El síndrome de fatiga crónica


Quiero compartir con ustedes hoy, una última investigación que he hecho, porque me han preguntado personas que nos escriben en MetabolismoTV, que le expliquemos el síndrome de fatiga crónica, en inglés le llaman “chronic fatigue syndrome” CFS, síndrome de fatiga crónica.

Es una enfermedad para la cual la medicina no tiene ninguna solución. No importa ¿qué especialista usted vaya a ver?, ninguno de ellos tiene solución, ni tiene medicamento ninguno para aminorar el síndrome de fatiga crónica. Llevo tiempo mirando este tema porque cuando yo pienso en fatiga, pienso en que falta la energía; una fatiga es una falta de energía. Cuando una persona se fatiga subiendo una escalera, es porque le falta energíaYo recuerdo cuando yo estaba bien obeso hace muchos años, hace 30 años; si subía una escalera, tenía 20 y pico de kilos de más, 40 y pico de libras de más y llegaba arriba de la escalera con la lengua por fuera porque estaba con fatiga, estaba falto de energía. Eso ya no ocurre porque mi metabolismo está en buen estado y hoy en día como tengo suficiente energía pues no tengo fatiga.

Ahora, cuando pienso en el síndrome de fatiga crónica y pienso en el cuerpo pues el cuerpo como hemos dicho anteriormente requiere energía. La necesidad principal del cuerpo humano es la energía, porque la energía es lo que permite el movimiento y el movimiento es lo que permite la vida. El metabolismo lo que hace es que provee la energía.

Buscando distintas soluciones al tema este de cuando nos preguntan del síndrome de fatiga crónica, hace poco encontré una contestación que es la primera que me hizo sentido, pero más que eso vi a alguien que tiene resultados; hay un doctor que está en la Universidad de Washington, se llama el doctor Martin Pall. El doctor Martin Pall era un paciente de síndrome de fatiga crónica, el regresaba de un viaje en Europa, años atrás, había tenido mucho trasnochar, falta de sueño, un viaje largo y pensó cuando llegó otra vez a Washington que era que el efecto del jet lag, de retraso en el avión, del cambio de hora y demás le había afectado todavía, pero notó que después que llegó de Europa, de ese viaje largo su mente no funcionaba igual y su memoria le estaba fallando y para un profesor, para un investigador pues eso es terrible que nos falle la memoria.

Pues estuvo investigando, investigando, investigando y observando el metabolismo llegó a la siguiente teoría: decía él, las células tienen dentro la mitocondria, la mitocondria tiene que oxidar bien y tener suficientes elementos para producir una sustancia que se llama ATP. ATP quiere decir trifosfato de adenosina, “adenosine triphosphate” en inglés, esta es la energía del cuerpo. ¿Qué tiene poco una persona que tiene síndrome de fatiga crónica? Pues poco ATP.

Entonces su teoría fue basada en hacer una investigación para ver ¿Por qué él estaba perdiendo la memoria?, ¿por qué andaba en una nube y no se podía concentrar? Y llegó a tocar el tema de la mitocondria, de lo que pasa dentro de las células del cuerpo.

Su solución, la teoría en ese momento era, tiene que ser que las células estaban muy afectadas. Hay una prueba de laboratorio bastante costosa que mide ¿Qué tan eficiente está siendo la oxidación de los lípidos, de las grasas dentro de la mitocondria? Esa prueba se usa como indicador de lo que llaman disfunción. Una disfunción es que la mitocondria no está funcionando bien. Mientras más alto suba la sustancia que mide esa prueba, más disfunción hay. Y él encontró, cuando se hizo esa prueba que estaba altísimo el nivel de disfunción o la sustancia esa que es un marcador de disfunción.

Entonces dijo: “¿Qué puedo hacer?”, pues se le ocurrió, como es un profesor que tiene especialidad en el tema del metabolismo, se le ocurrió, debo tratar de ayudar a las células a que se revivan, a que reviva la mitocondria y básicamente lo que encontró fue, que haciendo más estudios sobre el tema encontró que en realidad lo que estaba pasando era que el exceso de estrés, de adrenalina, cuando uno pasa demasiado estrés, la adrenalina causa tanto estrés, tanta excitación a la mitocondria, a la célula que es como si la célula se suicidara, es como si la mitocondria se suicidara.

Cuando se suicida, el sistema inmune, que son otras células distintas que están a cargo de la defensa, atacan la mitocondria. Ahora tenemos 2 problemas, mitocondrias débiles que se están suicidando por exceso de estrés más un sistema inmune que está atacando eso porque está disfuncional, porque el cuerpo todo lo que no funciona lo rompe, lo ataca, o lo trata de sacar;  básicamente la solución de él, porque él se dice a si mismo ser un ex paciente y de hecho se ha dedicado años después a ayudar a las personas con síndrome de fatiga crónica, fue:

  • Jugos de vegetales verdes, porque los jugos de vegetales verdes 2 o 3 veces al día, eso tiene montones de magnesio, potasio, de vitaminas, de minerales y demás.
  • Una dosis alta de CoQ10, CoQ10 es un suplemento natural que fuerza la entrada de oxígeno. 
  • Una dosis relativamente alta de ácido alfa lipoico, el ácido alfa lipoico que se consigue en los centros de salud, las tiendas de healthfood store, es un antioxidante, es un súper antioxidante que evita toda la oxidación, los radicales libres y permite que no haya destrucción celular, protege las células.
  • Una dosis alta de vitamina E, cuando estamos hablando de la dosis alta de vitamina E, estamos hablando de no menos de 2000 IU, unidades por día. Por ejemplo, hay países como México, el Distrito Federal, en ciudad de México, es tan alto que a la gente le falta la respiración porque allá arriba hay menos respiración porque es más alta y allá muchas personas sí no toman Vitamina E, les empieza a fallar el metabolismo, porque la vitamina E permite que se pueda utilizar el oxígeno.
  • Hay otro suplemento que se ha vuelto muy popular porque tiene efectos inclusive anti cáncer, que es el Resveratrol, que es algo que sacan de la uva y lo tiene mucho el vino tinto.
  • Hay otro suplemento que se llama N-acetyl-carnitina que lo usa el hígado para desintoxicar.

Entonces, el doctor Pall en específico que es un sobreviviente del síndrome de fatiga crónico, lo que él hizo fue: Los jugos de vegetales, el CoQ10 en altas dosis, el ácido alfa lípido, la vitamina E, el Resveratrol, N-acetyl-carnitina y lo hizo en unas dosis altas, más de lo recomendado, pero tratando de revivir la mitocondria. ¿Qué pasó? ¡Revivió la mitocondria! Hoy en día él se dice yo soy un ex-paciente y se ha dedicado a ayudar a las personas con síndrome de fatiga crónica.

Lo que eso me dice es que cualquier problema de síndrome de fatiga crónica, en realidad lo que está siendo es un problema de daño a la capacidad creadora de energía de la célula en la mitocondria, pero es algo que dándole ayuda al cuerpo y dándole ayuda para que inclusive desintoxique, para que saque los tóxicos para afuera, el cuerpo se pueda recuperar. Y esto se los comento, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo