustancia que se llama ATP, ATP quiere decir trifosfato de adenosina, en inglés le llama ATP, ATP esta es la energía del cuerpo. En verdad lo que hace el metabolismo es que produce la energía del cuerpo, pero esa energía es vital para que pueda haber salud. Si falta la energía, el cuerpo no se puede defender de los virus, de los parásitos, de los hongos, de las bacterias.

Todos virus, parásitos, hongos, todos son parásitos oportunistas, ninguno de ellos puede progresar en tu cuerpo, ni causarte síntomas, ni obligarte a usar medicamentos a menos que tú hayas descuidado del metabolismo. Claro, si tu consumes exceso de carbohidratos: pan, harina, arroz, papa, dulce, chocolate, exceso de carbohidratos refinados, no tomas agua, no duermes bien, no tienes energía tampoco para hacer ejercicio, pues tu metabolismo se empieza a debilitar y cuando se debilita falla la energía, cuando falla la energía ahora el cuerpo, el hígado no puede desintoxicar, porque le falló la energía, ahora el sistema inmune que reside más que nada en el intestino ¡Falla!, que es el que te defiende, es el que hace los glóbulos blancos, lo que te defiende de todos esos parásitos. Ahora el sistema linfático que es el de sacar la basura se tranca, no hay salida para la basura, ahora como no tomas agua, pues hay bajo oxígeno, con hay bajo oxígeno tienes acidez, como tienes acidez hay menos oxígeno, hay menos metabolismo, menos defensa y no tiene fuerza, y como no tiene fuerza todos estos parásitos, virus, bacterias hongos hacen fiesta; hacen fiesta porque ellos solamente atacan el cuerpo cuando el cuerpo está débil.

Mi práctica me ha enseñado después de cientos de miles de personas que cuando uno repara el metabolismo empieza a tomar agua, se quita de las adicciones a los carbohidratos y empieza hacer lo que es correcto, automáticamente aumenta la energía, cuando aumenta la energía ya los virus, parásitos, bacterias y hongos empiezan a desaparecer. No vale la pena seguir yendo al médico a manejar síntoma, síntoma, síntoma, síntoma, síntoma, síntoma, síntoma, síntoma, porque todos estos problemas al tu taparlos con un medicamento ¡No estás resolviendo el problema! Esto es como decir que hay un fuego aquí y se prende la alarma de fuego. Todos podemos ir juntos a apagar la alarma de fuego, le quitamos el ruido, le quitamos la campana, pero eso no significa que se apagó el fuego.

Así que básicamente manejar los síntomas o poner medicamentos para ocultar los síntomas, no hacemos nada. Aquí lo que hay que hacer es aumentar la fuerza del metabolismo, y al aumentar la fuerza del metabolismo haciendo lo que es correcto, déjame decirte, todos los síntomas se van, no necesitas un medicamento y puedes ser saludable. Así que básicamente mi recomendación es como decían en Star Wars, en La Guerra de las Galaxias. ¡Que la fuerza te acompañe!, me refiero a la ¡Fuerza del Metabolismo! Y esto se los comento, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo