Diabetes y Obesidad De Mano En Mano

Tenemos una pregunta de uno de nuestros amigos en Metabolismo TV y nos encanta a Jorge y a mí contestar las preguntas, así que gracias por escribirnos en Metabolismo TV, esa era la idea, que pudiéramos tener una comunicación en dos vías. Nosotros nos comunicamos con ustedes a través de los videos y ustedes se comunican a través de nosotros diciéndonos qué les gusta, qué no les gusta, qué podemos mejorar o inclusive temas que le gustaría que nosotros cubriéramos.

Esta persona hizo una pregunta muy inteligente. Se llama Paz Ramos y dice así: “Hace unos días me surgió una duda. ¿Por qué el 85% de los diabéticos sufre de sobrepeso cuando por la ausencia de insulina en su organismo deberían estar delgados? Pues no absorben la glucosa que su cuerpo produce.” Esto es una pregunta inteligente. Es inteligente porque uno puede pensar “Caramba, ¿cómo es posible que los diabéticos tengan tanto sobrepeso si la realidad es que lo que engorda es la insulina y el diabético no tiene tanta insulina?” Bueno, ahí es que viene la diferencia que le quiero explicar a la amiga Paz Ramos y a otras personas que tengan duda.

Se sabe, le estadística es esta. No 85, el 90%. El 90% de todas las personas que padecen de diabetes padecen de sobrepeso u obesidad, o sea que la diabetes y la obesidad andan de mano en mano. De hecho, en mi experiencia, la experiencia de nosotros en los centros NaturalSlim, RelaxSlim y demás que tenemos en Puerto Rico y en la Florida, ha sido que cuando una persona diabética baja de peso la diabetes se controla. Tenemos cientos de diabéticos que se tenían que inyectar insulina que hoy en día al bajar de peso ya no se inyectan. El mismo médico les tuvo que reducir la insulina, bajársela poco a poco, hasta que llegó un momento que dijo “No te inyectes más.” Y hoy en día, pues se mantienen con algún medicamento como Glucotrol o Glucophage o cómo le llaman en el país donde usted está. La realidad es que toda persona que sea diabético que haga el sistema que nosotros recomendamos en el libro El Poder del Metabolismo se va a poner bien, de hecho nadie se pone tan bien como los diabéticos cuando hacen este sistema, porque este sistema que arregla el metabolismo y que arregla la nutrición, que hidrata el cuerpo, empieza a controlar la diabetes y elimina el problema.

Ahora, vamos a contestar la pregunta de Paz Ramos; lo que pasa es lo siguiente: En episodios anteriores nosotros hemos explicado, he explicado que cuando hay mucho carbohidrato, carbohidrato, estamos hablando de pan, harina, arroz, dulce, jugo de futa, cuando hay mucho de esto, esto se convierte en glucosa, o sea pasa por la digestión, los carbohidratos refinados, pan, harina, arroz, dulce, pizza, Coca-Cola, lo que sea, se convierte en glucosa, cuando se convierte en glucosa obliga al cuerpo a producir insulina. La insulina es una hormona que se produce en el páncreas, que es un órgano como del tamaño de su puño y ese órgano produce insulina. Y la insulina, cuando usted combina glucosa con insulina usted va a crear grasa. Eso es lo que es.

Ahora, la premisa de Paz Ramos, que es el dato que le falta es que el diabético tiene poca insulina. Ese es el dato que es erróneo. Los diabéticos, el cuerpo de un diabético, tiene dos problemas visibles y que se pueden medir. Usted puede medir la glucosa, que es lo que el diabético se mide. Diabetes se llama cuando la glucosa es 130 miligramos por decilitro para arriba. Diabético puede tenerla en 150, en 200, en 300, los hay con 500. Así que usted puede medir la glucosa a un diabético. Sabe por el medidor que usan que la glucosa es muy alta. Ahora, lo otro que pueden medir, que para eso tienen que ir a un laboratorio, es la insulina. Y usted va a encontrar, usted va a encontrar que en los diabéticos hay exceso tanto de glucosa como de insulina. O sea que usted puede medir el exceso de glucosa y el exceso de insulina y estos dos excesos conviven juntos.

Ahora, el problema con el cuerpo de un diabético es que las células, cuando la insulina trata de penetrar la célula la resiste. Se llama resistencia insulínica, osea que lo que tiene un diabético es resistencia insulínica, que es que la insulina no le funciona bien, es como si fuera una insulina defectuosa. Ahora viene la pregunta inteligente del amigo, de Paz Ramos y es ¿por qué engordan si la insulina no funciona y la insulina es la que engorda? Pues miren lo qué pasa. La insulina, la parte pequeña que sí funciona, le está dando un mensaje a la célula de que no hay comida porque toda la glucosa está fuera y no puede entrar. Y no puede entrar a falta de que la insulina funcione. ¿Qué pasa? El mensaje que recibe, la poquita insulina que entra le deja saber al cuerpo que no hay comida porque si está entrando poca insulina tiene que ser que hay poca glucosa, y si hay poca glucosa el cuerpo calcula, pues no hay comida.

Entonces eso, ese estado de hambre de las células despierta una enzima que le llaman LPL. En inglés se llama lipoprotein lipase. Esa es una enzima que lo que hace es que acumula grasa. Acumula grasa. Si el cuerpo siente hambre se despierta la enzima lipoprotein lipase y esa enzima acumula grasa. Es una forma, un mecanismo que tiene el cuerpo humano para captar grasa, que es un alimento concentrado, cuando hay hambre. Así que por eso cuando usted hace una dieta de pasar hambre usted lo qué está despertando es su hormona, la que acumula grasa. El cuerpo se va a tratar de defender del hambre. Así que la persona diabética tiene mucha insulina, parte de ella no funciona, el cuerpo está en hambre y como está en hambre despierta la enzima lipoprotein lipase que hace que el poquito de lo que entre lo convierte todo en grasa. Por lo tanto el diabético termina gordo y esa es la razón. Y esto se los comento porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo