Leche De Alpiste, Quinoa y Otras Leches

Tenemos una persona que nos ha preguntado en Metabolismo TV algo relativo a que le dé una opinión sobre la leche de alpiste y la leche de quínoa; es el amigo Alberto Alzate que nos escribe en el episodio número 403, dice: “Me encanta su programa, se lo recomiendo a todo el mundo. Quería saber su opinión acerca de la leche de alpiste y leche de quínoa. ¿Son convenientes para reemplazar la leche de vaca, contienen lactosa? Quisiera saberlo.”

Anteriormente habíamos hecho un episodio donde habíamos hablado de distintos sustitutos a la leche de vaca. Como ustedes habrán visto en el libro El Poder del Metabolismo, no recomiendo para nada, pero para nada, la leche, la leche de vaca porque la leche de vaca tiene ciertas propiedades que no ayudan a las personas a adelgazar y para los diabéticos es algo así como mortal,  Esa ha sido mi experiencia y yo digo lo que sé porque para mí esa es la verdad, lo que yo he observado que funciona o no funciona. No se recomienda la leche de vaca. El queso es distinto. El queso sí porque el queso cuando usted prepara queso la leche se fermenta y se le quita la lactosa y lo que queda en el queso principalmente es la proteína. Así que no hay problema. Pero la leche como tal, leche líquida no la recomiendo.

Ahora, si usted quisiera ver una leche como sustituta y puede ser leche de alpiste, leche de quínoa, yo no le voy a dar una opinión en cuanto si es buena o es mala, yo lo que quiero es enseñarles cómo usted mismo evaluar si le sirve o no le sirve. Si el propósito suyo es adelgazar, si el propósito suyo es controlar la diabetes, el punto importante es que usted pueda observar en la leche qué cantidad de carbohidratos contiene.

Aquí les muestro dos ejemplos de dos leches que no son de vaca, que se venden acá en Puerto Rico y en Estados Unidos. Una es la leche de almendra. De hecho estuve hace poco en Venezuela y conocí personas que allá preparan su propia leche de almendra, la preparan en su casa. En Colombia también conocí personas que preparan su propia leche de almendra. La leche de almendra de hecho a mí me gusta mucho y uso en mi café con leche de almendra, yo no uso leche de vaca. Y hay una que venden por ahí en los supermercados, muchos países la tienen, casi todos y acá también, que es la leche de arroz. Rice milk, como dicen los gringos.

Lo importante para uno poder evaluar si una leche le sirve o no le sirve, si es recomendable o no es recomendable, es el total de carbohidratos. En otras palabras que si usted mira, estamos hablando de carbohidratos, los carbohidratos son los que se convierten en glucosa. Cuando usted come carbohidratos, los consume, los carbohidratos se convierten en la glucosa y la glucosa en combinación con la insulina es la que le engorda, que eso es lo que se explica en el libro El Poder del Metabolismo. Así que cuando usted quiere adelgazar o quiere controlar la diabetes la clave es reducir los carbohidratos. Es sencillísimo. Usted reduce los carbohidratos, automáticamente se reduce la glucosa. Se reduce la glucosa, se reduce la insulina. Se reduce la glucosa y la insulina, usted adelgaza. Y si se reduce la glucosa y usted tenia diabetes se le controla la diabetes.

Ahora, si ustedes encontraron un producto comercial, pues al producto comercial, por lo menos en Estados Unidos, se acostumbra muchas veces imprimir cuántos carbohidratos tiene la porción y también cuanta fibra. La fibra se considera parte de los carbohidratos. Por lo tanto si alguien le dijera a usted que una leche digamos tiene 10 gramos de carbohidratos y tuviera 2 de fibra, usted diría “10 de carbohidratos menos 2 de fibra”, le quedan 8. Quiere decir que usted siempre resta. Si está mirando un producto nutricional comercial donde tiene una etiqueta con datos nutricionales, usted descuenta la fibra de los carbohidratos y le sale cuántos carbohidratos netos tiene, que es lo que su cuerpo pueda convertir en glucosa porque la fibra es parte de los carbohidratos, pero no se convierte en glucosa porque la fibra inclusive no es ni siquiera soluble. O sea que no le afecta para nada la glucosa. Usted come fibra, la fibra no le sube la glucosa y si no le sube la glucosa no le engorda ni le descontrola la diabetes. Así que a la hora de evaluar cualquier leche que sea que ustedes tengan ofreciendo, de alpiste, de quínoa, de lo que sea, la clave es saber cuántos carbohidratos contiene, descontándole la fibra si es que sabe esa cantidad. Mientras más bajo sea el total de la diferencia entre carbohidratos y de fibra mejor es para usted. Mientras más alto sea más problemas tiene.

Por ejemplo la leche de vaca, generalmente un vaso de 240 mililitros de leche de vaca tiene como 12 gramos de carbohidratos, cero fibra. Por lo tanto son 12 gramos de carbohidratos. Usted se toma una leche de vaca y la azúcar va a subir y si sube la azúcar sube la insulina y si sube la insulina usted engorda y si tiene diabetes se descontrola la diabetes. Así que sencillamente la leche de vaca no está recomendada, pero entonces vamos a ver estos ejemplos que tenemos aquí para dar un poquitito más de información.

Tenemos por ejemplo la leche de almendra y leche de arroz, ahora si revisamos los paneles nutricionales. Por ejemplo en la leche de almendra habla de que tiene, en carbohidratos tiene 2 gramos, o sea un vaso de 240 mililitros, que es 8 onzas, tiene 2 gramos. 2 gramos, pero usted le descuenta un gramo de fibra. Por lo tanto le queda 1, o sea que usted se toma un vaso entero, 240 mililitros, 8 onzas y usted tiene un solo gramo de carbohidratos, eso prácticamente no va a tener ningún efecto sobre su glucosa, sobre su insulina, ni problemas con su diabetes.

Ahora, mire el caso de la leche de arroz, le dice que tiene 20 gramos de carbohidratos. Los carbohidratos se convierten en glucosa, así que tiene 20 gramos glucosa, y cero fibra, por lo tanto ¿qué le queda ahí? Veinte, o sea que esto le sube el azúcar 20 veces más que la leche de almendra. He visto información en el Internet, no crea todo lo que usted lee en el Internet. No lo vaya a creer porque mucha de la gente que pública cosas en el Internet están interesados en vender algo y algunos no están tan educados. Así que es bueno de entender porque le ayuda a buscar información, pero siempre usted verifique su información en alguna fuente fiable, algo oficial.

Le puedo decir que la leche, lo que he visto en Internet y buscando en 200 mil sitios porque hay mucha información falsa sobre el tema, por ejemplo la leche de alpiste se dice que tiene 3 gramos de carbohidratos por porción de 240 mililitros, por 8 onzas. Si fueran 3 gramos yo le diría que es bastante buena leche. La leche de quínoa no sé cuánto tiene, pero usted observe. Para mí, mi opinión es que 2, 3 gramos por vaso de 240 mililitros, 8 onzas, es muy bueno. Cualquier cosa por arriba de 2 o 3, ya 4, 5, 6 o 10 o 20, le va a representar más obesidad o más problemas con su diabetes. Así que esto se los comento porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo