Las Mentiras Causan Sufrimiento

Quiero contestar una pregunta de una amiga que nos escribe en Metabolismo TV y nos está escribiendo sobre algo que realmente agradezco que escriba porque son muchas las personas que sienten lo mismo que ella. La amiga Mili Dulce nos escribe. “He comenzado a comer más ensaladas, frutas, té y beber más agua. Aparte me ejercito por una hora y media por 5 días a la semana.” ¡Muy bien! “Ya llevo 3 meses, solo he perdido 8 libras, lo cual me deprime porque no es fácil dejar los carbohidratos refinados a los cuales uno está acostumbrado. Llevo ese tiempo sin comer nada de pan, cereal, arroz o pasta, solo avena en el desayuno.”

Bueno, ok. La avena, es bueno que sepan, la avena dicen por ahí que es muy saludable y ayuda a bajar el colesterol, pero déjenme decir una cosa. Quiero que piensen en lo siguiente, ¿de qué está compuesta la avena? Si lo investiga va a ver que la avena está compuesta de cebada y ahora tengo otra pregunta. ¿Por qué usted piensa que la cebada se llama cebada? Eso mismo que pensó porque ceba, porque engorda, porque la cebada tradicionalmente se utilizó para engordar los animales. Así que si una persona que quiere adelgazar necesita reducir la avena porque la avena está compuesta de cebada y la cebada se llama cebada porque engorda, porque ceba, así que eso es un puntito fuera.

Y luego también menciona que usa solo avena al desayuno, que es una cosa que hay que corregir Mili, o unas batidas Herbalife con leche de almendra. Bueno, con el respeto de los amigos de Herbalife. Yo soy especialista en obesidad y metabolismo, yo trabajo con educar a las personas sobre el metabolismo, ¿buscando qué? Buscando una solución permanente, final. No creo en ningún tipo de hierba, en nada que sea estimulante. La mayoría de las hierbas que se utilizan, de las distintas marcas o distintos compuestos o lo que sea, todo va por la línea más o menos de los productos milagrosos, que es una línea de hacer que el cuerpo se acelera, que el sistema nervioso se acelere, que el metabolismo se acelere, pero como es una línea que no es natural al cuerpo, pues el cuerpo puede de momento bajar, pero luego cuando rebota, rebota un poco más fuerte porque usted le está obligando a producir una hormona que el cuerpo de forma natural no produce.

Yo prefiero siempre tratar de ayudar al cuerpo a que haga lo que tiene que hacer sin meterle hierbas ni cosas que vayan a afectar el sistema nervioso. Por ejemplo nosotros utilizamos por años, los adaptógenos y lo va a ver en el libro El Poder del Metabolismo. Los adaptógenos son hierbas, pero es un tipo de hierba que no interfiere para nada con el sistema nervioso, o sea trabajan a nivel celular donde mejoran dentro de las células. Nunca he trabajado con hierbas o he querido trabajar con hierbas que afectan el sistema nervioso. Hay personas que se ponen hacer batidos de hierbas y cosas de hierbas y la hierba los pone así medios nerviosos, medios excitados, y obviamente lo que hace es que descontrola el sistema hormonal. Puede la persona adelgazar, pero entonces el resultado no es permanente porque depende de la hierba, no depende de mejorar el metabolismo.

Entonces vamos a aclarar un poquitito este tema, porque Mili aquí nos dice que está comiendo ensalada al mediodía y en la cena, que toma agua o agua con fibra por las mañanas y qué sugerencia le tengo y qué está haciendo mal. Bueno mira, la preocupación grande que tengo con esta pregunta, y gracias Mili por hacer la pregunta, es que este es el problema más grande que nosotros confrontamos los últimos 15 años. Nosotros como grupo de personas que ayudamos a otros a adelgazar, a bajar de peso, a mejorar el metabolismo, el problema más grande que confrontamos es la mentira. Las mentiras causan sufrimiento. O sea, si alguien te dice una mentira y tú pensaste que era verdad esa mentira te va a causar sufrimiento. Las mentiras causan sufrimiento.

Una de las mentiras más grandes que existe es que el problema que tiene una persona es que tiene que bajar de “peso”. Yo quiero explicar esto bien y quiero enseñar una imagen de forma de que podamos ver mejor qué es lo que tiene que ver esto si usted lo que quiere es bajar de peso o usted quiere adelgazar. Les estoy mostrando una imagen aquí, que son de las imágenes que nosotros usamos, digamos dentro del sistema NaturalSlim, porque el problema más grande que tenemos es que la gente nos llega con una mentira metida en la cabeza. Entonces como tienen esa mentira ahí se las hace muy difícil ayudarlos porque la persona viene concentrada en una sola cosa bajar de peso, bajar de peso, bajar de peso, bajar de peso. Pero quiero que vean esta diferencia. Aquí a la izquierda usted ve un cuerpo de un hombre gordo, un hombre obeso, que pesa 200 libras. Esos son, qué se yo, son como 80 kilogramos, una cosa así. Y a la derecha hay un hombre que pesa exactamente lo mismo, 200 libras, pero es puro músculo. Entonces, fíjense que la cintura en el de la izquierda es 44, una cintura bien grande, y la cintura del de la derecha es 32. Ambos pesan igual. ¿Cuál usted quiere? ¿Usted quiere ese cuerpo lleno de grasa con esa cintura 44 o usted quiere ese cuerpo esbelto lleno de músculos, que pesa lo mismo, pero que es cintura 32?

Obviamente usted quiere el de la derecha. Usted quiere ese cuerpo lleno de músculos. ¿Qué pasa? La persona que tiene mucha grasa en el cuerpo, pues tiene mucho volumen. El problema de la grasa no es que pese, de hecho la grasa es lo que menos pesa en el cuerpo. Cuando Mili dice “He bajado solamente 8 libras” está trabajando con la mentira que por años le han metido con la publicidad, como le han metido a todo el mundo, que el problema es el peso. Señores, el problema no es el peso, su problema nunca ha sido el peso, el peso no es el problema. Por ejemplo este señor, delgado así como usted le ve, tiene sobrepeso porque pesa más que cualquier hombre de esa estatura. Por ejemplo don Arnold Schwarzenegger, el señor ese muy fornido, que era gobernador de California, ese señor está sobrepeso porque pesa 50% más que cualquier hombre de esa estatura, pero ese señor no tiene exceso de grasa. El sobrepeso que tiene es de puro músculo. Por lo tanto ese cuerpo está bien definido y quema la grasa muy bien y tiene un metabolismo privilegiado.

Así que el problema aquí no es el exceso de peso, es el exceso de grasa. Usted lo que quiere es adelgazar. Si se pone a fijarse en las libras de peso o en las libras de kilogramos usted va a fracasar porque está trabajando con una mentira. Lo que usted quiere es adelgazar. Lo que hay que mirar de verdad es cuánto, cuánto realmente está usted bajando la talla de ropa, eso es lo importante. Olvídese del condenado peso. Tome la pesa esa, dele vacaciones, escóndela en algún sitio y dígala adiós. Observe su ropa y cómo usted se siente, esa es la verdad, esa no es la mentira. La mentira que usted se ponga a mirar o a concentrarse estrictamente en el peso del cuerpo.

Les voy a poner la atención de nuevo en la imagen fíjense en la parte de abajo la persona bien gordita flota en el agua. ¿Por qué flota? Porque la grasa es liviana. La grasa es lo que menos pesa en el cuerpo. Sin embargo una persona delgada tiene dificultad para flotar, o sea se hunde en el agua. Eso le demuestra que la grasa es liviana. La grasa de hecho es lo que menos pesa en el cuerpo. Lo que más pesa en el cuerpo son los músculos. Cuando nosotros miramos un cuerpo gordito, hay una cosa que es obvia. ¿Qué es lo que es obvia? Que tiene mucha grasa, que ocupa mucho espacio, que la cintura es amplia. Eso es obvio, pero hay otras cosas que no son tan obvias y es igual de verdad y es la siguiente. Si ya se ha demostrado que una persona que tiene exceso de grasa, durante el proceso de acumular y hacer toda esa grasa pasaron dos cosas más. Una de ellas fue que el cuerpo se deshidrató porque la grasa y el agua no se llevan. Así que la grasa y el agua son contrarias, no se mezclan. Según entra la grasa el cuerpo, pues sale el agua. Sencillo, por eso les he dicho en otros episodios que usted empieza a meter agua y ¿qué va a pasar? Pues va a salir la grasa para fuera, no tiene más remedio. Por lo tanto una de las formas principales de adelgazar es hidratar el cuerpo. Usted mete agua y saca la grasa. Mete la grasa y saca el agua. Ahora, lo otro que no es obvio en un cuerpo obeso es que dentro, dentro de este cuerpo existe un cuerpo flaco. Es un cuerpo flaco que es delgado y tiene pocos músculos. Los músculos se destruyen en un cuerpo bien grueso. Los músculos se destruyen. Se aumenta la grasa y se destruyen los músculos.

Cuando usted hace un sistema como el que se recomienda en libro El Poder del Metabolismo ¿qué va a pasar en el cuerpo? Van a pasar dos cosas. Una es la grasa se va. ¿Dónde se va a reflejar eso? En la talla de ropa, ahí es que tiene que mirar. Talla de ropa. Olvídese del peso, a usted no le importa el peso. Si alguien se encuentra en la calle, la persona que se encuentra en la calle no le va a decir “Fulana, que pesada tú estás.” No le va a decir eso, le va a decir “Fulana, tú estás gorda.” ¿De qué está hablando? Está hablando de la grasa. No esta del peso. Así que lo que molesta, lo que aprieta la ropa es la grasa. Lo que tapa las arterias y produce un ataque al corazón es la grasa. Lo que queremos sacar del cuerpo es puramente la grasa, pero ¿qué pasa? Al sacar la grasa si usted se está alimentandose bien, como se recomienda en este libro con la dieta 2×1 o dieta 3×1, va a pasar otra cosa. Que se va la grasa, pero también va a aumentar la musculatura y cada vez su cuerpo pesa más. Los músculos pesan tres veces más. De hecho 2.75 veces más que la grasa.

Por lo tanto, si yo tengo por ejemplo una jarrita de grasa y pesa un kilogramo o una libra, cuando yo tengo el mismo tamaño lleno de músculo, pesaría casi 3 libras o 3 kilogramos. O sea, para que usted pueda ver que el problema de la grasa es el volumen, la grasa es voluminosa, ocupa espacio y por eso le aprieta la ropa. Así que a la hora de ver la verdad vamos a sacar la mentira. Olvídese del peso, el peso no tiene ninguna importancia. Si usted se pone a hacer ejercicio cada vez va a tener más músculos. Si tiene más músculos tiene menos grasa y si tiene más músculos también va a pesar más. Así que mire la talla de ropa, si la ropa le está quedando cada vez más cómoda usted va bien. Si le está quedando cada vez más apretada usted va mal. Olvídese que si ha bajado 8 libras o 18 o 20, mire la talla. La talla es la verdad del asunto. Como decimos acá, la ropa no miente y tampoco perdona. Y la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo