Tumor en el cerebro


Hoy quiero hablarles de los tumores en el cerebro, hay muchas condiciones que pueden ser causadas por tumores; ahora sería bueno saber que causa un tumor, cuál es la lógica detrás de que el cuerpo de forma prácticamente ilógica empiece a producir un tumor.

El tumor puede ser benigno, que quiere decir que no hace daño o puede ser maligno como decir un tumor canceroso, pero cuando vamos hablar de tumores me gusta la idea de poderles explicar lo que entiendo en base a la investigación que he hecho cual es la causa o el origen de la gran mayoría de los tumores. Leyendo la literatura científica sobre el tema de cáncer, sobre el tema de tumores, sobre el tema de porque el cuerpo humano empieza de forma donde uno no puede entender ¿Por qué lo está haciendo? Porque por ejemplo le sale un tumor a un niño que es una criatura inocente, porque un tumor puede salir en cualquier parte del cuerpo, pero sobre todo en el tema de los tumores en el cerebro.

Se ha descubierto que hay una relación muy directa entre el sistema nervioso excitado y los tumores; o sea, que cuando estuve viendo la literatura, porque he estado trabajando en escribir un libro sobre cáncer, pues llevo año y medio casi dos años investigando que está detrás de todos los tumores. Lo que han encontrado en la literatura científica es que cuando hablamos de cáncer que obviamente vamos a tener, cuando hablamos de cáncer empezamos hablando de tumores, porque empieza con un tema canceroso. Cuando hablamos de cáncer, detrás de cualquier cáncer lo que demuestran los estudios es que está detrás el sistema nervioso excitado.

Hace mucha lógica que esté detrás el sistema nervioso excitado, la ciencia moderna tiene un equipo que en inglés se llama Heart Rate Variability, ese equipo que le llaman HRV, Heart Rate Variability es un equipo electrónico que mide, una persona se pone un sensor en el dedo, un sensor en el lóbulo y por ciertos minutos el sistema mide las pulsaciones de la sangre y está midiendo cuánto ritmo tiene el corazón, o sea que ritmo tiene el corazón. El corazón es controlado por el sistema nervioso, por ejemplo cuando yo tengo el cuerpo, el cuerpo y todas sus partes son controladas por el sistema nervioso central, el sistema nervioso central tiene dos lados, el lado excitado que es lo que los médicos llaman simpático y el lado pasivo que es lo que los médicos llaman parasimpático.

El cáncer por lo que he visto en la literatura clínica 90% del tiempo ocurre cuando hay un exceso de excitación del sistema nervioso excitado. Por ejemplo hay literatura del Doctor Nicolás Gonzales de investigadores avanzados en estos temas de cáncer que demuestran que el cáncer que ocurre como tumor, como tumor sólido viene del sistema nervioso excitado. El cáncer que ocurre en la persona que tiene un sistema nervioso pasivo es distinto, no es de tumor no es sólido es un cáncer de sistema inmune como leucemia, como linfomas y demás. O sea que el 90% de los tumores cancerosos vienen del sistema nervioso excitado. Entonces eso hace mucha lógica, no solamente lo que dice la literatura, sino que cuando uno entiende cómo funciona el cuerpo porque cuando el sistema nervioso está excitado, cuando la persona está estresada, cuando el cuerpo está estresado. Automáticamente una de las cosas que hace es que tranca el hígado.

El hígado es el órgano que desintoxica y es un órgano vital en el momento que una persona tiene que combatir un cáncer, porque es el que desintoxica, es el que saca los tóxicos para afuera. Cuando una persona está bien estresada una de las cosas que pasa es que se afecta la digestión, se afecta el hígado, se afecta todo lo que sea el sistema inmune. Fíjense que la gente se enferma ¿Cuándo una persona se enferma? Una persona se enferma cuando está estresado, cuando tiene que lidiar con el ex esposo, con la ex esposa, con el jefe malcriado, ahí es que la gente se enferma, la gente no se enferma cuando está de vacaciones. El estrés, cualquier fuente de estrés que tenga el cuerpo que puede ser metales tóxicos, que puede ser, puede ser comidas incorrectas para su cuerpo, puede ser falta de tomar agua, puede ser falta de vitaminas, cualquier condición de estrés, personalidades tóxicas que uno tenga alrededor, todas las fuentes de estrés, no importa de donde venga el estrés al cuerpo, todo eso activa el sistema nervioso excitado, cuando activa el sistema nervioso excitado eso tiene un efecto de que tranca el hígado, tranca la digestión por eso la persona empieza a tener problemas digestivos después de una mala noticia, afecta el sueño, cuando afecta el sueño y todo el proceso de descanso y reconstrucción del cuerpo, automáticamente es que empiezan a salir los tumores cancerosos.

Ahora cuando una persona tiene un cáncer o un tumor que puede ser benigno en el cerebro, pues eso es una condición especial porque para las condiciones del cerebro los tumores que salen en el cerebro, el cerebro tiene una capa protectora, es una capa que no permite ni quimioterapia, ni ningún otro medicamento entre dentro del cerebro. El cuerpo se protege de cualquier sustancia que no pertenezca ahí, específicamente en el cerebro. Lo que quería compartir con ustedes es que ya se ha descubierto que si a una persona empieza a salirle un tumor en el cerebro. Lo único que he visto que tiene resultados para eso pues van a tratar de operarlo, pero muchas veces lo operan y vuelve y sale de nuevo la situación, lo único que he visto es que hay que tranquilizar el sistema nervioso excitado.

Si usted necesita tranquilizar el sistema nervioso excitado porque tiene, le está saliendo un tumor benigno o no benigno dentro del área cerebral, lo único que he visto que funciona es que usted vea el episodio número #1043 que se llama: “Trucos para tranquilizar el sistema nervioso”, vea el episodio número #828 que se llama: “Jugos de vegetales salvan vidas”, pero tiene que añadirle para tranquilizar el sistema nervioso en el área cerebral, tiene que añadirle 2 aceites. Hay dos aceites esenciales que tienen cierta literatura que demuestran que pueden parar un tumor, ya sea canceroso o no canceroso, hay cierta evidencia que conduce en esa dirección.

  1. Uno de esos aceites que se consiguen con los masajistas o en los centros naturistas se llama Frankincense. Frankincense quiere decir aceite de incienso ese aceite es el que mejores resultados aparenta tener para tranquilizar el sistema nervioso y entonces poder parar un tumor o parar el crecimiento de un tumor. Porque ese tumor está creciendo simple u sencillamente como una de las cosas que pasan cuando el sistema nervioso excitado se activa es que se corta la circulación de oxígeno, si se corta la circulación de oxígeno el cuerpo va a tratar de hacer tumores, así que todo el cáncer y todos los tumores dependen de un bajo nivel de oxígeno. Así que uno tiene que tranquilizar el sistema nervioso excitado para activar el sistema nervioso pasivo que ese es el que circula la sangre que ese es el que tiene el sistema inmune a su cargo, que ese es el que puede parar un tumor.
  2. El otro es Lavanda; pero principalmente el Frankincense, hay personas que lo que hacen es una mezcla donde echan un poquito de frankincense, gotas, unas gotas de lavanda y lo ponen en un aceite como aceite de coco, un aceite cargador, que en inglés le llaman carrier oil y eso empiezan a ponérselo debajo del paladar en la palma de las manos, empiezan a olerlo y esos aceites específicamente el de frankincense y el de lavanda tienen un efecto tranquilizante, tan tranquilizante que uno los empieza a oler y le empieza a dar sueño porque activa el sistema nervioso pasivo que es el único que puede parar un tumor y así usted evitaría que un tumor que puede ser benigno se convierta en un tumor canceroso.

Cuando usted piense en cáncer o piense en tumores, piense tengo que tranquilizar el estrés y si sigue esta recomendaciones del episodio #1043 y del #828 y usa Frankincense y Lavanda corrido todos los días tiene usted una oportunidad de tranquilizar o parar un tumor en el cerebro o básicamente en cualquier otra parte del cuerpo y esto se los comento porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo