La Menstruación y los Chocolates

¡La menstruación y los chocolates! ¿Qué tiene que ver eso? Este Frank se volvió loco. Bueno, estoy contestando las preguntas que nos hacen las damas, las que más nos escriben aquí y nos ponen comentarios y demás, así que merecen que se les contesten sus preguntas. Me preguntan, ¿por qué es que sienten tanto deseo de comer chocolates o dulces, pero específicamente chocolates, cuando se le acerca la menstruación? Bueno, hay una situación por la que una mujer pasa todos los meses, a menos que haya llegado a su menopausia, y es la menstruación. Pero antes de la menstruación viene lo que llaman el síndrome premenstrual. Todos los que somos los espositos sabemos cuándo eso está pasando porque a veces ella está menos tolerante, vamos a ponerlo de esa forma, vamos a ser bien diplomáticos.

Le llaman PMS, es el síndrome pre menstrual. El síndrome pre menstrual hace que la mujer desee chocolates o desee dulces o azúcar o helado o mantecado o cosas dulces; se sabe, desde ya hace como unos 30 y pico de años se hicieron estudios que demostraron que el azúcar es analgésica, osea, el azúcar quita dolor. Esos fueron unos estudios muy interesantes que hicieron que yo los comento en el libro “El Poder del Metabolismo” donde hubo un científico que pudo probar que un grupito de ratas que tenia de laboratorio si les daba tomar mucha azúcar soportaban mucho calor y mucho dolor en las patitas y no se movían tan rápido como unas que no habían tomado azúcar, o sea que eso demostraba que el azúcar es analgésica, quita dolor.

Inclusive hubo una farmacéutica famosa, la Baxter, que es la famosa de la aspirina, que trató de desarrollar un analgésico para bebes, o sea un quita dolor para bebes, a base de azúcar. Lo que pasa es que llegaron a desarrollarlo, pero como no lo podían patentar, porque venia del azúcar, entonces eliminaron el proyecto, porque a las farmacéuticas solamente les interesan aquellos que puedan patentar y lo puedan tener exclusivo, pero eso le demuestra que el azúcar es analgésica, entonces miren como funciona. Cuando una mujer se acerca a la menstruación hay un cambio hormonal muy grande, y es que aumenta la producción de estrógeno. El estrógeno es una hormona excitante. Por eso es que cuando una mujer se pone en menstruación se excita con facilidad, se molesta con facilidad y parece que las emociones están a flor de piel y se pueden poner un poquitito intolerantes o con ganas de llorar o ese tipo de cosas.

El estrógeno es una hormona excitante, y la progesterona es la hormona contraria, es calmante y antidepresiva. Cuando hay exceso de estrógeno la mujer puede llegar a padecer lo que llaman predominación de estrógeno, uno de los problemas de las damas cuando se ponen muy gorditas es que empieza a predominar el estrógeno. El estrógeno es excitante, pero como es excitante el estrógeno contribuye a que haya más percepción del dolor. Así que tener mucho estrógeno y percibir más el dolor es la misma cosa. Usar progesterona, que es la hormona contraria, que es una cremita que se unta y nosotros la recomendamos para adelgazar, quita dolor. Por ejemplo una mujer puede tener un dolor menstrual muy fuerte, se unta un poquito de crema de progesterona y se le baja el dolor como si se hubiera tomado una aspirina, un analgésico, porque tiene un efecto contrario.

¿Cómo funciona esto de el síndrome premenstrual y el deseo de los chocolates o del dulce? Todos los humanos tenemos una glándula, que es una glándula maestra, que se llama la glándula pineal. Pineal, es una glándula localizada en medio de los dos ojos, donde los Hindu se ponen el puntito, el puntito que se pone en las culturas hindú, el puntito religioso, que ellos determinan como que el ser espiritual está aquí. Pues esa glándula es una glándula maestra, se llama maestra porque es una glándula que les da órdenes a todas las otras glándulas del cuerpo, incluye la tiroides, el páncreas, el hígado, las adrenales, todas las otras glándulas, o sea que todas las glándulas del cuerpo reciben órdenes de la glándula pineal, incluyendo los ovarios en la mujer, los testículos en el hombre, a todas. Es una glándula maestra. Esa glándula, ya se descubrió hace unos años que cuando hay mucho consumo de azúcar, de chocolate, el chocolate de por si es amargo, así que cuando usted disfruta un chocolate lo que está disfrutando es el azúcar porque el chocolate, el chocolate puro es amargo. Así que lo que engorda de chocolate no es el chocolate, es el azúcar que le echan al chocolate. Entonces cuando alguien consume mucha azúcar o muchos chocolates es la misma cosa.

Lo que pasa es que se descubrió que cuando se consume mucha azúcar, muchos chocolates, eso impulsa la glándula pineal a producir una sustancia que se llama betaendorfinas. La betaendorfina es una sustancia natural que produce el cuerpo humano que es calmante, es antidepresiva y también es analgésica, que quita dolor. La respuesta del cuerpo humano cuando entra mucha azúcar, mucho chocolate, es que produce betaendorfina. La betaendorfina es pariente de la morfina, fíjense que se llaman casi igual, o parecido. Betaendorfina, pariente de la morfina. La morfina es lo que usan los adictos, de ahí sacan la heroína que venden los vendedores de droga y que es bien adictiva. Pues la betaendorfina también es adictiva.

Entonces ¿cuál es el ciclo que pasa una mujer? Una mujer se va acercando a su menstruación, ya empieza a percibir el dolor de la capa del útero que se está despegando, es una piel que se está saliendo, eso es como si rasgaran la piel. Empieza a percibir el dolor, automáticamente su cuerpo le pide algo para bajar el dolor y ese es el síndrome premenstrual, que ya está empezando a sentir el dolor, ya lo percibe, y entonces le da deseo de comer chocolate o azúcar porque eso le produce betaendorfina y la betaendorfina es calmante, antidepresiva y analgésica.

Desgraciadamente el problema es que la betaendorfina además de que es calmante, antidepresiva y analgésica tiene un problema y el problema que tiene es que es adictiva. ¡Ese es el problema! Entonces cuando una persona queda adicta al chocolate o al dulce es solamente porque su cuerpo ha producido tanta betaendorfina que ahora está adicto. Y ahora cuando ve un chocolate la boba le babea y cuando ve un dulce no puede controlarse. Y es bueno saber este mecanismo porque una mujer puede inclusive desintoxicar su cuerpo, que son cosas que se explican en el libro “El Poder del Metabolismo”, para que no esté adicta a la misma producción de betaendorfina que se disparó en exceso y la puso adicta simple y sencillamente porque tenía un síndrome premenstrual que le causaba el dolor. ¿Y sabes qué? La verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo