Tengo Hambre, ¿Qué Hago?

Tenemos una persona que nos pregunta en Metabolismo TV sobre el hambre entre las comidas y esta amiga nos dice: “Hola Frank, tengo dos preguntas: Se supone que uno no debe quedar con hambre entre comidas, pero en el evento de que así sea, que te pica la gana de comer algo entre comidas, número uno: ¿Qué opinas?” Y me da nombre de una bebida que es alta en proteínas y demás.  Y luego número dos dice “¿Si se pone arroz en el almuerzo, digamos como media taza, está ok en la dieta 2×1?”

Vamos a contestar esto y vamos a hablar sobre todo del tema del hambre entre comidas. En el libro El Poder del Metabolismo hay un capítulo que se llama Las Meriendas. Las Meriendas es un capítulo donde estoy tocando el tema de si hacen falta o no hacen falta las meriendas, las meriendas entre comidas. Si lee el capítulo va a ver que estoy exponiendo los efectos hormonales que pasan cuando una persona come una merienda, o sea cuando usted come una meriendo, algo entre comidas, pues hay un efecto hormonal de usted haber comido y eso tiene mucho que ver con su habilidad para adelgazar. Aquí lo va a ver en el capítulo, pero de todas maneras lo que quiero contestar más que nada a esta amiga es el tema, y a cualquiera de usted, es el tema de si hay hambre.

Lo primer que tiene que saber es si hay hambre hay que comer. Nunca pase hambre. Está comprobado que si usted pasa hambre usted obliga a su cuerpo a pasar hambre y la respuesta natural del cuerpo para protegerse del hambre es reducir la función de la tiroides. Por lo tanto si usted decidiera pasar hambre porque quiere adelgazar déjeme decirle que lo que va es a engordar. Y va a engordar porque al usted hacer pasar al cuerpo hambre la tiroides se ve obligada a reducir la función. Si la tiroides reduce la función para poder conservar energía, porque hay hambre, hay escasez de comida, entonces lo que pasa es que usted va a tener demasiada tendencia a engordar. Así que a la hora de usted decidir nunca pase hambre. Sea lo que sea, pero nunca pase hambre.

 

Voy a explicar por encima el concepto de que cuando uno come de forma correcta no va a haber hambre entre comidas. Por lo tanto no van a hacer falta las meriendas. Ustedes quizá han oído, muchos de ustedes han oído que algunos expertos en nutrición hablan de que uno debe comer 1, 2, 3, 4, 5, 6 comidas pequeñas al día, una cosa así. Hay quienes hablan de 8, este concepto a mi mejor entender es erróneo. Por lo menos de desde el punto de vista de adelgazar y recobrar la energía. Mi experiencia ha sido que cuando una persona hace una dieta 2×1 o una dieta 3×1, en la dieta 2×1 por ejemplo usted toma el plato, lo divide en 3 partes, esto está explicado en el libro El Poder del Metabolismo, pone dos partes que sean alimentos tipo A, de los que adelgazan, de los que producen poca insulina, y una parte, una sola tercera parte de los alimentos tipo E, que son los que engordan.

En la dieta 3×1, que es todavía más agresiva, usted divide el plato como si fuera en 4 partes, esta es la que hacen los diabéticos o las personas que tienen muchas libras o muchos kilos para perder, pues aquí usted usa tres partes de los alimentos tipo A y una sola parte de los alimentos tipo E, que son los que engordan. En la 3×1 sería una cuarta parte de los E y en la 2×1 una tercera parte de lo que usted consuma de los E. Así que estas dos dietas están hechas de forma de que la persona no pase hambre. Cuando usted come adecuadamente, en base a esta proporción es imposible que usted tenga hambre entre comidas. La persona que nos hace la pregunta pienso que no ha probado todavía bien la dieta 2×1 o la dieta 3×1 porque en este tipo de dieta, que más que una dieta es como un estilo de vida, usted no pasa hambre. La respuesta natural exacta es que si usted está pasando hambre usted va a engordar. No puede pasar hambre, pero si usted come en base a esta dieta usted nunca va a pasar hambre.

La forma en que el cuerpo humano produce energía es que lo que usted come se convierte en glucosa en el cuerpo, usted come por ejemplo carbohidratos, estamos hablando pan, harina, arroz, papa, dulce, carbohidratos, sobre todos los carbohidratos refinados, esto automáticamente se va a convertir en glucosa. Esa glucosa el cuerpo va a utilizar la que necesite y la que no necesite la va a almacenar en el hígado. La almacena en una sustancia que se llama glucógeno. Glucógeno es como si fuera un almidón, un almidón como decir papa, que es una forma de almacenamiento de glucosa que dura mucho ahí. De hecho el hígado puede tener de 6 a 8 horas de alimentación ahí guardado. Usted puede considerar que su hígado, es como si fuera un tanque de reserva. La razón por la cual la persona puede pasar prácticamente todo el día sin comer y no se desmaya es porque tiene una reserva de glucógeno que es glucosa almacenada para el futuro en el hígado.

Si la persona comió suficiente proteínas, esta es la clave, proteínas. Estamos hablando de carne, queso, huevo, proteína; la proteína ayuda al cuerpo a producir glucógeno. La falta de proteína, o sea una dieta demasiado alta en carbohidratos no ayuda el cuerpo a producir glucógeno. Por lo tanto la persona va a pasar mucha hambre entre comida y comida. Si usted aumenta su consumo de proteínas y toma suficiente agua para poderla procesar bien, porque no se puede aumentar el consumo de proteína sin consumir más agua para poder eliminar la acidez natural que puede producir la proteína, pues si usted aumenta su consumo de proteína usted va a ver que automáticamente el hambre desaparece. ¿Y desaparece por qué? Porque químicamente lo que pasa dentro del cuerpo es que al haber más proteína se crea más glucógeno y al haber más glucógeno entonces hay más almacenamiento de glucosa a largo plazo. Por lo tanto una persona que come en base a esto no va a tener hambre.

La solución si tiene hambre es comer, pero claro, comer no más carbohidratos refinados sino comer un poco más de proteína y algún carbohidrato refinado como decir vegetales, ensaladas, jugo de vegetales, algo que sea menos productivo de insulina porque lo que engorda es la insulina. Eso lo va a ver explicado en el libro El Poder del Metabolismo, pero de todas maneras lo que debe saber es que nunca debe pasar hambre porque si pasa hambre definitivamente se afecta la tiroides y usted va a engordar. Y como no queremos engordar sino adelgazar, queremos compartir esto con ustedes porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo