No es fácil ser doctor


Quiero hoy compartir con ustedes algo así que me toca en el corazón que siento que les puede tocar el corazón a ustedes porque todos somos seres, vivimos la vida, tenemos emociones, sentimos y francamente todos nosotros somos buenos y queremos ayudar; no es fácil ser un doctor, ser un médico, no es nada fácil.

Acaba de salir un artículo, un estudio que se hizo, una encuesta gigante a miles y miles de miles de médicos en Estados Unidos y se descubrió que no se están sintiendo muy bien los médicos. Pero quiero decirle, que un doctor, un doctor, un médico es doctor, tiene licencia para medicar, para recomendar tratamientos y tiene unas cantidades de responsabilidades tremendas, pero además de ser médico es un ser; es un ser y los seres sentimos, los seres pensamos, los seres tenemos emociones. El cuerpo no es así, el cuerpo no tiene emociones, el cuerpo no piensa, el cuerpo es el cuerpo, el metabolismo está en el cuerpo, pero un ser es alguien que siente, es alguien que piensa, es alguien que crea, es alguien que tiene propósitos en la vida, por arriba de todos él es doctor, pero es un ser.

Cuando una persona siente cansancio o agotamiento aplastante lo que más agotamiento causa, de todo en la vida, lo que más cansancio causa no es trabajar, si usted trabaja en algo que a usted le gusta como yo y lo disfruta usted no se cansa no importa cuántas horas trabaje, ¿Sabe lo que cansa? Lo que cansa es no lograr las metas, cuando usted trabaja, trabaja, trabaja y trabaja y no logra sus metas, usted se va a sentir bien cansado; cuando usted los sueños que tenía sobre su trabajo, sobre su creación, no se dan y termina todo fracasado, usted se va a sentir bien cansado, no hay nada más agotante que trabajar en un trabajo que no le da satisfacción a uno. Lo que más cansa es el tema de uno trabajar en algo y sentirse que no está ayudando, que no está pudiendo ayudar.

Hay un reporte que acaba de salir del Reporte Medscape Anual; Medscape es una agencia grandísima en Estados Unidos que reporta noticias de estudios clínicos, de estudios científicos que se han hecho relativos a la medicina, este reporte acaba de salir ahora en enero del 2019. Se encontró después de encuestar a miles de médicos americanos que el 44% de los médicos se sienten tan estresados con su profesión y práctica médica que han considerado abandonar la profesión. O sea estamos hablando que 44% de ellos han considerado abandonar la profesión, porque se sienten defraudados, se sienten tristes, porque son seres ¿Para que estudiaron medicina?, pues para ayudar para curar al paciente, pero el mecanismo, la organización, la industria médica no está diseñada para curar, está diseñada para medicar.

Cuando un médico esta día a día en su oficina, en su práctica viendo al paciente, cada vez el paciente le llega peor, necesita más medicamentos solamente recibe malas noticias, un médico recibe todo el día malas noticias porque los pacientes solamente se están poniendo peor, porque usted no resuelve ningún problema medicando, usted está tapando el síntoma, pero no está manejando la causa del problema; los médicos se ven obligados a seguir lo que llaman el estándar de cuidados médicos, como tienen una licencia les obligan a que un médico no puede decir algo que no sea el estándar aceptado por la medicina y avalado por la farmacéutica.

Entonces cuando el médico aplica eso y ve que el paciente se le pone peor lo tiene que seguir aplicando, pero el médico siente, el médico ve, el médico padece y ve que la persona se le está poniendo peor, muchos de ellos han terminado haciéndose insensibles, pero se van entristeciendo porque una persona que no logra sus metas de ayudar que para eso fue que estudió pues llega un momento que se va a poner no tan contento no tan feliz, porque qué le pasaría a usted, si usted sale todos los días a ayudar y todos los días fracasa en ayudar, se daría usted cuenta ¿si está ayudando o si no está ayudando?, pues claro que se va a dar usted cuenta porque todos estamos vivos, todos sentimos, todos vemos, todos padecemos, todos podemos tomar la posición de otro que tenemos en frente.

Los médicos están bajo sanciones; sanciones de que no pueden decir ciertas cosas y le meten demandas legales, los pacientes luego cuando hacen una mala práctica de medicina total de una medicina que no cura, de una medicina que lo único que hace es que médica. Y cada vez los pacientes están peor, de hecho cada vez necesitan más y más medicamentos, esa es la vida de un médico, es una cosa triste, yo conozco cientos de médicos, cuando hablo con ellos los encuentro tristes, los encuentros triste, porque algunos me han dicho Frank es que lo que tú haces, yo daría cualquier cosa por poderlo hacer, porque tu estas todo el día rodeado de buenas noticias, gente que les quitan el medicamento, gente que ya no los van a amputar, gente que se les fue la depresión, gente que adelgaza, gente que mejora, tu estás rodeado de buenas noticias, pero mi práctica es una práctica donde todo el día yo estoy recibiendo problemas y los pacientes cada vez se me ponen peor.

Entonces el negocio no es curar, el negocio es medicar. Fíjense, ya se sabe que el 44% de los médicos pues han considerado inclusive, dejar la profesión, pero oiga esto, esta semana pasada acaba de salir una noticia porque hay una familia que son dueños de una farmacéutica que producía el analgésico más vendido en Estados Unidos que es un analgésico opioide, opioide es relativo al opio, es el quita dolor más potente que tenía la medicina. La marca es Oxycontin, y esa compañía dirigida por esta familia engañaba a los médicos sobre los riesgos de su medicamento y murieron sólo en Estados Unidos más de 40 000 personas, solamente en el año 2017; esa es la noticia de Medscape.

Entonces que le quiere decir esto, que los médicos se están dando cuenta que realmente, lo que están haciendo, hasta les están engañando a las farmacéuticas, reduciéndoles los riesgos que tiene ese medicamento que les están dando y matando gente. Cuando lo que ellos estudiaron fue para ayudar, usted cree que es fácil ser un médico, no es fácil ser un médico.

Ahora hay esperanza le voy a enseñar aquí unos médicos felices, yo conozco unos cuantos médicos felices, son médicos como este, este es un médico feliz, se llama es el doctor Ramón Crespo, un médico internista que estudió medicina en Cuba, más de 40 años de experiencia, está en México curando gente quitando medicamentos, porque conoce la tecnología del Metabolismo.

El Dr. Carlos Cidres, está en Puerto Rico, médico internista con más de 30 de experiencia, en Puerto Rico le llaman el médico que quita medicamentos y vienen de todo sitio, hasta de fuera de la isla vienen para que él les de ese tratamiento que les enseñe, porque lo que hace es que los educa para que entonces no necesiten ese medicamento; es más las farmacéuticas ya no lo visitan, los propagandistas, los visitadores médicos no van a su oficina, antes iban todos los días a llevarle lo que fuera.

Aquí tienen otro médico feliz, se llama el doctor Mario Killes, es un héroe, mexicano, está salvando cientos de vidas y lo único que hace es educar él se para frente a cientos de personas, los educa sobre metabolismo y la gente se empieza a quitar los medicamentos, regresan a la salud.

Por aquí vemos otra heroína es la Doctora Isbeli Cooper, está en la isla de Curazao, haciendo milagros, salvando a gente de amputaciones quitándole la insulina a los pacientes, regresando hasta casos de cáncer que se han parado.

¿Qué tienen todos esos médicos felices en común? Pues lo que tienen en común es que todos aprendieron, leyeron el Poder del Metabolismo y lo aplicaron, leyeron Diabetes sin Problemas porque tiene más complicaciones la Diabetes que la obesidad y lo aplicaron y muchos de ellos lo que han hecho es que fueron, yo monte una universidad, se llama UNIMETAB, usted puede ir a Unimetab.com hace un curso en línea y usted aprende todo lo que yo sé. Pero lo aprende de una forma que usted lo pueda aplicar.

Si usted es médico y quiere salvar su práctica y quiere salvar a sus pacientes, tome la información aplíquela yo le invito a que la use, que la use y que salve a sus pacientes para que usted pueda ser un médico feliz, si usted es un padre, una madre y quiere salvar a sus seres queridos y tiene uno de esos médicos que no son felices, que siguen medicando, oiga tome la información usted. Edúquese usted y salve a los suyos porque el médico está obligado a seguir lo que le ordenan, pobrecitos de ellos pero hay esperanza y esto se los comento, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo