Ropa nueva peligrosa


Quiero compartir contigo una información que viene de la ciencia, de algo que aparenta ser buena noticia, recibir ropa nueva, pero hay unos cuidados que uno tiene que tomar.

Antes de decirte lo que es, te quiero enseñar a qué aplica, te voy a dar algunos ejemplos. Por ejemplo aquí tenemos a una ropa interior de mujer y tenemos una camisa para un caballero, para un novio, para el esposo.

Todas estas prendas tienen una característica en común, y es que todos ellos son ropa nueva y la ropa nueva, la costumbre que se ha hecho comercial es que los fabricantes le ponen un cierto químico que la hace verse bien. Y si usted no lo sabe, usted entra en peligro y no sabe que está inclusive coqueteando con el cáncer.

Yo siempre me preguntaba por qué mi esposa Elizabeth, siempre insiste en que si me compra una camisa o me compra una ropa interior, siempre insiste en lavarla antes de que yo me la ponga. Y yo decía: “Pero si está planchadita, si viene así tan…, se le pasa un poquito la plancha y ya”. Me dice: “¡No, no!, hay que lavarlo” y yo no sabía ¿Por qué?

Ahora me di cuenta que en verdad mi esposa tenia razón, son de esas cosas así difíciles para admitir en la vida, pero es verdad; se descubrió que los fabricantes están usando una gran cantidad de una sustancia química que se llama formaldehído, que también se conoce como metanal. El formaldehído o metanal se utiliza para que la ropa nueva u otra se vea lisa, se vea sin arrugas, de hecho en el inicio, en el inicio cuando se empezó a usar formaldehído o metanal hace muchos años, solamente se utilizaba para la ropa que era ropa libre de arrugas o antiarrugas, esa ropa que siempre se veía así como planchadita, pero luego los fabricantes de dieron cuenta que si le ponían formaldehído a cualquier ropa, aunque no fuera libre de arrugas, pues siempre se veía mejor, porque cuando el consumidor llega y la ve la camisa, la blusa, el sostén, la ropa interior de mujer y tiene formaldehído, pues se ve suave, se ve lisa, se ve lustrosa, pero ese lustre, ese brillo, esa suavidad sin arrugas se la está dando el metanal.

Por ejemplo para que sepa, el metanal se usa en servicios funerarios para preservar cadáveres a fin de colocarlos en el féretro, o sea cuando una persona muere, ese cadáver se prepara para poner en el féretro para el funeral; eso pasa al embalsamador, que lo que usa principalmente es metanal, formaldehído, es un líquido bien corrosivo, de hecho si entra en contacto con la piel le va arder la piel; las personas que hacen autopsias, o las personas que embalsaman cuerpos, cadáveres, tienen que usar unos guantes muy gruesos, porque si el formaldehído le toca pues les va a irritar la piel.

Ahora, se ha estado utilizando el metanal en textiles libres de arrugas, pero últimamente se está utilizando prácticamente en todos los tejidos principalmente si el tejido está siendo fabricado en China, porque en China no hay regulaciones internas de proteger contra los tóxicos, así que los chinos con tal de vender hacen cualquier cosa. Así que en textiles libres de arrugas está bien prominente y el metanal, metanol, llega a ser hasta un 2% del peso total de la pieza, es mucho lo que hay ahí. Hay que saber que la Agencia Internacional de cáncer declaró al metanal, lo declaró como un carcinógeno confirmado, que es lo que llaman un carcinógeno tipo 1, o sea una de las sustancias más carcinógenas que hay en el planeta.

Así que básicamente si usted compra ropa nueva, ropa interior, una camisa, una blusa, un sostén, tómese el cuidado primero de darle una lavada, una vez que usted le da la lavada, automáticamente el metanol abandona, pero no se la ponga arriba, sobre todo ahora mismo que hay una epidemia de cáncer de seno en las mujeres. Una mujer se compra un sostén, viene con metanal, se lo pone en el seno que es un área tan delicada, tan sensible y está coqueteando con un cáncer en el seno que ahora mismo es como un 30% de todos los cánceres en la mujer, son cáncer de seno. Así que cuidado con el metanal, cuidado con la ropa nueva, es solamente cuestión de lavarla. Y eso se los comento, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo