El factor hereditario


A veces vamos donde el médico y el médico nos dice: “Eso no sé lo que lo causa, pero eso es hereditario”, y te dice: “¡No!, es que eres diabético porque sus papás tenían diabetes, ¡Es hereditario!” y siempre que no le encuentran una solución a algo, yo he observado que siempre le echan la culpa al que no está, que generalmente es a papá y a mamá, que como no están aquí le echan la culpa.

El ADN es donde están los genes, donde están marcadas las características hereditarias que tu adquiriste de tu familia: los ojos verdes, los ojos azules, los ojos marrones, lo que sea todo eso está ahí, la estatura, todo eso que es genético lo vas a ver ahí, está almacenado ahí.

El gobierno americano invirtió una serie de billones de dólares, billones son miles de millones de dólares en el proyecto que se llama: “El genoma” y estuvieron en ese proyecto más de 10 años. El proyecto del genoma es que tomaron al ser humano, cada célula del cuerpo  tiene dentro un núcleo y en ese núcleo hay unos cromosomas.

Los cromosomas se ven como los de la foto y en ellos hay unos puntitos que se llaman ADN, ADN quiere decir Ácido Desoxirribonucleico, ¡Es más fácil decir ADN!, ahí es que se guardan todos los marcadores genéticos de lo que tú vas a heredar de tus padres. Por ejemplo papá y mamá tuvieron un niño y ese niño va a heredar de papá y mamá a través del ADN va tener unos marcadores dentro de su cuerpo que determinan las características y tendencias genéticas, quiere eso decir que si papá o mamá tienen ciertas características de ojos, el niño va tener algo parecido a alguno de ellos. Si papá o mamá tienen unas características de color de piel, el niño va tener algo parecido, es decir que lo genético se hereda y definitivamente que sí se hereda genéticamente y eso va estar marcado en el ADN.

El estudio que hizo los Estados Unidos que gastaron billones de dólares, miles de millones de dólares, el genoma resultó ser un fracaso, después de más de 10 años y de haber gastado miles de millones de dólares, la idea de ellos era que podían encontrar la causa de las enfermedades, podían encontrar entre las más de 25 mil partículas de genes distintas que tiene dentro el ADN del cuerpo, contando todas esas combinaciones de esos 25 mil, según ellos iban a encontrar en el genoma la causa de todas las enfermedades, porque todo cuando no saben la solución, qué lo causa, lo tienen que atribuir a algo y lo atribuyen a lo genético; pero la realidad es que cuando hablamos de lo genético, pues lo genético es algo que se hereda, pero la que se hereda es importante que tú lo sepas que todo lo que se hereda es una inclinación.

Por ejemplo, si tú vas a heredar, si tu papá era de piel oscura tú vas a heredar una piel oscura y eso no es una inclinación, eso es un gen que ya se manifiesta, pero el resto de los otros genes que tiene que ver con las enfermedades, con que si vas a tener diabetes, con que si vas a padecer más de cáncer y ese tipo de cosas, lo que tú estás heredando es una inclinación, ¡No es una sentencia final! A veces los médicos te hablan como de que eso es genético, como quien dice que tú no puedes hacer nada al respecto, ¡Eso tú lo heredaste! Y como lo heredaste eso es designio, mala suerte, te tocó.

Pero la realidad es que lo que se hereda es una inclinación, no se hereda en cuanto a las enfermedades lo que se hereda es una inclinación, no se hereda realmente una sentencia final de que si tus dos papás eran diabético y diabético, tu necesariamente no tienes que ser diabético. Lo que si es cierto es que si papá era diabético y mamá era diabética, tú vas a tener unos genes en tu ADN que te hacen una inclinación a ser diabético, pero si tu llevas un buen estilo de vida, tú vas hacer todo lo posible para que ese gen, ese gen no se exprese, no se manifieste, porque ese gen es un potencial, es una inclinación, ese gen no es una sentencia final; quiere decir que tú puedes andar con el gen de diabetes toda tu vida, llevas un buen estilo de vida, no abusas de los carbohidratos, tratas bien tu cuerpo, te hidratas y demás y nunca vas a ser diabético.

Ahora, para poder entenderlo mejor, tengo que explicarte la diferencia entre lo que es la genética y la epigenética. La genética es lo que tu heredaste es una inclinación que pudieras manifestar cierta enfermedad o cierto virus o cierta cosa, porque heredaste esa inclinación, no es que necesariamente te va a pasar. La epigenética tiene que ver con “epi” que tiene que ver con medio ambiente; si yo estoy aquí en el centro, tengo que admitir que mi medio ambiente, lo que yo como, la temperatura, mi calidad de sueño, las personas toxicas o las personas agradables con las que yo trabajo, eso tiene una influencia sobre mí, eso se llama epigenética.

Con lo que nosotros trabajamos con el metabolismo es la epigenética, te estamos enseñando un buen estilo de vida para que tú cambies el entorno y de momento este tipo de cosas no se tenga que expresar. Por lo tanto tú puedes cambiar lo que tu heredaste si tú trabajas con la epigenética, que es todo lo que está alrededor, está un buen estilo de vida, no abusas del cuerpo, duermes bien, comes lo correcto para tu tipo de sistema nervioso, tomas agua, haces ejercicio, difícilmente se va a expresar lo heredado. Ahora, haces una mala vida, haces fechorías, comes lo que te da la gana, eres adicto al dulce, ¡Lo vas a expresar!, porque entonces ya tenías la inclinación. Así que es importante que tú entiendas que tú puedes dominar tu genética cuando tú controlas tu epigenética. Y esto te lo comento, porque la verdad siempre triunfa.</span

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo