Opresión en nuestra alimentación


Quiero comentarte hoy sobre la opresión que estamos todos experimentando en nuestra alimentación, pero antes de eso quiero darte la definición de lo que quiere decir opresión; la opresión es el acto de oprimir, sofocar, presionar, someter, ya sea a una persona a una actitud o a una comunidad. Cuando a usted se le oprime, cuando a usted se le aplasta, cuando a usted se le hunde la sobrevivencia y sus oportunidades de salud y demás, a usted se le está oprimiendo.

Un ejemplo de la opresión que todos conocemos en la historia de alguien heroico fue el señor Nelson Mandela. Nelson Mandela fue un líder en contra del aparteísmo, que es la discriminación contra las personas de color, estuvo preso muchos años y finalmente terminó como presidente de su nación desde 1994 hasta 1999, él tenía una frase y muy buena que describía la opresión y que decía: “Nunca, nunca y nunca otra vez debería ocurrir que en esta tierra hermosa se experimente la opresión de una persona por otra”, así decía don Nelson Mandela.

La realidad es que todos nosotros estamos experimentando opresión en nuestra alimentación. Los más perjudicados son nuestros niños, porque los niños no tienen la oportunidad de defenderse, nos toca a nosotros los padres, a los abuelos defender a esos niños. 

Muchos de los alimentos que estamos consumiendo de todas las mejores marcas o de las marcas más famosas, son alimentos que cuando usted ve los ingredientes, se va a dar cuenta que realmente están llenos de ingredientes que usted mismo no puede deletrear. Si usted no los puede deletrear, ni los puede repetir es porque son químicos, estos son químicos, son sustancias que están puestas ahí para alargarle la vida al alimento, para que duren mucho tiempo en el supermercado, no es para alargar la suya. La vida suya se le acorta, la vida del alimento se le extiende cuando se ponen preservantes, colorantes, químicos para preservar ese alimento.

La forma en que estos químicos funcionan preservando el alimento es que evitan la oxidación. Oxidación, es decir la interacción de alimentos con el oxígeno, cuando ese mismo químico entra a su cuerpo como parte del alimento, evita que su cuerpo pueda utilizar el oxígeno. Señores, cuando el cuerpo no puede usar el oxígeno, se llama cáncer.

Así que básicamente si usted quiere evitar la opresión, quiere tener salud en sus hijos y demás, ¡Por Favor!, evite todo este tipo de alimentos que están llenos de químicos y demás, los alimentos verdaderamente saludables se encuentran en la parte de la pared interna alrededor de un supermercado, estamos hablando de verduras, estamos hablando de cosas que se dañan, de cosas que no vienen enlatadas, que no vienen en cajitas de colores, que no vienen en nada superfluo que está decorado en colores, estamos hablando de comida que se daña, la comida verdadera es comida que se daña, que no trae químicos, que no trae colorantes, que no trae preservantes.

Básicamente todos estos alimentos que estamos consumiendo son los que están trayendo tanto índice de cáncer, de obesidad, de problemas en el sistema nervioso, de problemas hormonales. Entonces. ¡Podemos salir de la opresión!, pero primero hay que decidir salir de la opresión. ¡Voy a favor de ustedes y que vamos en contra de la opresión! Y eso lo hacemos, porque la verdad señores siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo