Reflujo, Depresión y La Tiroides

Quiero contestarle acá a una amiga que nos escribe, no voy a decir su nombre completo, pero se llama Teresa y dice: “tengo 30 años y soy hipotiroidea, diagnosticada hace 5 años pero creo que soy desde los 20, contrario a lo que es su blog”. Está hablando de Metabolismo TV, “siempre he sido una chica muy delgada pero con problemas de obeso, hace 2 meses me operaron de reflujo y bajé 39 kilogramos, 39 kilogramos son 85 libras. Esto sirvió para darnos cuenta de que además tengo piedras en la vesícula, todo esto aunado a la depresión por bajar tanto de peso a ocasionado un descontrol de mi tiroides pues por la cirugía de reflujo no puedo comer mucho y por las piedras en la vesícula pues menos. Así es que escribo para preguntar sobre este tema”.

Así que ella quiere saber porque se le tiene que operar de la vesícula, entonces vamos a dividir esto en sus partes para poder ayudar aquí a esta amiga. La situación con el hipotiroidismo por ejemplo hay personas delgadas y hay personas gorditas. Hay personas delgadas que naturalmente tienen su tiroides, la tiroides podría decirse que es como si fuera el pedal acelerador del cuerpo y también es el termostato del cuerpo porque también controla la temperatura del cuerpo, así que la tiroides controla la velocidad del metabolismo y también controla la temperatura del cuerpo. Así que es como si fuera el pedal acelerador y también fuera el termostato que controla la temperatura del cuerpo.

Ahora, en una persona que tiene un cuerpo delgado pues la persona puede pasar muchos años con su tiroides sin darse cuenta de que esa tiroides está acelerada. La persona está acelerada, como la tiroides está más rápido de la cuenta pues como la tiroides está muy acelerada. La tiroides lo que hace es que cataboliza. Catabolizar es destruir. Las hormonas que produce la tiroides son catabólicas o sea hormonas que rompen por ejemplo están las hormonas anabólicas que son las que construyen y están las hormonas catabólicas que son las que rompen. Las hormonas de la tiroides son catabólicas o sea que cuando una persona por ejemplo tiene la tiroides demasiado acelerada, al tenerla demasiado acelerada pues se va a poner bien delgado y se va a poner bien delgado porque el cuerpo pega a romper todo y rompe los músculos, rompe la grasa, rompe los huesos y rompe todo.

Así que básicamente cuando una persona tiene la tiroides muy acelerada pues está creando destrucción, está creando catabolismo dentro del cuerpo, entonces se va a poner bien delgado. Hay personas que son delgadas que no se dan cuenta que su tiroides está demasiado acelerada pero si usted le tomara la temperatura a ese cuerpo con un termómetro va a ver que en vez de dar 37.0 centígrados o 98.6 Fahrenheit que es la temperatura normal del cuerpo pues siempre le va a dar 37.5 o 37.8 o sea que como que está más caliente de la cuenta y cuando está más caliente de la cuenta o a lo mejor en fahrenheit está en 99 como si fuera una pequeña fiebre, cuando está más caliente de la cuenta pues significa que hay demasiada aceleración, cuando hay demasiada aceleración es porque esa tiroides está demasiado rápida.

Si la tiroides está muy rápida la tiroides se puede mantener por tanto tiempo rápida que llega un momento que se agota, así que la tiroides pasa de tiroides acelerada que seria como un tipo de hipertiroidismo pasa a través de un proceso de agotamiento, cuando hay agotamiento de la tiroides ahora tiene hipotiroidismo, o sea que una persona pasa de hiper a hipo. Muchos de los que hoy en día tienen hipotiroidismo que inclusive algunos están gorditos, tienen la tiroides muy lenta y la tienen muy lenta porque por demasiado tiempo la tuvieron acelerada y al estar demasiado acelerada por demasiado tiempo es como un carro que usted lo acelera, lo acelera, lo acelera hasta que lo quema.

Cuando lo quema ya el carro perdió parte de su habilidad de producir energía o sea que muchas personas, esta amiga que me está hablando aquí me está contando que ella tiene un cuerpo muy delgado, que no puede aumentar de peso y que toda la vida fue delgada pero que tiene problemas de obeso. Lo que me está diciendo en efecto es que ella era hipertiroide y no se dio cuenta y como la tiroides estaba demasiado acelerada, estuvo tanto tiempo acelerada que ahora se agotó y cuando se agotó ahora es hipotiroides y todavía sigue siendo delgada pero no puede construir cuerpo, no lo puede construir. Básicamente pasó de hiper a hipotiroides.

Ahora la pena más grande que me da la comunicación de esta amiga es de que me está hablando de que se operó el reflujo. Miren lo que es el reflujo, el reflujo es que en el estómago, uno come, entra el alimento y la pared de ese estómago produce ácido para digerir los alimentos que uno comió. Cuando una persona no toma suficiente agua, si esa persona no toma suficiente agua o si come alimentos que no son para su tipo de sistema nervioso. Digamos una persona que tiene un sistema nervioso excitado, come grasa, come mucho dulce pues esas dos sustancias excitan el sistema nervioso y alteran el balance de los ácidos del estómago pero sobre todo si la persona no toma agua le va a dar reflujo, es una pena que a una persona la operen de reflujo, por que el reflujo dándole agua al cuerpo y quitándole los alimentos que son excitantes al cuerpo, que son irritantes como la grasa y como la sal automáticamente el reflujo se desaparece.

Yo nunca he visto en 15 años o más de 15 años que llevo ayudando a personas a bajar de peso nunca he visto una persona ni flaca, ni delgada, ni ninguna que no se le vaya el reflujo cuando hidrata el cuerpo y elimina los alimentos que le hacen daño a su tipo de cuerpo, o sea que la operación del reflujo era totalmente evitable. El reflujo viene principalmente por falta de agua, por falta de hidratación ¿Cuánta agua? Pues si usted toma el peso de su cuerpo, lo divide por el número 7 si está en kilogramos o el peso de su cuerpo lo divide por el número 16 si está en libras y sabe cuantos vasos le tocan al día.

Por ejemplo una persona pesa 70 kilogramos, lo divide por 7 le tocan 10 vasos, si pesa 160 libras lo divide por 16 son 10 vasos, así que usted toma su peso de su cuerpo y si es en kilogramos lo divide por 7 y sabe cuantos vasos de agua le tocan al día o toma el peso de su cuerpo lo divide por 16 si es en libras y sabe cuantos vasos le tocan al día. Así que si una persona pesa qué sé yo, 240 libras y lo divide por 16 le tocan 15 vasos. La persona pesa 140 kilogramos, lo divide por 7 le tocan 20 vasos. Usted dice, ya sean kilogramos divido por 7, libras divido por 16 y usted sabe cuantos vasos le tocan al día y evita totalmente el reflujo.

Lo otro que nos esta hablando la amiga es que tiene piedras en la vesícula, al lado del hígado hay una bolsita pequeña que es la vesícula que se llena de piedras, esas piedras es porque la persona está comiendo exceso de carbohidratos, esa es la clave. Usted come muchos carbohidratos le van a dar piedras en la vesícula, come menos carbohidratos le va a dar menos piedras en la vesícula. Así que tanto el reflujo como las piedras en la vesícula es las dos cosas que se podían evitar y lo otro pues espero que lo haya entendido porque si uno no cuida su cuerpo y no le da los alimentos correctos para su tipo de cuerpo, no sabe si es pasivo o excitado y le da los alimentos incorrectos pues lo pasa de hipertiroides a hipotiroides y entonces después ya empieza a tener problemas de obeso aunque sea un cuerpo delgado. Y esto se los comparto pues porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo