Tecnología que afecta el metabolismo


Quiero dejarte saber que ya se sabe exactamente cómo es que el Wi-Fi y los celulares afectan el metabolismo, y es bueno saberlo porque te permite evitar el daño, te permite protegerte de ellos. Lo único que te puede hacer daño es aquello que tú no sepas, pero aquello que tu sepas te permite tomar la decisión de protegerte de ello.

Quiero enseñarte de qué se trata exactamente; la tecnología de Wi-Fi, de hecho ese nombre es un nombre que es una marca, hubo una asociación que empezó a usar esa marca, nunca la llegó a registrar. Viene de “wireless” en inglés, que es inalámbrica, tecnología inalámbrica. Aquí les muestro un “router”, pues eso lo tienen en todas las casas, en todas las empresas, en todas las oficinas, donde quiera que tú vas, te vas a tomar un café y te conectas porque tiene su Wi-Fi, porque tienen un router que ocupa toda el área, que envía todas esas ondas electromagnéticas las envía a través y ahí te conectas con tu celular, con tu computadora y demás y está donde quiera, y los celulares como tal pues emiten sus propias ondas electromagnéticas.

Siempre ha habido una discusión de cuánto daño hace y cómo lo hace, pero ahora, lo que quiero compartir contigo es que se acaba de descubrir exactamente cómo es que la tecnología electromagnética, el Wi-Fi puede afectar a la salud, afectar el metabolismo- afectando el metabolismo afecta la salud. Se sabía ya, habían varios estudios, especialmente del área de Suiza, donde ya se había podido comprobar que cuanto tú entras en un área de Wi-Fi, vamos a decir que vas a un sitio a tomar café, Starbucks o lo que sea, vas a tomar café y desde que entras en esa área, o un área, una oficina donde hay Wi-Fi, ya se había podido demostrar que el ritmo del corazón aumenta y se había podido también demostrar que sube la presión de forma natural y se había podido demostrar que estar mucho tiempo en un área con Wi-Fi afecta el sueño por la noche, afecta la calidad de sueño.

Inclusive se ha visto estudios que se ha hecho en las escuelas donde se usa Wi-Fi, los niños tienen más déficit de atención y también hay más niños deprimidos y más maestros deprimidos, se ha hecho estudios entre escuelas que no tienen acceso al Wi-Fi y escuelas que tiene Wi-Fi, y en las escuelas que tiene Wi-Fi, o sea que están expuestos a las ondas electromagnéticas hay muchos más maestros deprimidos y mucho más niños con déficit de atención, porque son unas ondas electromagnéticas que afectan el sistema nervioso.

Todo lo que pasa en el cuerpo está dirigido por el sistema nervioso, se llama sistema nervioso autonómico, se llama autonómico porque funciona en automático, este sistema nervioso autonómico está dividido en dos partes, está dividido en el lado pasivo, que es lo que los médicos llaman parasimpático; este tiene que ver con descansar, relajarse, digerir, ponerse romántico, defender el cuerpo de infecciones y cosas de esas y luego está el lado contrario que todos lo tenemos también, nosotros le llamamos el sistema nervioso excitado, los médicos le llaman el sistema simpático; y este tiene que ver con pelear, con correr, con estar activo, con percibir los peligros y demás.

El sistema nervioso excito, cuando está muy activo, pues sirve para pelear y correr, pero cuando está muy activo no te deja dormir, no te deja digerir bien, te sube la presión, te quita el sueño, te quita el romanticismo, o sea que básicamente los dos lados son igual de necesarios, porque el excitado se usa para emergencias para peligros y el pasivo se usa para poder descansar, digerir y demás que es necesario para la reproducción y demás.

Según el diseño, de cómo el cuerpo debería funcionar, se supone que el excitado quizás esté prendido como el 10% del tiempo y el pasivo el 90% del tiempo, pero en esta vida estresante que vivimos con problemas económicos, con problemas de pareja, con situaciones de vida, con mala nutrición, sin comer cosas naturales y demás, pues entonces esto muchas veces está invertido, está mucho más, el 90% está en la parte excitada y el 10% en la parte pasiva, que es la parte de reparación, de renovación, de desintoxicación y todo eso, porque todo eso está en este lado.

Entonces, ya se descubrió ¿Cómo es que el Wi-Fi hace daño? Las células tienen unos canales, son unos canales por donde entran las cosas, esos canales, están en la membrana de la célula ese canal, por aquí puede entrar algo. Por ejemplo, para que entre la glucosa dentro de la célula, para que la glucosa que es la azúcar de la sangre, pues hay una hormona que se llama insulina, que cuando toca la punta del canal, activa el canal y el canal abre las puertas y entonces la glucosa puede entrar y cuando la glucosa pasa por ahí y llega adentro, pues puede ser metabolizada y ahora hay energía para el cuerpo, eso está pasando en automático y tú no te das ni cuenta.

Ahora, resulta que hay dos tipos de canal en el cuerpo, dos canales, están los canales que se llaman canales de ligando, ligando es que una hormona como la insulina viene y la toca, cuando la toca la activa y abre la compuerta para que entre la glucosa, pero, se descubrió que el Wi-Fi, lo que afecta es que hay otro tipo de canal, son dos tipos de canales; uno es el de ligando que se activa por las hormonas y por sustancias neurotransmisores que tocan como tal esa compuerta y le piden que se abra, pero hay otro tipo de canal que es a base de voltaje, por ejemplo vamos a poner una carga positiva en el canal, ese canal, cualquier voltaje que sienta abre las compuertas.

Es decir, uno funciona porque la hormona lo toca, que es un receptor y el otro funciona porque siente voltaje. Las ondas electromagnéticas, pues se llaman electro porque tienen vibración y contienen corriente; entonces, cuando tú entras a un campo electromagnético como el de tu celular o un área de Wi-Fi, tú estás entrando dentro del campo electromagnético, tu no lo sientes, pero esa corriente ya está penetrando tu sistema nervioso, específicamente el lado simpático que es como una antena, esa corriente empieza a penetrar y esa corriente empieza a mandar sus pulsaciones a través del sistema nervioso.

Este tipo de receptor, este tipo de canal, el canal que está controlado por voltaje, en inglés se llaman “vaulted-gated ion channel”, que quiere decir un canal de iones controlado por voltaje, un ion es un átomo, es un átomo que tiene carga positiva o negativa, o sea no está balanceado, es un átomo que es o positivo o negativo, quiere decir que tiene carga eléctrica, pues, este canal de las células, que permite que entre el calcio, específicamente el mineral calcio es el que entra por aquí, cuando hay voltaje y el cuerpo siente voltaje en ese receptor que está en ese canal, automáticamente abre las compuertas y lo que entra por ahí es solamente el calcio, pero el calcio es el que excita, cuando tú consumes mucho calcio el cuerpo se excita.

El magnesio es todo lo contrario, el magnesio lo relaja, así que una persona come mucho calcio, pues se va excitar el sistema, una persona come cosas verdes, ensaladas, vegetales, tiene mucho magnesio, se tranquiliza, es el efecto contrario. El calcio y el magnesio tienen efectos contrarios, todo lo que meta calcio hacia dentro de la célula lo excita, cuando lo excita contrae, cuando contrae se cierran los capilares, cuando se cierran los capilares sube la presión, aumenta el ritmo del corazón, da taquicardias, se afecta el sueño y demás.

Por ejemplo, todos estos medicamentos son comunes, son para la alta presión, se llaman Norvasc, Cardizem, Tiazac, Adalat, Afeditab, Procardia, Sular, Calan, Veralan, uno que se llama Amlodipino que se vende bajo la marca Norvasc. Todos ellos son bloqueadores del canal de calcio, con eso es que bajan la presión, el mejor bloqueador que existe de la entrada de calcio, que es lo que te excita el cuerpo y te lo saca y te sube la presión y te puede hasta deprimir es el más económico, que es el magnesio. Si tú usas un suplemento de magnesio y por favor no use un suplemento que sea de óxido de magnesio porque ese no se absorbe bien.

Nosotros por ejemplo usamos una forma de citrato de magnesio, pero tú puedes usar cloruro de magnesio, citrato de magnesio, cualquier magnesio menos el óxido. El magnesio es el bloqueador principal que tú tienes para protegerte de que los Wi-Fi como tal te esté excitando el sistema, pero te recomiendo también que cuando vayas a dormir por la noche apagues tu Wi-Fi y pongas tu teléfono lejos de ti, lejos, suficientemente lejos para que las ondas electromagnéticas del teléfono no te afecten el sistema nervioso.

Si estás teniendo problemas de sueño, si te está saliendo la barriga para afuera, si no puedes adelgazar, si tienes dolores de cabeza extraños, si te duele por los hombros espalda alta, tienes que saber que el Wi-Fi te está afectando, que el teléfono celular te está afectando. ¿Cómo te proteges?, manteniéndolo lejos cuando te duermas y consumiendo suficiente magnesio de forma de que ese calcio no pueda entrar fácilmente a las células y no te active el sistema, el Wi-Fi que está donde quiera. Esto te lo comento, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo