La leche baja en grasa y sin lactosa

Quiero hoy contestar unas preguntas que nos han estado haciendo sobre la leche, en mi libro El Poder del Metabolismo explico que a la hora de adelgazar, a la hora de bajar de peso, de quitar la grasa del cuerpo, la leche no es nada recomendable, perdónenme si alguno esta enamorado de la leche pero la experiencia mía ha sido que para bajar de peso la leche no es nada recomendable, muchas personas compran leche baja en grasa y piensan que como compran leche baja en grasa pues van a adelgazar, la verdad es que lo que engorda de la leche y es lo que explico en el libro El Poder del Metabolismo, lo que más engorda de la leche no es la grasa, siento decírselo, lo que más engorda de la leche es la lactosa, la azúcar que contiene la leche, fíjense que la lactosa es una azúcar tan y tan potente, que es la azúcar que utiliza la gente que vende drogas en la calle, que venden heroína, utilizan la lactosa porque es una azúcar tan y tan potente que le da un empuje a la heroína a la droga que usan las personas que se inyectan heroína, o sea que la lactosa es lo que engorda, la lactosa es lo que hace que el becerrito se vuelva un toro, no es la grasa.

La forma como el mecanismo funciona, para uno engordar, es primero cuando uno consume un carbohidrato refinado, un carbohidrato muy fuerte, ese carbohidrato tiene el efecto de que obliga al páncreas a producir mucha insulina y la insulina es la que engorda, usted no puede engordar sin insulina es imposible engordar sin insulina, cuando usted consume leche con lactosa, la lactosa obliga al páncreas a producir mucha insulina y la insulina entonces recoge esa lactosa más recoge cualquier grasa que hay, así que para aprovechar la grasa que usted consume o para aprovechar la lactosa que usted consume en la leche tiene que haber insulina, sin insulina no se puede hacer, pero la insulina solamente se produce si hay lactosa sin azúcar, si hay carbohidratos refinados, la grasa no provoca una producción de insulina, la grasa de la leche no es la que provoca la producción de insulina, es la lactosa por lo tanto si usted quiere adelgazar, nuestras recomendaciones principales que hago en el libro es por favor elimine la leche o redúzcala a la mínima expresión posible porque la leche no le va a ayudar a adelgazar.

Algunas personas dicen ¡a bueno! si el problema es la lactosa entonces voy a usar leche deslactosada déjeme decirle que tampoco le va a funcionar, lo siento me da pena decírselo pero es la verdad, y como decimos aquí la verdad siempre triunfa, fíjese la leche deslactosada como dicen en México o lactaid o leche sin lactosa, en verdad lo que esto hacen es que el fabricante toma leche común y corriente y le añade una encima digestiva que se llama lactase, la encima que se llama lactase es la encima que ayuda al cuerpo humano a digerir la lactosa que es la azúcar que tiene la leche, que no es que está leche no tenga lactosa, es que tiene dentro ya viene mezclado una encima que ayuda al cuerpo a digerirla muchas de las personas que hay allá afuera no digieren bien la leche. Por lo tanto cuando usan leche con la lactosa no la digieren bien, se les condesa, se les fermenta y produce gases y tienen problemas con la lactosa y por lo tanto la solución de los fabricantes de lactaid y otros fabricantes de leche deslactosada es que le añaden a la leche de ellos la encima que ayuda al cuerpo a digerirla, muchas de las personas adultas ya no producen la encima que digiere la lactosa por lo tanto lo que hace el fabricante es que se la pone.

Hay países como México donde yo he visto que en efecto sí le quitan a la leche la lactosa, se la quitan, pero hay un problema que cuando le quitan a la leche la lactosa, le quitan el dulzor, le quitan el sabor rico, dulce que tiene la leche, el fabricante sabe que una leche que no sea dulce no se va a vender, nadie va a comprar una leche sosa, por lo tanto. Le quita la lactosa y le mete otra azúcar, le mete miel, le mete azúcar de caña, y entonces la hace dulce y eso mismo hace que levanta la glucosa y lo hace a usted engordar así que de ninguna forma se le recomienda ni leche regular, ni baja en grasa, ni deslactosada, ni nada de eso.

Por ejemplo si usted quiere tomarse un cafecito y no quiere engordar mucho está haciendo una dieta como la 2×1 o 3×1 que recomendamos en el libro El Poder del Metabolismo pues yo le voy a recomendar: si es un poco de café y usted quiere que no le quede negrito va usar por ejemplo algo como la crema, la crema de la leche que es lo que llaman “heavy cream” en ingles que es la grasa de la leche, está crema no tiene carbohidratos, si usted se echa un poquitito se le pone el café más blanquito, de hecho se le pone más cremosa y entonces usted dirá “caramba pero estoy echando grasa” si usted piensa que la grasa engorda es porque usted no ha leído el libro el poder del metabolismo, en el libro se explica que lo que más le engorda no es la grasa, sino el carbohidrato es la lactosa que tiene la leche que es el carbohidrato, si usted quiere un poco de café y lo quiere un poquito más claro, más blanco, pues le echa un poco de crema, la crema de la leche, es una grasa que no tiene carbohidrato, que no levanta la producción de insulina y por lo tanto le va a ayudar a usted a adelgazar.

Algunas otras personas por ejemplo ven leche que es baja en grasa o cero grasa y la compran porque dicen ” ah.. es baja en grasa entonces me va a ayudar a adelgazar” ¡falso! Como tiene lactosa, la lactosa levanta la insulina y la insulina le va a obligar a usted a engordar, otras personas dicen “ah.. yo quiero algo más natural” por ejemplo está la leche de arroz, esta leche de arroz que se vende acá en Estados Unidos y ya se está vendiendo en otros países como México y demás, la leche de arroz es una forma para las personas de tener algún tipo de leche o que se le parezca a la leche pero que no tenga lactosa y que no tenga algunas de las proteínas de la leche que le caen mal a algunas personas; desgraciadamente la leche de arroz es muy alta en carbohidratos, si usted mira la etiqueta va a ver que la leche es demasiado, demasiado alta en carbohidratos, por ejemplo tiene 20 gramos de carbohidratos, ¡observe! 20 gramos de carbohidratos, es demasiado alta en carbohidratos, o sea tomarse un vaso de está leche es casi como comerse un helado, un mantecado como decimos acá en Puerto Rico. Porque básicamente es puro carbohidrato, se le levanta la insulina le va a engordar.

La que yo prefiero, la que mas yo uso y no estoy haciendo un anuncio por que no tengo acciones en esa compañía, yo uso mucho la leche de almendra que en algunos países no se consigue pero en Estados Unidos, sí. Es una leche que es bien baja en carbohidratos sobre todo sin endulzar, por ejemplo usted va a ver que en carbohidratos tiene solamente 2 gramos de carbohidratos, fíjese, 2 gramos de carbohidratos en la leche de almendra versus 20 gramos de carbohidratos. Yo me preparo mi café. Como ustedes han visto en el libro El Poder del Metabolismo yo no recomiendo la leche de soya porque la leche de soya le reduce el metabolismo porque le afecta la tiroides yo sé que es un tema controversial pero la verdad es la verdad, si usted quiere evitar que se afecte la tiroides, no le ponga leche de soya y aquí tiene una idea de que leche usted puede utilizar y ¿sabe que? La verdad siempre triunfa y que le vaya bien con el café.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo