Rompiendo La Madre De Las Adicciones

Hace poco hicimos un episodio hablando sobre cómo romper una adicción y por qué una persona puede romper una adicción al dulce, a los chocolates, a lo que sea vuelve a caer fácilmente muchas veces porque tiene falta de deficiencia de complejo B, de crómio, hay distintos ingredientes, vitaminas, minerales como especialmente el magnesio, cuando el cuerpo está deficiente de magnesio, magnesio.

El magnesio es un mineral tranquilizante, funciona en más de 300 acciones enzimáticas del cuerpo. Las hormonas incluyendo la insulina dependen del abasto de magnesio, no se puede hacer insulina sin magnesio. Inclusive el cuerpo no puede recibir la insulina que es la que nos permite tener energía y meter la glucosa se la sangre hacia las células, sin magnesio. Entonces enfocamos ese punto, el punto de las deficiencias que pueden hacer que una persona esté constantemente cayendo otra vez en una adicción, al dulce, al pan, a la harina, al arroz, a la papa, a lo que sea.

Ahora una persona nos escribe y les voy a leer un pedacito y es como si fuera la madre de las adicciones lo que me está describiendo, por eso usé el titulo así profano de la madre de las adicciones. Dice: “Compré el kit completo de RelaxSlim”. RelaxSlim es una de las divisiones de NaturalSlim que tiene un sistema donde ayuda a las personas a distancia, y puse básicamente la misma información del libro de El Poder del Metabolismo, Dice: “compré el kit completo de RelaxSlim, dice la mejor compra que he hecho en mi vida, usé el Candiseptic Kit que es un programa para limpiar el hongo”. Es un programa que tiene para limpiar hongo cándida, tiene para matar el hongo, tiene para restablecer la flora intestinal, para ayudar al cuerpo a desintoxicar. Hay muchas personas que tienen un infección severa del hongo cándida y por eso no pueden adelgazar porque les crea un metabolismo lento, y sigo aquí con la historia de la persona, dice: “usé el Candiseptic Kit completo, por el tiempo que lo usé todo bien, se acabó el producto. Dice, probé un dulce y no he podido detenerme es como si la adicción a la azúcar aumentara más ahora y no me puedo detener. Dice he tratado todo pero por las tardes no queda dulce que no devore, estoy asustada porque tengo un mega proceso en la perdida de peso, tengo miedo de volver a engordar ya que no tengo control del azúcar, ¿Qué hago?” Buena historia.

Bueno pues déjeme decirle y voy a explicarle un poquitito más sobre la naturaleza de las adicciones, una cosa es que a uno le guste algo. Por ejemplo a mi me gusta cierto tipo de alimento y cierto tipo de alimento que yo periódicamente le pido a mi esposa o a mi mamá que me preparen pues son cosas que me gustan, le da como antojo de comérselas, pero una adicción es distinto. Una adicción por definición es algo que domina, domina a una persona por definición o sea que cuando estamos hablando de la palabra adicción estamos hablando de algo que puede más que una persona. Un adicto a cigarrillo a la nicotina pasa muchísimo trabajo dejando de fumar, de hecho cuando trata de dejar de fumar se pone de mal humor, se puede deprimir, se pone agresivo porque el cuerpo crea un reacción fisiológica por ejemplo el cuerpo es su propio organismo, usted no es su cuerpo y su cuerpo no es usted.

Nosotros todos somos seres espirituales que tenemos una mente y también tenemos un cuerpo entonces el cuerpo es su propio organismo, el cuerpo tiene mucha necesidad de dos cosas, energía que viene del metabolismo, el cuerpo siempre está pidiendo energía porque necesita energía para poder mover las células, hacer la digestión, respirar, mover el corazón o sea que el cuerpo siempre está pidiendo energía, siempre. Y de ahí es que viene la importancia de poder tener un buen metabolismo porque el metabolismo le provee la energía al cuerpo que es lo que llamamos vida. Lo otro que el cuerpo siempre quiere es sensación, quiere algo por los sentidos. Hay dos formas del cuerpo humano tener sensación; una es la sensación que viene por la boca por el dulce los sabores y demás, y la otra pues es la sensación sexual, son dos tipos de sensación.

De hecho hay personas que no se dan cuenta que mucho de la obesidad que tienen viene porque tuvo un problema con su pareja, perdió la pareja o lo que sea, perdió la sensación sexual y ahora lo está compensando con la de comer pero este no es el tema de este episodio el tema de este episodio es que una adicción puede llegar a ser muy, muy fuerte, entonces me pasa constantemente como esta persona que nos escribe en Metabolismo TV, que son personas que no han realizado, no han comprendido el poder de una adicción, o sea uno no puede respetar algo que uno desconoce por ejemplo usted ve que a veces un niño intenta volar como Superman porque los niños no respetan el peligro, porque no conocen el peligro; entonces uno no respeta lo que uno no conoce.

Una persona que no conoce el verdadero poder adictivo que puede tener el dulce, los chocolates, el pan, la harina de trigo, la harina de maíz, que no lo conoce, como no lo conoce no lo respeta. La realidad es que cuando el cuerpo humano entra en una relación adictiva, con un alimento, vamos a decir que es azúcar y de la azúcar hay un estudio reciente que se acaba de publicar ahora en el 2013 que demostró. Hicieron tomas de MRI que es resonancias magnéticas, hay unas partes del cerebro que es donde están los receptores opiados como si fuera de opio, que son los receptores de sensación de adicción, son los sensores que están en el cerebro que tienen que ver con el placer. Cuando usted se come algo dulce hay un placer, ¡hay que rico, sabroso! ¡Ah, que cosa sabrosa! Por eso hay una cierta parte del cerebro que se activa, pues hicieron unos estudios y encontraron que la azúcar es más adictiva que la cocaína, que la azúcar es más adictiva que las anfetaminas, que el azúcar es más adictiva que el alcohol.

Entonces ese estudio que ha revolucionado medio mundo porque salió ahora en el 2013, nunca se estimaba eso pero no se había podido probar pero ahora se probó. Se probó que el azúcar es más adictiva que la cocaína, que la anfetamina que es una droga de tipo psiquiátrico y que el alcohol, entonces una persona que no conoce el poder adictivo que tiene el azúcar puede cometer el error de que como está señora o esta amiga, entro en el sistema RelaxSlim, empezó a adelgazar, leyó el libro El Poder del Metabolismo, empezó a adelgazar, la gente ya le echó piropos, siguió muy, muy bien. Hizo su tratamiento de cándida, lo limpió e iba perfecto pero un día y esto pasa, un día tuvo un mal rato y como tuvo un mal rato dijo, ¡caramba! Yo me merezco algo pues yo he pasado un mal rato y ve por ahí esos chocolates, esos dulces que ya no los desea pero como tuvo un mal rato ahora está la parte de la mente, la mente ahora es mental. Yo me merezco algo por el mal rato que he pasado. Yo me merezco algún tipo de premio, entonces lo justifica y como lo justifica pues me voy a comer un dulcecito, total. Lo prueba ¡ah, que rico!, pero como todavía está afectado por el incidente que paso, ¡ah, un poquito más total ya la dañe! Un poquito más, un poquito más, un poquito más y cuando llega a ver ¡me tragué todo eso completo, pero ya puse tanta sensación, tanta sensación, tanta sensación que activé la adicción.

Ahora estoy atrapado y como ahora estoy atrapado la única salida que esto tiene es volver a hacer la desintoxicación. Aquí en el libro El Poder del Metabolismo hay un capítulo que se llama ¿Cómo romper el vicio? Que dice vas a comer carne, queso y huevo por dos días y a tomar agua. Si no haces eso no te vas a soltar de la adicción, o sea ahora esperar que por obra y gracia del espíritu santo el azúcar te suelte, no va a pasar así porque ya tú ves que los estudios demuestran que la azúcar es más adictiva que la propia cocaína, que es una droga callejera que se vende en la calle. Una adicción hay que romperla con una desintoxicación carne, queso y huevo por dos días tomando agua como explica el libro El Poder del Metabolismo y esta al pendiente que hay que respetar la adicción. Hay que conocer el poder adictivo de una adicción y esto te lo comento porque es la verdad y la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo