¿Quién tiene el virus herpes?


Quiero hablarles hoy del virus más común que existe, que ataca a todo el mundo por ahí, unas veces a unos, otras veces a otros pero una que otra vez en la vida a usted le va atacar el herpes. Es un virus, que es de los virus más comunes, la medicina no tiene absolutamente nada que pueda hacer para pararlo y quiero explicarles ¿Qué usted puede hacer para usted pararlo?, porque ¡Sí!!!! hay una forma de parar ese virus para que no le ataque.

Se estima, la medicina dice que hay 8 clases de virus herpes, ¡8 clases!!!; ahora los dos principales que son los que más atacan a la población se llaman el herpes 1, que es el herpes labial, ese ataca mucho el área de la boca, los labios y demás y luego está el herpes 2 que es el herpes genital. Hay otros tipos, porque hay personas que tienen herpes anal y herpes en otras partes del cuerpo, pero este es como los más comunes.

Con lo que nosotros sabemos del cuerpo en relación al metabolismo, pues sabemos que en realidad el cuerpo tiene un sistema inmune, el sistema inmune es un sistema de defensa, tengo que decirles que la ciencia, la ciencia moderna no tiene ninguna solución ni para el 1, ni para el 2, ni para el 3, ni para el 4, ni para el 5, ni para el 6, ni para el 7, ni para el 8, ni para ningún virus, la ciencia moderna no tiene solución para ninguno de los virus; de hecho la ciencia moderna tiene los antibióticos que son efectivos contra las bacterias, pero un virus es mínimo 200 veces más pequeño que una bacteria. Los virus tiene la cualidad que son eternos. Por ejemplo cuando abrieron en Egipto la tumba del Faraón Tutankamón, cuando abrieron eso, ahí ya estaba el herpes de hace 15 mil años, se activó con la humedad y demás, llevaba 15 mil años tranquilamente durmiendo ahí; o sea que los virus son eternos, no se mueren, basta que se presenten las condiciones.

Ahora, los virus por sus características son parásitos oportunistas, un parásito oportunista es que está esperando la oportunidad. ¿Cuándo es que un virus ataca al cuerpo?, solamente cuando el cuerpo pierde energía, cuando el cuerpo se debilita, o sea los virus son parásitos oportunistas, solamente atacan al cuerpo humano cuando baja la energía y el cuerpo se debilita. De hecho lo que más afecta un cuerpo de todo es el estrés, pero el estrés puede tener muchas fuentes, usted puede tener estrés de relaciones tóxicas, estrés de radiación, estrés de un accidente, estrés de pérdidas emocionales, estrés de mala calidad de sueño, usted puede tener muchas formas de estrés, inclusive puede tener un estrés, el que nosotros le llamamos estrés nutricional, que es consumir alimentos agresores.

Cuando usted tiene un alimento agresor que está consumiendo y no lo sabe, pues la única forma de usted averiguar si tiene un alimento y lo está consumiendo y es agresor, es medirse con un glucómetro. Hay unos episodios que tengo en MetabolismoTV que se llaman “Alimentos agresores”. Si usted aprende a buscar eso, usted va aprender a detectar su propio alimento agresor con la ayuda de un glucómetro, uno de los descubrimientos más importantes que he hecho; de hecho he visto personas que les puede parar una inflamación de la próstata, he visto personas que un tumor canceroso se empezó a reducir, tan pronto encontró sus alimentos agresores que estaban causando un estrés severo y la persona no lo sabía porque no se medía la glucosa.

Entonces, sea lo que sea en principio, el herpes es un virus, la Organización Mundial de la Salud dice en un estudio que hicieron que el 67% de la población, según estudios que habían hecho, tienen herpes, contiene herpes en su cuerpo. Yo quiero decirles que la Organización Mundial de la Salud está equivocada, está equivocada porque las capacidades analíticas, científicas que tienen para encontrar un virus súper microscópico, 200 veces más pequeño que una bacteria dentro de un cuerpo tan grande, o sea muchas veces no se expresa ni en la sangre, es como ¿Quién iba a encontrar el virus herpes que estaba en la momia Tutankamón de hace 15 mil años?, nadie lo iba a encontrar.

Entonces básicamente está equivocada la Organización Mundial de la Salud, le garantizo a usted que el 100% de todos los humanos tienen herpes, solo que está durmiendo allí adentro, esperando que se presente la oportunidad, porque los virus son oportunistas, son parásitos oportunista. Entonces, todo el mundo tiene herpes y el herpes le va a reventar siempre que usted tenga estrés, mucho estrés de cualquier situación, le va reventar, porque le reduce las defensas, le reduce el sistema inmune, le baja la energía y eso representa una oportunidad para un parásito como el virus herpes. ¡Todo el mundo lo tiene!

Ahora les tengo una confesión, por aquí voy, fíjense, voy aquí a enseñarles algo, fíjese. Yo soy investigador, me apasiona buscar la verdad, pero a veces cometo mis errores también. Hace poco estaba experimentando un cierto estrés, les voy a decir ahora lo que era y a mí me salió, esto que usted ve aquí es herpes, me salió por esta área sobre el labio superior, me reventó. Como yo no puedo evitar saber lo que se, pues yo mismo me pregunté: “Frank ¿Qué tú estás haciendo, que no deberías hacer?”. Ya yo deje de buscar culpa en otros, ya yo sé que todo lo que pasa en mí, siempre soy yo, es una realización que tuve, porque cuando me ponía a escarbar detrás de algo que me estaba pasando, siempre me encontraba a mí mismo, así que ya deje de culpar a los otros, siempre busco a ver ¿Qué yo hice?, ¿Qué responsabilidad yo tengo en el asunto?.

Pues me di cuenta que me encontré con una situación donde yo sabía, cuando me medí mi glucosa, yo sabía que el cerdo, a mí, me dispara la glucosa; quiere decir que el cerdo que era mi carne favorita, la tocineta, el cerdo, el cochino como dicen en algunos países, es mi carne favorita, pero esa carne, cuando me revisé con el glucómetro, vi que me dispara la glucosa, por lo tanto tuve que dejar de comer cerdo ¡Con dolor en el alma!, porque no me quería hacer daño.

Hace poco me regalaron un chorizo, un chorizo español espectacular y yo tenía esa tentación ahí todos los días de ese chorizo, como buen pasivo, que somos carnívoros, llegaba todos los días a casa y decía: “¡Ay Elizabeth!, dame unos cantitos con un poquito de queso, de eso no va pasar nada” y empecé; pasa que para el cuarto día de yo comerme mis choricitos, todos los días, me reventó y ahí me dije: “Oye Frank, ¿Sabes qué? ¡La verdad siempre triunfa! Así que nada, se los admito y les advierto que cualquiera de ustedes que le reviente un herpes, usted lo causó. Busque sus alimentos agresores, evite el estrés y no va tener que tener este problema. Y eso se los comento, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo