Sal de la duda de la sal


Hoy quiero hablarte de un estudio que se acaba de publicar, que es muy importante porque refleja el riesgo de comer demasiada poca sal, al revés de lo que nos han enseñado; pero quiero comentarlo para el beneficio de todos aquellos que pudieran estar en dudas sobre cuánta sal necesita su cuerpo.

Por 30 años, 40 años nos han estado bombardeando con el tema de no comas tanta sal, yo mismo me lo había creído y pues evitaba la sal; la realidad es que la ciencia ha seguido investigando este tema y acaba de salir un estudio que demuestra todo lo contrario, hay varios estudios que demuestran esto no solamente uno, pero este ha sido como el más impactante. En principio las células del cuerpo para crear energía necesitan el sodio de la sal, la sal, lo que nosotros llamamos sal es una mezcla de sodio y cloruro; la parte de sodio es el 40%; o sea el 60% es cloruro el 40% sodio, así que cuando nosotros comemos sal, ese grano blanco, el 40% de lo que comemos es sodio.

Ahora, ese sodio es vital para crear energía en el cuerpo, dentro de las células lo que hay es potasio, el 98% del potasio está dentro de la célula, el 98% de la sal o del sodio está afuera de la célula. En la pared de la célula hay un mecanismo que se llama la bomba de sodio-potasio que está siendo administrado por el magnesio. Los tres jugadores grandes aquí en temas de presión, energía y demás son sodio, potasio y magnesio y esos tres van a estar envueltos en todo lo que tenga que ver con la energía y el metabolismo y la salud del cuerpo.

Hay practicantes por ejemplo de tecnología anti-cáncer que se han dado cuenta de que evitar la sal aumenta el riesgo de cáncer, porque todo lo que sea reducir la energía del cuerpo aumenta el riesgo de cáncer, todo lo que sea aumentar la energía del cuerpo protege al cuerpo de cáncer.

Fíjense que el cáncer es una enfermedad que ocurre cuando las células, y esto le dieron un premio Nobel en 1932 al Doctor Otto Warburg, le dieron un premio Nobel porque descubrió en el 32 fue que público y le dieron un premio Nobel porque descubrió que las células cuando dejan de producir energía se cambian a fermentación en vez de oxidación que es con oxígeno se cambia la fermentación. Ahí en vez de producir 38 unidades de ATP, de energía por cada glucosa producen nada más que 2; usted toca el cuerpo de una persona con cáncer y va a ver que está frío, ¿Por qué está frío?, bueno porque hay poca energía. ¿Por qué hay poca energía?, bueno porque hay poco oxígeno y todo eso tiene que ver con la creación de energía del cuerpo. El cáncer es una enfermedad de baja energía.

Ahora, en este tema de la necesidad de la sal, pues lo que estamos viendo es que la forma en que el cuerpo crea energía es que usa la polaridad del potasio que es negativa con la polaridad de la sal que es positiva, el magnesio en el medio haciendo de policía de tránsito y entre los dos crea energía, crea energía y esos son los tres jugadores: sodio, potasio y magnesio; esos son los que crean la energía.

Este estudio que se llama: “Prospective urban rural epidemiology”, que quiere decir “Estudio prospectivo, un estudio prospectivo es un estudio que ve lo que está pasando a través del tiempo, eso es lo que quiere decir prospectivo, estudio prospectivo urbano y rural, que incluye áreas urbanas y áreas rurales, o sea y epidemiológico”, quiere decir que está tomando la población en general que completa, el estudio se llama el PURE, el PURE. Lo dirigió el Doctor Corsi y su grupo; encuestaron, entrevistaron y siguieron 424 mil personas en 17 países y lo que se descubrió como resultado de ese estudio es:

  • Que había más de cinco veces más mortalidad en el consumo más bajo de sodio. Las personas que más bajo sodio consumían, tenían cinco veces más mortalidad por todas las causas: mortalidad por cáncer, por el cardiovascular, por todas las causas que las personas que comían menos sal.
  • Se vio que el grupo de menor riesgo en ese estudio era el grupo que consumía de 3 mil a 6 mil miligramos de sodio por día, esto se considera alto, porque en Estados Unidos se está promoviendo que se consuma menos de 2.000 miligramos de sodio por día.
  • Se vio en este mismo que el mayor riesgo, las personas que más mortalidad tenían eran las que estaban consumiendo 2645 miligramos de sodio o menos por día. O sea que comer bajo en sodio aumentaba más de 5 veces el riesgo de mortalidad por distintas causas.

A mí me hace mucho sentido porque como el sodio está envuelto en el tema de creación de energía, pues sé que todas las enfermedades y todas las condiciones de que falla el corazón y demás viene por falta de energía, igual que el dolor también está causado por falta energía.

Entonces, conclusión de esto:

  • El consumo de sodio es vital, es vital. Claro, el consumo de sodio es vital siempre y cuando que usted esté seguro de que está consumiendo suficiente potasio y magnesio, porque estos 3: sodio, potasio y magnesio forman un triunvirato, están los tres juntos y funcionan al unísono.
  • La mejor forma de consumir suficiente potasio y magnesio es hacer jugos verdes. Si usted hace jugos verdes diario o hace jugos de vegetales de vegetales, aquí tendría suficiente potasio y magnesio para usted controlar el exceso de sal.
  • Si usted es de esa parte de la población que padece ya de alta presión, quiero que sepa que lo que han descubierto en ese estudio es que aproximadamente el 20% de la población tienen lo que llama intolerancia a la sal, ese 20% son intolerantes al sodio. El 80% en realidad lo que están es bajos de sodio; así que las decisiones que se han tomado para promover a todo el mundo están basadas en ese 20%.

Si usted padece de alta presión no haga caso a nada de esto que estoy diciendo siga las recomendaciones de su médico. Si usted no padece de alta presión sepa qué comer baja sal le añade bastante riesgo de mortandad, le corta sus posibilidades de vida y de salud.

Solución, usted puede consumir si no padece de alta presión puede consumir más sal, pero asegúrese de que va a tener potasio y magnesio idealmente ya si no lo suplementa, que sea con jugos verdes, jugos de vegetales, un par de jugos de esos al día le sufren todo el magnesio y potasio que usted necesita. El cuerpo de forma natural cuando tiene suficiente potasio y magnesio dispara el exceso de sal para afuera porque hay unos receptores en los riñones que se activan con el potasio y el magnesio y dispara la sal para afuera o sea que no hay problema del cuerpo de eliminar el exceso de sal que no necesite.

Algo que usted puede tomar como consideración es que el cuerpo tiene su propio termostato de sal. Si usted no padece de alta presión sepa que cuando usted prueba la sal, si le sabe bien salada es que el cuerpo le está pidiendo sal, si le sabe menos salada le está pidiendo menos. Porque la forma en que el cuerpo le avisa a usted de que necesita más sal es que le hace más sensible la sensación de lo salado.

De todas maneras vuelvo y le digo, si tiene alta presión siga a su médico, haga caso omiso de esto; pero si no tiene alta presión considere que puede subir su consumo de sal siempre y cuando que tenga magnesio y potasio porque va a mejorar hasta la energía y extender su vida.

Y esto se lo comento porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo