La Nutrición y Los Problemas Mentales

Últimamente he estado investigando este tema de la nutrición, del ciclo del cuerpo, de cómo construir la energía con el ciclo Krebs, con el ciclo cítrico, cómo es que el cuerpo produce toda su energía interna y cómo es que eso afecta las emociones.

Así que estoy viendo una relación completamente directa comprobada entre lo que uno come, la forma en que uno alimenta el cuerpo, y como uno se siente y las “enfermedades” o llamadas enfermedades mentalesQuiero explicarle sobre este tema porque si usted conoce, tiene un familiar, tiene un ser querido, tiene un hijo de esos que tienen un problema serio de déficit de atención, que se lo quieren medicar, tiene una persona que está inestable, que se deprime con muchísima facilidad, es hora de que usted entienda, como yo acabo de entender, de que la nutrición está bien ligada al estado emocional y a los problemas mentales.

Vamos a explicarle eso para que lo pueda entender. El metabolismo se define como todos los cambios y movimientos que su cuerpo hace para convertir los alimentos en energía para sobrevivir, o sea que el metabolismo tiene que ver con cambios y movimientos. Cuando usted tiene un pedazo de pan en la mano ese pedazo de pan es solamente energía potencial, pero ese pedazo de pan tendría que ser convertido a una forma que el cuerpo lo pueda utilizar. Para empezar el pedazo de pan no cabe dentro de las células. Por lo tanto el cuerpo tiene que empezar a romperlo, a ponerlo en su forma microscópica para que pueda ser utilizado.

El metabolismo tiene que ver con la conversión, con los cambios en movimiento. De hecho, la palabra metabolismo viene del griego meta y meta es dice “metabolismo”. Meta en griego, y lo puede buscar en un diccionario griego si quiere o ahora mismo lo busca en Internet, quiere decir cambio, cambio o movimiento; o sea que cuando estamos hablando de metabolismo estamos hablando de cambios. El alimento entra de una forma y se convierte en energía. No se convierte en energía, se convierte en energía para almacenar. Se convierte en energía para almacenar, se llama grasa. Ahora se llama obesidad; osea que cuando estamos hablando del metabolismo estamos hablando de todos los cambios y movimientos que su cuerpo hace para convertir los alimentos que usted ingiere en energía para sobrevivir. Cuando su cuerpo no convierte eso de forma eficiente pues se llama un metabolismo lento. Si es metabolismo lento su cuerpo va a empezar a acumular grasa y vienen todas las otras enfermedades y achaques y situaciones detrás de eso en una hilera.

El tema aquí es este, le estaba explicando que se ha descubierto que la nutrición, que tiene que ver con los alimentos, si es incorrecta para su tipo de cuerpo, para su tipo de metabolismo puede fácilmente producir problemas mentales. Yo no sé si usted está consciente de que no existe ninguna prueba científica de laboratorio, no rayos X, ni de laboratorio ni de nada para comprobar cuál es la causa de un problema mental. La teoría es que tiene desbalances mentales, pero eso ni siquiera se ha podido aprobar. O sea que no hay ninguna forma científica, veraz, exacta de comprobar que una persona tenga un problema mental; ni siquiera, qué lo está causando. Por lo tanto cuando estamos hablando de problemas mentales y de especialistas de asuntos mentales estamos hablando todo puramente de teoría.

La medicina tradicional es distinta, pero la medicina tradicional tiene ciencia, tiene laboratorios, tiene mediciones de pH, tiene mediciones de bacterias, cuenta los virus, mide presiones, distintas cosas. Es una ciencia, pero el campo mental se entra ya una cosa así con un poquito como de brujería, porque ya estamos hablando de teoría. Todo es teoría. Inclusive todas esas escuelas de teoría están todas peleadas unas con otras y no se acaban de poner de acuerdo si fue la infancia, si fue el padre o si fue la madre o si es que el complejo de Edipo, yo no sé qué cosa. La realidad es que no hay un acuerdo sobre eso porque no hay ciencia.

Entonces un hecho que acabo de descubrir hace poco es que por ejemplo si usted tiene un sistema nervioso excitado, que es un sistema nervioso que está en acción, que tiene dificultad para dormir, que tiene dificultad para comer tarde de noche, que la grasa le cae mal, que su cuerpo retiene sal, que las comidas pesadas le caen mal, o sea un sistema digestivo débil, o si tiene un sistema nervioso pasivo, que es un cuerpo que come lo que sea, come piedra, come a cualquier hora, duerme siempre bien, pues estos son dos tendencias muy claras y muy distintas.

Por ejemplo la persona que tiene un sistema nervioso excitado pues tiende a tener demasiada acción. La persona que tiene un sistema nervioso pasivo tiende a tener demasiada poca acción, o sea que son dos extremos. Entonces lo que nosotros buscamos a través del metabolismo, en el capítulo que se llama Todos No Somos Iguales, aquí al final del libro, lo que estamos tratando de buscar es un balance.

Balance, la palabra clave es balance porque si el sistema está demasiado excitado la persona no puede dormir, no puede digerir y se siente sin energía y se levanta cansado. Si el sistema nervioso está demasiado pasivo pues la persona tiene como manifestaciones de hipotiroidismo, se le cae el pelo, está cansado, se deprime, no tiene ganas de hacer ejercicio, no tiene fuerza tampoco y se deprime y se va a afectar mentalmente. O sea tanto cuando está demasiado excitado como cuando está demasiado pasivo van a venir problemas mentales.

Básicamente ya esto se descubrió por lo siguiente, porque cuando estamos hablando de metabolismo estamos hablando de la creación de energía. Energía, el cuerpo necesita para sobrevivir energía. El metabolismo se le llama a todos los procesos que el cuerpo utiliza para hacer cambios y movimiento para producir energía. Cuando su metabolismo está lento lo que hay es poca producción de energía o una producción de energía que es ineficiente o que es inestable. Quiere decir que la produce bien por un rato y después al rato se cae.

Todas esas personas que ustedes ven por ahí que están desganados, cansados, que no tienen ganas de hacer ejercicio, que les pesa el cuerpo y demás, pues tienen un problema de energía. La experiencia mía ha sido que una persona empieza aplicar los conceptos que están en este libro, empieza a comer más con la dieta 2×1, es una dieta más balanceada en términos de proteína, de grasa, de carbohidratos, no se abusa de carbohidratos refinados, se usa algo de grasa, pero cuando usted inclusive esa misma dieta 2×1 o 3×1 usted la ajusta para que sea para un sistema excitado, como que usted tiene, o un sistema pasivo, como que usted tiene, de momento aumenta la energía y al aumentar la energía a usted se le van a aclarar no solamente los problemas de metabolismo lento, de que va a adelgazar, se le van a controlar las emociones y el estado mental.

Ya hay estudios que demuestran que tanto la psicosis, como la neurosis, como la ansiedad, pueden ser fácilmente controlados si uno logra balancear el sistema de nutrición. Así que la próxima vez que usted sepa de una persona que tiene problemas mentales, problemas de depresión, no piense nada más que es que es genético o que se lo heredó de su papá o eso. Observe su nutrición, trate de investigar según el libro si tiene un sistema nervioso excitado o pasivo, cambie la nutrición, y esto aplica a los niños que tienen déficit de atención, y le garantizo que usted va a ver una mejoría en el estado emocional y en el estado de problemas mentales. Y esto lo comparto con ustedes porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo