Sorpresa, Eres Excitado

Un amigo de México nos escribe así en Metabolismo TV, dice “Me di cuenta que el otro día cené más pesado, como un trozo de carne e inclusive una tortilla con queso y chorizo y el dolor me despertó hasta las 7 de la mañana, que es lo más cercano a la hora que estoy acostumbrado a levantarme. Dame por favor tu comentario.” Y sigue diciendo “¿Acaso tengo que cenar más pesado y en el día seguir comer la dieta 3×1 o de plano dejar el aceite de coco para que mi metabolismo no esté tan acelerado?” Le contestamos al amigo.

Sorpresa. Sorpresa, sorpresa; amigo, tienes un sistema nervioso excitado. ¿Cómo tú sabes si tienes un sistema nervioso excitado o pasivo? Pues hay un episodio, que es el episodio número #199. Si ves el episodio número 199 en Metabolismo TV es imposible que no puedas detectar que tienes un sistema nervioso excitado, pero lo más fácil de observar es que la forma correcta de tú saber con certeza si es excitado o no es observar. El sistema nervioso pasivo, o sea los que tenemos un sistema nervioso pasivo, como yo, como Frank Suárez, comemos hasta piedra y todo nos cae bien. La grasa nos cae bien, el chorizo nos cae bien, la carne de cerdo nos cae bien, la sal nos cae bien, la comida grasosa nos cae bien, a nosotros lo único que nos cae mal, que nos engorda, es la harina, el pan, el dulce, las cosas muy dulces, eso es lo que nos hace daño.

Ahora, el que tiene un sistema nervioso excitado, pues es un sistema musculoso, de más acción, y débil de digestión y entonces tienen problemas con la digestión de la carne roja, con el chorizo, con el queso, con las cosas que son difíciles de digerir porque son sistemas digestivos delicados. Si tienes problemas con tu digestión, digamos que hay ciertos alimentos que te caen mal, que hay ciertas especies que te caen mal, que la grasa te puede caer mal, que una carne roja puede tardar en digerirse, definitivamente tiene un sistema nervioso excitado. La solución es cambiar tu dieta. Sí, continúa haciendo tu dieta 3×1 o 2×1, pero por favor arregla tu dieta y ajústala para que sea una dieta 2×1 o 3×1 de un excitado.

Si usted tiene un sistema nervioso excitado, cuando usted hace su dieta 2×1, pues usted sabe que la dieta 2×1 tiene 3 partes, 2 alimentos tipo A, que son de los que adelgazan, y un alimento tipo E, que es de los que engordan, o sea tiene derecho a una tercera parte de lo que engorda, de lo que sube la insulina, de lo que sube la glucosa. Si usted tiene un sistema nervioso excitado, pues en un lado A usted podría poner pollo, digamos pechuga de pollo, y no sería frita porque el sistema nervioso excitado no tolera mucho la grasa. Así que sería en un A, pechuga de pollo, en el otro A podrían ser vegetales, que también es de los A, de los que adelgazan, y en el lado E puede poner un poquito de lo que engorda, a lo mejor pone arroz, a lo mejor pone una o dos tortillas allá en México, todo eso cae en lo E. Y así usted balancea.

Claro, si tiene un sistema pasivo, como el de Frank Suárez, entonces usted puede meter en un A carne de cerdo, costilla de res, que es algo más fuerte, más grasoso, más de carne roja, en el otro A como quiera tendría que tener vegetales o ensalada y entonces en el E podría usar lo mismo de arriba, el arroz o las tortillas. Así que la partida que va a cambiar es la partida de la proteína y la partida de la grasa y la partida de la sal. El sistema nervioso excitado necesita poca sal, poca grasa y poca o ninguna carne roja y por supuesto mucha agua. Y usted hace esto y automáticamente ese sistema nervioso se tranquiliza y usted duerme bien, no tiene insomnio, no tiene problemas digestivos y adelgaza. Y esto es la verdad y la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo