Nunca pongas esto en un microondas


Quiero compartir contigo información que pienso que es de utilidad sobre todo si eres de esas personas que por alguna razón te ves obligado a calentar tu comida en un microondas.

Nosotros no recomendamos en MetabolismoTV el microondas por episodios anteriores que hemos hecho donde hemos explicado el daño que sufre al alimento, la pérdida de nutrientes e inclusive un episodio donde explicamos el daño que recibe tu cuerpo cuando estás a cierta distancia de microondas; que lo pudimos demostrar como un método especial para eso. Pero ahora quiero hablarte de otro peligro que debes saber porque así te puedes proteger. No te puedes proteger de algo que no conoces.

Entonces, te enseño por aquí tienen una imagen de un microondas, es uno de los instrumentos que más se usa hoy en día porque todos andamos deprisa, almorzamos a velocidad, tenemos que comer rápido en el trabajo, la gente hace fila para calentar lo que sea. ¡No recomendamos el microondas!, pero si no tuviera más remedio que utilizarlo, pues estate pendiente de que debes evitar en el microondas el uso de plástico. Muchas veces las personas que calientan su alimento dentro de un contenedor plástico sin saber que esto realmente es un peligro mayor, te explico. Es una combinación dañina, esa combinación dañina es que el microondas con su habilidad de calentar también caliente el plástico y hace un cambio que suelta unos tóxicos que debes conocer. Así que esta combinación es dañina.

El propósito principal es que sepas que tu cuerpo pues está expuesto a todo tipo de tóxicos, sobre todo si son tóxicos qué tiene que ver con efectos genéticos. Los plásticos que se usan para envasar productos alimentos y demás, el plástico cuando se fabrica siempre es duro o sea el plástico es así duro, no es flexible pero le añaden unos químicos que se llaman ftalatos que está hecho de ácido ftálico, ese químico lo que hace es que el plástico se ponga flexible.

Hay otro producto que añaden a los plásticos de poner el alimento que se llama bisfenol A que también lo conocen como BPA, que hace lo mismo, lo pone flexible, lo hace más manejable. El problema es que a este tipo de químico cuando las ondas del microondas lo afectan despide lo que llaman unos Disruptores se llaman Disruptores endocrinos. La palabra endocrino quiere decir como las hormonas que vienen dentro del cuerpo porque “endo” quiere decir adentro.

Estos químicos penetran la piel, penetran la respiración, llegan a los pulmones; inclusive el efecto principal que tiene que se ha descubierto es un efecto de por ejemplo en los hombres daña a los testículos. Los hombres que reciben ftalatos o bisfenol como parte del calentamiento de la comida empiezan a tener testículos menos efectivos con menos esperma y de hecho se ponen más impotentes, pero los estudios lo que reflejan es que el cuerpo entonces lo que tiene es como si fuera un estrógeno, estrógeno; el cuerpo del hombre se feminiza. En el caso de las mujeres, lo que le causa al cuerpo de la mujer es una confusión total porque es un tipo de estrógeno de plástico que el cuerpo no sabe ni qué hacer con ellos.

De hecho hay un estudio que se llama así: “La asociación persistente entre el estado prenatal expuesto a los ftalatos en un niño afectan su coeficiente de inteligencia a la edad de 7 años”; o sea que se pudo demostrar y lo hizo este estudio, un grupo de doctores dirigido por el Doctor Factor-Litvak en el 2014, hizo este estudio donde pudo demostrar que las madres que habían estado expuestas a estos químicos que sueltan los plásticos cuando se calienta en el microondas pues estaban afectando el coeficiente de inteligencia de los hijos que todavía no habían tenido; o sea se descubrió que hay esa relación, o sea que el cuerpo guarda estos Disruptores endocrinos los pasa a los óvulos y luego pasa a la nueva generación.

Hay un episodio de MetabolismoTV que te completa este conocimiento, que es el episodio número #1130 que se llama: “Prueba de que el microondas hace daño”, que te habla del otro lado del daño, que es el daño electromagnético que se pudo medir con un medidor; pero de todas manera lo que quería que supieras es que si tienes que usar un microondas, pues ni modo; pero úsalo con un envase de cristal, con un envase de cerámica. ¡No metas un plástico!, de estos plásticos blandos porque estás entonces intoxicando el cuerpo y quizás hasta tus futuras generaciones y esto te lo comento porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo