Ten paciencia con tu médico


En MetabolismoTV usted siempre puede escribir y tenemos muchas, muchas personas, miles de personas que semanalmente nos escriben y una de las quejas que siempre nos están dando es que mi médico esto, que mi medico lo otro, que mi médico me dice, que mi médico que no entiende… ¡Ten paciencia con tu médico! Quiero hoy explicar realmente ¿Qué es lo que está pasando no es culpa del médico, tienes que poder entender, tienes que poder dar un poco de comprensión a la posición dificilísima que tiene un médico.

Yo no me dedico a la medicina, yo Frank Suárez me dedico a la investigación sobre el único tema que yo domino es el tema del metabolismo, yo no domino otros temas, el que si domino es el tema del metabolismo; siendo una persona obesa, años atrás, pre-diabética, enferma, con altos triglicéridos, alto colesterol, hígado graso, apnea del sueño, insomnio; la época en la que yo estuve bien gordo, bien enfermo, pues yo fui a muchos médicos, nutricionistas, nutriólogos como los llaman en México, fui a médicos naturistas, fui a distintos tipos de personas, profesionales de la salud buscando soluciones a mi problema de obesidad, cansancio continuo, de depresión, de todo lo que padecía; como yo había sido gordo desde niño, desde muy niño, pues toda mi vida me persiguió la obesidad y era como un estigma.

Pues me fui buscando ayuda, fracase en todas, porque iba a un médico que muy buenamente me daba unas recomendaciones con muy buena intención, yo las hacía y podía adelgazar un tiempo, al poco tiempo rebotaba y ganaba para atrás más de lo que había perdido, así que si había perdido 10 kilos pues entonces ahora aumentaba 15 kilos para atrás, y así fue toda mi vida. Baje y sube, baja y sube, y siempre subía más arriba de lo que había bajado.

Finalmente ya llegando a los 38 años de edad, yo tengo ahora 68, así que ya han pasado 30 años, fue cuando más obeso estuve, más medicado y más enfermo y demás y ya estaba no solamente asqueado sino también decepcionado porque no encontraba una solución permanente. Entonces me puse a buscar el metabolismo, al buscar soluciones encontré el problema del metabolismo, tuve suerte, digamos que papá Dios me iluminó, encontré ese tema, empecé a encontrar soluciones ahí y pude reparar mi salud, mi energía, adelgace, me quitaron todos los medicamentos, se fue la pre-diabetes, se fue el hígado graso, se fue el apnea de sueño, se fue el insomnio, se fue todo y ahora mismo no tomo ningún medicamento, no uso nada, todo está perfecto, estoy como…, me gusta decir por ahí a la gente ¡Estoy usado pero en buen estado!, o sea que todas las piezas funcionan.

En el proceso pues me interesé muchísimo en el tema de educar a otros que también andaban igual de perdidos que yo, chocando contra las paredes yéndome de médico en médico; por ello quiero que entiendas bien que necesitas tener paciencia con tu médico. Pero quiero que entiendas ¿Por qué?, y ¿Qué es lo que está pasando?, para que puedas tener la paciencia necesaria para confrontar esa situación, fíjate, mira.

Un médico, pues va a ir a una escuela de medicina, la escuela de medicina pues generalmente es una universidad, parte de una universidad, tiene unos conocimientos; ciertamente la medicina es muy muy buena para situaciones de emergencia; por ejemplo si tú te rompes un hueso, si tú tienes un accidente, si a ti te tienen que hacer una cirugía momentánea o rápida para salvarte la vida, nada se compara con la eficiencia de la medicina.

El problema es que cuando tú estás tratando de manejar situaciones como obesidad, situaciones de enfermedades crónicas, crónicas quiere decir que están allí todo el tiempo como decir la alta presión, la hipertensión, el asma que va y viene, cuando estás tratando ese tipo de condiciones que no son un accidente, que no son un hueso roto, la medicina no es muy buena en esa área. La medicina es muy buena para si hay una emergencia llevarte a una sala de emergencia, te van a salvar la vida, es lo único que se debe hacer, funciona la medicina, pero cuando estamos hablando de tratar síntomas, alergias, sinusitis, migrañas, depresión, insomnio, ¡No son buenos en eso!, pero te quiero explicar ¿Por qué?, fíjate.

Todo el conocimiento que el médico recibe, todos los conocimientos que el médico recibe, los recibe basado en que dentro de esta institución educacional de la escuela de medicina hay una currícula, que son los cursos que se van a enseñar, esa currícula tiene todo lo que sea tratamiento estándar, o sea para que algo se enseñe aquí tiene que ser primero aceptado en todo sitio. El tratamiento estándar no necesariamente está basado en resultados, está basado muchas veces en que ciertos expertos llegaron a la conclusión de que esa es la mejor forma de tratar eso, pero eso no significa que tenga los mejores resultados, para lo que ellos saben, eso es lo que saben.

Ahora, quiero que sepa que ese conocimiento que le imparten a tu médico en la escuela de medicina, está bien influenciado por la farmacéutica, ¿Por qué? Porque la farmacéutica tiene un ingreso solamente cuando tú consumes medicamentos, si tu no consumes medicamentos o no necesitas medicamentos las farmacéuticas no tienen ingresos, por lo tanto las farmacéuticas que tienen sus medicamentos que son muy valiosos para salvar la vida, que se yo, medicamentos para el asma que te pueden salvar la vida, anestesia, tienen antibióticos que te pueden salvar la vida, o sea todos esos medicamentos tienen una utilidad. Fíjate que el medicamento como tal no cura, ningún medicamento está diseñado para curar, los medicamentos están diseñados para tapar el síntoma.

Por ejemplo si tú tienes tu cuerpo y tienes un dolor de cabeza, el dolor de cabeza es un síntoma de que algo está pasando que no está bien dentro de tu cuerpo, es un aviso. Al médico como tal se le enseña nada más que dos cosas en la universidad, en su escuela de medicina, se le enseña a detectar y diagnosticar. Diagnosticar quiere decir ponerle nombre, nombre y apellido; eso es, eso se llama lupus, eso se llama esclerosis múltiple, eso se llama el síndrome de lo que sea, así que al médico se le enseña a detectar y lo otro que se le enseña es a recetar. ¡Recetar y medicar! En verdad al médico no se le está enseñando, ¿Cómo es que funciona el cuerpo?, ¿Cómo funciona el metabolismo?, la importancia de tomar agua, la importancia de dormir bien, a él no se le está enseñando nada de eso, por lo tanto el médico no lo puede saber. Uno no puede saber aquello que no ha aprendido; como toda la institución está guiada e influenciada por la farmacéutica y por la industria que depende de que tú estés enfermo, de que vayas al hospital; si todo el mundo se empieza a ponerse bien de salud, los hospitales quiebran porque no habría suficientes enfermos para mantener esos hospitales llenos.

Así que básicamente tiene que tener mucha paciencia con su médico, porque ellos son efecto del mismo sistema educacional que está diseñado para enseñarles nada más cómo detectar y diagnosticar, poner el nombre y cómo tapar el síntoma. Nada de esto está diseñado para curar, si curaran a las personas pues básicamente se acababa el negocio. Así que ¡Ten paciencia!, te recomiendo que te eduques con herramientas como El Poder del Metabolismo o Diabetes sin Problemas o por los videos de MetabolismoTV y cuando vayas a tu médico sepas que él va hacer lo mejor que pueda, dentro de lo que le enseñaron. Y esto te lo recomiendo y te lo dejo saber porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo