Síndrome de la bata blanca


Quiero hablarles hoy del llamado síndrome de la bata blanca; el síndrome de la bata blanca es un fenómeno que se ha observado y se ha medido científicamente, donde una persona reacciona de forma negativa a la presencia de un doctor en su bata blanca.

Le enseño por aquí para darle la imagen de lo que es la bata blanca, aquí ven por ejemplo a un médico con su bata blanca. Las personas que padecen de este síndrome cuando entraron en la presencia del doctor, si llegan a ver al doctor con su bata blanca automáticamente la glucosa, los niveles de presión y todo se sube, se suben en reacción a la presencia de esa bata blanca.

Para explicar esto es necesario que entendamos que el cuerpo humano no se dirige solo, el cuerpo humano es un organismo que está vivo por sí solo, pero dentro tiene un ser que tiene la mente. La mente es lo que nos ayuda a pensar, a discurrir, a diferenciar, a evaluar basado en nuestras experiencias y conocimientos cuando nosotros confrontamos cualquier peligro, cualquier situación, pues utilizamos nuestra mente para buscar la mejor solución a cualquier amenaza que nos presente la vida, para eso usamos la mente; esa parte de nosotros que controla todo es la mente; usted con su mente es quien toma las decisiones. Si usted toma decisión correctas pues va tener resultados buenos, si toma decisiones incorrectas va a tener resultados malos, pero básicamente lo que domina el cuerpo primero es la mente; no se puede decir que el cuerpo domina la mente, pero si se puede decir que la mente puede dominar el cuerpo.

Ahora, una persona, tiene su cuerpo y va tener percepciones, las percepciones son todo lo que usted percibe de su ambiente, puede ser que usted vio a alguien, eso que usted vio a la vista, percibió por la vista la presencia de alguien, usted oyó algo, que a lo mejor le pareció que hablaban de usted y a usted le preocupó porque pensó que hablaban de usted, o sea una percepción del oído; o sea todos nosotros tenemos percepciones, estamos percibiendo todo nuestro medio ambiente. Pero, se ha descubierto que muchos pacientes médicos, muchas personas que tienen condiciones médicas, específicamente alta presión, problemas renales que son problemas de los riñones, problemas infecciosos pues padecen de lo que los médicos llaman el síndrome de bata blanca.

Un síndrome es una serie de eventos que están relacionados pero que no se ha podido encontrar todavía una causatividad, una relación de qué causa eso; cuando su médico le dice a usted: “Tú tienes el síndrome de tal cosa”, lo que le está diciendo en verdad es que él no sabe qué diantres está causando eso, porque la palabra síndrome se utiliza siempre que alguien no sabe que lo causa, dice “es el síndrome de tal cosa”. Un síndrome es una observación de una serie de eventos que ocurre y que siempre se encuentran relacionados unos a otros pero que nadie sabe ¿Qué lo está causando? Así que cuando usted oiga la palabra síndrome piense en algo que nadie sabe que lo causa.

En la medicina le llaman el síndrome de bata blanca, los médicos se visten con su bata blanca, en algunos países les dicen batolas; esa bata blanca representa como una amenaza o un peligro para algunos de los pacientes que mentalmente tienen temor del médico, tienen temor de la mala noticia que el médico les pueda dar. A veces algunas personas pueden estar tranquilos, pero llega a la oficina de su médico, ve toda esa gente enferma ahí, ¿Qué habla la gente cuando está en la oficina de los médicos esperando?, pues de sus enfermedades. Cuando usted encuentra gente en una oficina médica, ¡Observe!, yo he observado, ¡Observe! Siempre está cada uno diciendo que enfermedad tiene y hay como una competencia para ver quien la tiene peor que el otro, es un juego anormal que se juega en la oficina de los médicos, pero la gente dentro de la área de espera, que a veces tienen que esperar 2 horas, 3 horas, está cada uno hablando de todas sus dolencias, sus problemáticas, sus medicamentos y demás y ya cuando la persona llega donde el médico, esa persona ya está tan preocupada, con tanta duda de lo que le va decir el médico que se ha descubierto y se ha podido medir que cuando la persona con sus ojos observa al médico con su bata blanca, automáticamente le entra la preocupación… ¿Qué me dirá el médico?, ¿Cuál será mi problema?, ¿tendré cáncer?, ¿tendrá solución?, ¿me van a amputar?, ¿Voy para el hospital?, ¿Qué va pasar?.

Así que a la gente se le pegan las malas noticias; el síndrome de batola blanca es una reacción nervioso que pasa dentro del cuerpo que hace que la glucosa y la presión suban. Este es un síndrome completamente real que se ha podido comprobar. Por ejemplo, el Jornal de la Academia Americana, el Colegio Americano de Cardiología en el 2015 publicó un estudio donde decía esta frase: “El síndrome de bata blanca demostró estar independientemente asociado a rigidez de la aorta, la aorta es la arteria principal que lleva sangre a su cabeza y a su corazón, está independientemente asociada a rigidez que es solidez en la aorta, a daño renal, que daña los riñones y a incidencia en eventos cardiovasculares, o sea ataques al corazón”. Así que una persona con ir a su médico y recordarse o pensar lo malo que le puede decir el médico de lo que está pasando él, eso nada más ya está asociado a aumentar automáticamente rigidez en la aorta, daño en los riñones o inclusive eventos cardiovasculares.

Ahora, otra revista que es la Revista Hipertensión del Jornal de la Asociación Americana del Corazón demostró esto: “De 69 mil paciente que se estudiaron, el 39% que eran 25530 pacientes, se afectaban de forma medible, especialmente los de hipertensión resistente”, o sea que demostró que el síndrome de bata blanca afecta definitivamente por lo menos al 37% de las personas que padecen hipertensión. Nada más que visitar al médico y verle la batola blanca, eso nada más les subía automáticamente la presión y se afectaban más aquellos que padecen de la hipertensión resistente, que es una hipertensión que no cede ni a los medicamentos. Así que hay veces que visitar al médico le puede costar hasta la vida.

Ahora, ¿Qué usted puede hacer? Vamos a darle la solución:

Si usted se está sintiendo ansioso cuando llega con un ser querido, trayendo a su mamá, a su papá, a su abuelito, a su abuelita o a alguien, a usted mismo, llegar al médico y saber que va a encontrar la batola blanca y sabe que es la persona que se pone un poco nerviosa y con temor de lo que le van a decir, ¡Solución!, empiece a aprender a respirar profundo, respire profundo; hay un episodio de MetabolismoTV que le explica ¿Cómo respirar profundo? ¡Respire profundo! Hasta que usted logre tranquilizar el sistema nervioso.

Observe los detalles de lo que hay alrededor y cambie o póngase a leer algo que no le recuerde la oficina médica, aunque sea una novela o lo que sea, pero sobre todo respire profundo, eso hace que el sistema nervioso se tranquilice y cuando usted llega frente a esa bata blanca, la posibilidad de que le asuste, de que le dispare para arriba no va estar ahí.

Usted puede controlarlo a través de la respiración estimulando el sistema nervioso pasivo, lo suficiente como para que entonces no se vuelva un efecto de eso y no termine con un ataque al corazón o con los riñones dañados y demás. Simple y sencillamente por la preocupación de lo que el médico le vaya a decir. Y esto se los comento, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo