Destapa la tubería sanitaria de tu cuerpo


Quiero hablarte hoy de cómo es que la tubería sanitaria, la tubería de salida de los desperdicios de tu cuerpo muchas veces está tapada y eso es lo que luego se refleja como obesidad y luego termina en enfermedades.

El cuerpo pues tiene unos conductos importantes que se llaman las arterias, las arterias llevan sangre; y tiene las venas que traen sangre para atrás, así que las arterias llevan sangre nueva y las venas traen sangre para atrás, sangre ya utilizada. Además de esta tubería de llevar sangre, nutrientes, oxígeno y demás, hay otra tubería que tiene el cuerpo que se llama el sistema linfático.

El sistema linfático es un sistema que corre por todo el cuerpo y este sistema es un sistema por donde corre los desechos del cuerpo, los tóxicos del cuerpo; el sistema linfático podría decirse que es la tubería sanitaria del cuerpo. Así que básicamente este es un sistema que contrario a lo que son las arterias y las venas que reciben la fuerza del bombeo del corazón pues este sistema no tiene ningún motor como el corazón que lo mueva, este sistema trabaja estrictamente por gravedad.

El sistema linfático es un sistema que es una tubería para sacar desechos, tóxicos, bacterias muertas, proteínas que ya no se van utilizar, grasas; todos los tóxicos del cuerpo, la tubería sanitaria por donde el cuerpo pretende salir y tirarlo hacia afuera es a través del sistema linfático; desgraciadamente este sistema que no tiene bombeo, es un sistema que al hacer ejercicio se activa y demás.

Ahora, las células del cuerpo que son las que componen el cuerpo, no están flotando en el espacio, las células del cuerpo están flotando en un líquido, en un tejido que le llamamos el tejido intersticial, esto es el tejido conjuntivo, es el tejido donde el oxígeno pasa por ahí y llega hasta las células, los desechos salen por ahí hasta afuera, o sea que la célula necesita un medio en el cual respirar, vivir, sobrevivir, digamos que esa es la vecindad de la célula, ese el vecindario donde la célula vive, estas son sus calles de salida, sus pasadizos y demás.

Entonces todas las células del cuerpo pues están vivas y todas ellas tienen unas paredes que son las membranas y todas están flotando en ese líquido que es como un mar que es ese tejido conjuntivo, ese líquido que hay en medio de célula y célula. Lo que se ha descubierto científicamente es que el cuerpo cuando se le empieza a trancar el sistema linfático que es la tubería de salida, la tubería sanitaria oficial, empieza a almacenar sus tóxicos en medio de las células.

Entonces, digamos los desechos, el excremento de las células se podría decir así va estar guardado en medio de las células; obviamente ese excremento, esos desechos no permiten que el oxígeno fluya bien hacia entrar o hacia salir del cuerpo, no permite que haya verdaderamente buena producción de energía ahí y esas células se empiezan a enfermar. Muchas de las personas que tienen una obesidad de esas que no sede, en realidad no es que estén comiendo mucho, es solamente que el problema que tienen es que su cuerpo está tan tóxico que el cuerpo para protegerse de esos tóxicos, empieza a producir más grasa. Una de las formas que tiene el cuerpo de protegerse de los tóxicos es producir grasa, porque lo impermeabiliza y así se protege de ellos.

Entonces, si usted tiene problemas con su sistema linfático que digamos no está desechando bien, pues hay distintas formas en que usted puede detectar si realmente usted tiene problemas con ese sistema o no y si esa es la causa de su obesidad. Esa cañería, se las enseño en esta imagen, eso que usted ve aquí, le enseña más o menos por donde corre esa tubería que se llama el sistema linfático. El sistema linfático es una tubería por donde salen todos los desechos, toda la basura, todas las células muertas, toda la grasa que el cuerpo no va a utilizar, las proteínas que no sirvieron, las proteínas que se murieron de las células que ya no están vivas porque salieron nuevas y demás, porque las células están naciendo, creciendo y muriendo, todo sale por ahí.

Ahora, hay ciertos tipos de ejercicios que ayudan, vea por ejemplo uno de los ejercicios que más ayuda a mover el sistema linfático es el trampolín rebotador porque como el sistema linfático no tiene gravedad, al usted hacer el ejercicio de brincar y no encontrar la gravedad se mueve el sistema linfático. De hecho lo usan hasta para los astronautas para cuando los mandan al espacio por mucho tiempo, pierden la movilidad y los músculos se empiezan a atrofiar y es porque se empieza a acumular tóxicos dentro del sistema linfático, pero vienen a la tierra, los ponen a brincar unas cuantas semanas y los restablecen.

Si usted quiere saber si usted tiene su sistema linfático tapado, si la tubería está funcionando mal, si está acumulando tóxicos, hay dos formas. Una de ellas es que usted debe saber que el pH, el potencial de hidrógeno que es lo que mide la acidez, el pH de la saliva mide aproximadamente lo que es el pH dentro de las células, pero como estamos hablando de medir qué es lo que está pasando fuera de las células, lo que hay es que medir es el pH con un medidor.

Por ejemplo nosotros en los NaturalSlim usamos unos medidores que nosotros llamamos el pH master, que cuando un miembro viene a adelgazar, cada semana que viene para su seguimiento se les revisa el pH para estar seguros de que hay suficiente oxígeno en su cuerpo, porque sabemos que si no hay suficiente oxígeno no va a adelgazar, no va a poder mejorar el metabolismo. Así que nosotros monitoreamos semana tras semana todos los miles de miembros que van a un NaturalSlim, se monitorean con el pH para estar seguro de que realmente está teniendo suficiente oxígeno.

Ahora, se sabe que el pH de la saliva es equivalente al pH de la sangre, pero tiene una diferencia. La diferencia es que ese pH como tal, el pH de las células debe ser 7.4, que es un pH alcalino donde hay oxígeno; en la saliva siempre es 0.8 menos, así que la saliva debe darle a usted 6.6. Si usted le suma a esto, le suma 0.8 pues la va a dar 7.4. Hay una diferencia entre la saliva y el centro de las células, pero como a nosotros lo que nos interesa es saber ¿Cómo está el pH fuera de las células?, pues se sabe que usted debe usar el pH de la orina.

El pH de la orina usted lo mide con uno de estos y debería estar, el pH de la orina debería estar, si el pH de la orina en cualquier momento está menos de 6.5, cuando usted le suma 0.8, pues eso le va a dar 7.3, 7.3 es más o menos el pH que está fuera de las células, de los desechos esos que están ahí. Si básicamente eso le empezara a dar 6.4, 6.3 de forma consecuente, ya usted sabe que su cuerpo está atascado de tóxicos, y debería utilizar alguna solución como la de tratar de activar su cuerpo con jugos de vegetales y demás y hacer algo como el trampolín rebotador. Así que básicamente usted puede evitar que su cuerpo se llene de desechos y le quite la salud y la vida. Y eso se los comento, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo