El jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF) y el cáncer


Tengo una información que compartir contigo, son de esas informaciones que son difíciles de tragar, pero ¿sabes qué?, no hay nada peor de que esté pasando algo malo, peligroso para ti y tus seres queridos y que tú no lo sepas; por lo menos cuando tú sabes algo te puedes defender, si no lo sabes, ¡Vas a tener problemas! Uno se puede defender de aquello que conoce, por eso mi función es decirte la verdad.

A través de mucho tiempo hemos estado hablando de este tema del maíz. Hay países, yo acabo de regresar ahora mismo de mi querido México, que en verdad es mi segunda patria. Yo me siento en México como en Puerto Rico, es mi segunda patria, me siento como en mi casa; quiero a los mexicanos, son gente cálida, cariñosa, me gusta su comida, me gusta su cultura, me gusta su historia, ¡Es un país gigante!, con capacidades increíbles, tiene sus problemáticas.

Ahora, salió un estudio reciente, en el 2019 que dice así: “El jarabe de maíz de alta fructosa promueve el crecimiento de tumores intestinales en los ratones”. Resulta que hay ciertos estudios que no se pueden hacer en los humanos, o sea hay estudios como este que no se puede hacer en los humanos porque no sería ético poner un humano a comer jarabe de maíz de alta fructosa como lo que le echan a los refrescos, que se yo, Coca Cola, Pepsi Cola, todos esos refrescos lo que le echan para endulzarlo es jarabe de maíz de alta fructosa.

De hecho el jarabe de maíz de alta fructosa es 40% más barato que el azúcar, por lo tanto hoy en día el pan lo hacen con jarabe de maíz de alta fructosa, las galletas las hacen con jarabe de maíz de alta fructosa, la pizza la endulzan con jarabe de maíz de alta fructosa, o sea que todo lo que sea para endulzar, yogur, todo eso, lo endulzan con jarabe de maíz de alta fructosa. ¿No me cree?, ¡Mire la condenada etiqueta! Y va a ver que el jarabe está ahí,  porque como es 40% más barato que el azúcar, que es la azúcar de caña, pues van usar lo más barato, pues 40% de ahorro, lo van a usar.

El doctor Marcus Goncalves y su grupo, es un grupo bien grande, eran como 12 científicos, en el 2019 publican este estudio donde utilizan un tipo de rata, que es una rata que se usa como modelo de tumores cancerosos en el intestino. Uno de los cánceres más prevalecientes es el cáncer de tumores en el intestino y básicamente lo que descubre es que estas ratas tienen un sistema prácticamente idéntico a los humanos, por lo cual los estudios como no se pueden hacer en humanos, se hacen en ratas y de ahí se llegan a conclusión de ¿Qué pueda estar pasando con los humanos?, porque el humano tiene un sistema del hígado, de las enzimas, del intestino básicamente idéntico al de las ratas. Quiere eso decir que muchos de los descubrimientos grandes que se han hecho, por suerte se han podido hacer con ratas para no poner en riesgo la salud de un humano. Hoy en día cuando se quiere estudiar cómo funcionan los medicamentos, la farmacéutica para parar tumores y demás que vende las farmacéuticas, ¿Dónde lo hacen? ¡En ratas! No lo pueden hacer en los humanos, porque no sería lógico hacer un estudio con un humano y ponerlo en peligro, así que lo hacen en ratas y a base de eso llegan a la conclusión y obtienen las aprobaciones de su medicamento. 

En este estudio lo que se descubrió es que cuando el cuerpo consume el jarabe de maíz de alta fructosa, el tumor, o sea las células del tumor producen una enzima; una enzima es una sustancia que es una proteína, un tipo de proteína como decir carne, queso y huevo, es un tipo de proteína que actúa sobre otras proteínas. O sea usted para digerir necesita enzimas, enzimas para digerir la grasa, enzimas para digerir la proteína, enzimas para digerir los carbohidratos. Las enzimas son proteínas activas que actúan sobre otras.

Resulta que se descubrió que el tumor canceroso en el intestino produce una enzima que se llama ketohexokinase, y esa enzima convierte la fructosa del jarabe de maíz de alta fructosa a una sustancia que se llama fructosa-1-fosfato, y esta sustancia fructosa-1-fosfato es una sustancia que multiplica dramáticamente por 3, por 5 y hasta por 10 el crecimiento de un tumor en el intestino, ¡Sencillo!, es como si uno le hubiera echado gasolina al fuego, así que ya se sabe que el jarabe de maíz de alta fructosa produce ese efecto sobre los tumores que están en el intestino. Obviamente de ahí es que sale un cáncer del colon, un cáncer colon rectal, del recto o del colon y sale de una situación de esas que sale un pequeño tumorcito y si usted empieza a consumir jarabe de maíz de alta fructosa o alimentos que están endulzados con eso pues le está echando gasolina al fuego y ahora corre riesgo.

No les quiero traer este problema a mis amigos mexicanos que lo que comen es maíz, porque es lo que comen ellos, ni a mis amigos venezolanos con su arepa, ni a los colombianos con su arepa, ni a ningun otro que esté comiendo maíz, porque el maíz es uno de los alimentos más importantes que existe en el planeta, pero sí quiero que ustedes estén alertas, ¡Alertas! ¿Cómo usted puede saber si el maíz le está agrediendo a usted? Fuera de saber que existe esta situación, debe saber que ya he conocido personas que cuando usan maíz genéticamente modificado, ese organismo genéticamente modificado que ahora mismo en México se calcula que más del 95% de todo el maíz que se consume en México es genéticamente modificado. Ya Monsanto lo dañó, ya cambiaron la molécula, ya lo que usted come que viene preparado que para los pesticidas, que para los insectos no se lo puedan comer, pues déjeme decirle que su cuerpo tampoco lo va aceptar muy bien, y he conocido personas, mexicanos que cualquier maíz que consuman le dispara la glucosa.

Si usted aprende a buscar sus alimentos agresores y aprende, ¿Qué es lo que le recomiendo? ¡Mire! Consígase, para que salga de duda, consígase un glucómetro, vea mis episodios que se llaman alimentos agresores, ¡Aprenda!, no duele nada picarse por el ladito, hay un truco para que no le duela. Pruebe a ver ¿Qué está haciendo el maíz con su glucosa? Cuando un alimento agrede al cuerpo, va a disparar la glucosa por las nubes y usted se va a dar cuenta. El problema es que si usted sigue comiendo maíz y no sabe ¡Qué es lo que su cuerpo está haciendo con él!, cuando le avisen que tiene un tumor en el intestino o en otra parte del cuerpo, ¡Bendito!, puede ser muy tarde.

Entonces, ¡Averígüele!, póngase curioso, total es su cuerpo, es su salud. Las piezas del cuerpo no las venden, pues saque su glucómetro, aprenda con los episodios que tengo ahí de alimentos agresores a buscar. He sabido de personas, mexicanos, que encontraron que el maíz era el que los agredía, les dispara el azúcar a 200 a 300, cuando esa azúcar sube de ahí para arriba los tumores cogen fuerza porque el tumor solamente come glucosa, azúcar de la sangre. Entonces, averigüe, busque una salida.

Ahora, también quiero darles una noticia, he conocido mexicanos que descubrieron que el maíz los agredía, los agredía porque cuando el cuerpo se estresa con algo, digamos algo genéticamente modificado como el maíz, dispara la glucosa. Si el suyo dispara la glucosa, pues ya le está dando un aviso de que le va hacer daño, pero tengo una buena noticia, he conocido algunos mexicanos que descubrieron que si usaban un maíz criollo, el maíz criollo que todavía queda en México, en muchos países queda el maíz criollo que todavía Monsanto no ha podido tergiversar, dañar, ese no le dispara la glucosa.

Así que conozco Mexicanos que me dicen: “Mira Frank descubrí que todo ese maíz que venden por ahí, en la taquerías, en esos sitios comunes, ¡Me dispara la glucosa!, pero si uso maíz criollo de ese, el indígena, ¡No me la dispara!”, quiere eso decir que el tema es usted poder saber con su glucómetro si realmente le agrede o no le agrede. Entonces, ¡Ojo avizor! El maíz le puede traer cáncer, investigue que si el que usted está comiendo le dispara la azúcar o no se la dispara y ¡Sálvese del cáncer! Y eso se los comento, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo