Los problemas de Obesidad y Diabetes se resuelven por la boca

La diabetes y la obesidad son un matrimonio, más del 85% de las personas con diabetes tienen sobrepeso u obesidad. Quiere decir que cuando usted controla la obesidad y lo hace con la ayuda del metabolismo, automáticamente usted controla la diabetes y eso es lo que estamos viendo nosotros hace más de 15 años en los centros NaturalSlim, la gente baja de peso, controla su diabetes, le quitan la insulina, reduce sus medicamentos, se ponen delgados, se enamoran y todas esas cosas, pero básicamente es controlarla con la ayuda del metabolismo.

Ahora una de las investigaciones que estuve haciendo, que me dejaron así como fascinado  fue descubrir la relación que existe entre el control de la diabetes, el control de la obesidad y la boca. Ya todos sabemos que lo que usted hecha por la boca, si no escoge bien sus alimentos tipo A, tipo E, que si son los que engordan, los que adelgazan, pues va afectar el sistema hormonal y va a engordar, pero hay otra forma en que se puede controlar la diabetes y se puede controlar la obesidad básicamente mirando bien la calidad de cómo está su boca.

Ahora estamos hablando de la higiene bucal, estamos hablando de las encías dentro de la boca, la encía es la parte que esta alrededor de los dientes, donde está la base de los dientes, eso le dice bastante. Le voy a enseñar una foto esto que ven aquí son unos dientes en sus encías y va notar que la encía está sangrando, cuando usted se lava los dientes y esto ya yo lo probé, cuando usted se lava los dientes, si usted tiene dientes que en la encía le están sangrando, digamos que hay un poquito de sangre saliendo, eso significa que hay infección, le llaman gingivitis, los dentistas le llaman gingivitis; o sea que tiene que ver con una infección de las encías, de las gomas, gums, de la encía como tal.

Es el tejido más blando y que pasa se alojan pedacitos de desechos de comida y las bacterias vienen a comer, las bacterias que están ahí comiendo, crean infección y mantienen una infección. Esa infección lo que hace es que debilita el tejido y cuando debilita el tejido y usted se lava los dientes, eso sangra, si eso sangra no va haber forma de que usted controle ni su obesidad, ni la diabetes, es lo que le voy a explicar en este episodio. Ahora, la forma de uno realmente controlar esto es que uno primero hace una prueba, una prueba para ver cuanta infección tiene uno en la boca.

La forma de uno hacer una prueba para saber cuánta infección hay en la boca, en las encías es fácil, usted toma un hilo dental, hay distintos tipos de hilo dental, por ejemplo el hilo dental más común es el del cordoncito y usted se pasa el cordoncito, se lava los dientes y se pasa el cordoncito en el medio de los dientes y no se lo pasa con mucha fuerza ni siquiera, solamente hasta la parte de entre medio abajo, si usted cuenta, lo vamos a decir que por ejemplo usted selo pasan en todos los dientes de arriba, todos los dientes de abajo y usted nota por ejemplo que le sangraron entre 8 de ellos; o sea que si hay 8 sangrados, ahí usted tiene un grado de infección, porque cada uno que está sangrando es un foco de infección. Si a usted le están sangrando solamente 3, tiene menos infección, si le sangra solamente 1 tiene menos infección.

Así que básicamente como si usted diera un primer examen para saber cómo está el estado de la salud en su boca y lo va saber por cuántos de ellos sangran por ejemplo yo hice el experimento y a mí de inicio me sangraron 2, así que dije ¡Ahí hay infección!. Este era un tema que yo nunca había mirado hasta que me puse a investigar el tema de la diabetes y me di cuenta que si hay infección en la boca, que es algo que les voy a explicar más adelante, no se puede controlar ni la diabetes ni la obesidad porque se descontrolan lo niveles de glucosa y de insulina.

El tema es que usted primero hace un examen, usted usa su hilo dental, hay otro tipo de hilo dental que viene montado como en unos palitos, que es así como más maniobrable y lo venden en paquetitos en las farmacias, supermercados y demás y usted se hurga, pasa entre medio y cuenta cuantos entre los dientes sangran. Si sangran 8, si le sangran 10 si le sangran 3, si sangra 1 o si no sangra ninguno. Si no sangra ninguno, al usted limpiar entre medio de los dientes, en la encía, pues ya usted sabe que no hay infección, porque cuando hay infección está inflamado, si está inflamado está débil, si está débil sangra y si sangra pues va haber infección.

Ahora, la solución es que una vez que sangra, usted sabe que hay una infección ahí, así que ahora la recomendación es que cada dos días mínimo usted se pase su hilo dental y una vez que se pase, usted se enjuaga con algo como decir, la perfecta es peróxido de hidrógeno, acá le llamamos agua oxigenada, hidroxi peroxide, como dicen los americanos. Esto es una sustancia baratísima, la venden todas las farmacias, todos los supermercados y demás y uno se hace su enjuague bucal y lo bota, eso lo que hace es que mata todas las bacterias que están ahí, después de que usted ya removió pues los sedimentos que hay ahí, los alimentos que mantenían las bacterias ahí comiendo y estando vivasUsted va notar que cada vez que lo haga, va botar un poquito menos de sangre, un poquito menos de sangre, un poquito menos de sangre y llega un momento que ya no bota ninguna sangre, que quiere decir que todas las infecciones fueron eliminadas. En ese momento usted puede decir tengo el control de mi diabetes o de mi obesidad.

El concepto básico es que usted en medio de los dientes tanto de arriba como de abajo, pues van a ver donde se forman las infecciones siempre es en estos bolsillos que hay entre los dientes, aquí se da la infección, cuando hay infección de bacterias es porque hay sedimentos de alimentos que usted comió, que se alojaron, eso hace entonces que el sistema inmune no los puede atacar y las bacterias vienen a comer. Cuando vienen a comer debilitan el área, las bacterias producen sus propios tóxicos que son como si fuera su defecación y ponen tóxica el área y esos tóxicos muchas veces penetran dentro del cuerpo y cuando penetran dentro del cuerpo, empiezan a afectar el metabolismo.Hay muchas personas que no podían adelgazar de ninguna forma o no podían controlar su diabetes, porque para controlar la diabetes usted adelgaza y al usted adelgazar controla la diabetes, porque los dos problemas están ligados al exceso de glucosa y de insulina, pero siempre que hay infección no se puede adelgazar ni tampoco se puede controlar la diabetes.

Así que la idea básica es que si por ejemplo usted aquí sangró y aquí sangró y aquí sangró, pues aquí tiene 3 sangrados, si tiene 3 sangrados sabe que tiene 3 infecciones, una vez que usted lo va limpiando con peróxido de hidrógeno, con agua oxigenada, usted va a ver que eso va desapareciendo y automáticamente va a notar que se hace mucho más fácil bajar de peso, mucho más fácil controlar su diabetes. Bueno, regreso en un próximo episodio. Y esto se los doy hasta aquí pues, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo