Energía instantánea para su ejercicio


Quiero compartir con ustedes una información nueva que tengo, que está sustentada en ciencia. Me gusta la información cuando viene sustentada por los estudios clínicos, por ciencia, por datos que traen evidencia.

Le voy a hablar de algo que puede funcionarle para subir de forma instantánea la energía de su cuerpo sobre todo cuando usted va a hacer ejercicio y lo va notar, porque ya yo lo estuve probando y la verdad que sí funciona. Observe, fíjese; cuando vamos a hacer ejercicio, que eso es súper recomendable el ejercicio; de hecho alarga la vida, no solamente eso el ejercicio tiene un efecto calmante sobre el sistema nervioso excitado que es el sistema, del tipo de sistema nervioso que más problemas trae. Cuando la persona tiene problemas de calidad de sueño, de más cáncer, de más alta presión, de todas esas condiciones están muy relacionadas al sistema nervioso y excitado, mucho más que al lado pasivo. Pero muchas de las personas que padecen esas condiciones de alta presión o los que tienen problemas para dormir y demás pues tienen un sistema nervioso excitado  y el ejercicio está demostrado que definitivamente tranquiliza, tiene un efecto tranquilizante; por eso que el día que usted hace ejercicio pues va a ver que duerme mejor irremediablemente, porque es así, porque tiene un efecto que activa el lado pasivo y entonces ayuda a dormir.

Ahora, esta información que voy a compartir con ustedes la adquirí recientemente del doctor James Dinicolantonio que escribió un libro que me pareció fascinante que se llama “The salt fix”, “La cura de la sal”, del sodio. Este es un libro rompe paradigmas, pero lo que me impresionó del libro es que tiene más de 500 referencias científicas; o sea que todo lo que está diciendo está sustentado en ciencia, es como que levantó el velo del tema que nos han estado vendiendo de la sal como un enemigo nuestro. Básicamente la recomendación es esta. Se sabe que los tejidos del cuerpo, todos, tienen sodio; no existe la vida sin sal. Por años nos han estado hablando en contra de la sal del sodio que sube la presión, esto lo otro, pero lo que está reflejando la literatura clínica y sobre todo les recomiendo si usted lee ese libro y ojalá lo pueda leer si usted lee inglés porque está en inglés, va poco a poco rompiéndole todos esos datos falsos que nos han pasado por generaciones sobre el peligro de la sal.

La realidad es que sin sal no habría vida; la forma en que una célula crea energía es que dentro de la célula hay mucho potasio, fuera pues hay sodio. El potasio tiene una carga eléctrica negativa, el sodio tiene una carga eléctrica positiva; entre positivo y negativo el cuerpo produce energía porque es como si fuera una batería, tiene que tener los dos polos opuestos. Fíjese que si usted llega a una sala de emergencia lo primero que le van a poner es una solución salina. ¿Por qué le ponen una solución salina?, bueno porque han observado que la gente regala su energía y la sal tiene ese efecto de levantar de energía.

Obviamente la sal solamente se pone peligrosa cuando faltan los elementos que la controlan que son magnesio y potasio, pero teniendo la persona a magnesio y potasio en su cuerpo la sal no es un problema porque el cuerpo tiene una forma automática de eliminar el exceso que es lo que refleja la literatura científica que está en ese libro. Por mucho tiempo yo he recomendado que las personas que quieren bajar la presión pues que usen magnesio y potasio y que eviten la sal luego me he dado cuenta recientemente de que realmente el problema no es la sal, el problema es la falta de magnesio y potasio, ese es el problema; porque los riñones están diseñados de una forma de que tienen unos receptores de potasio y cuando esos receptores reciben el potasio activan el mecanismo que saca el exceso de sal para  afuera. Obviamente si no es suficiente magnesio y potasio pues entonces no pueden activar ese mecanismo y la sal se puede acumular, pero la forma más efectiva que hay de bajar la presión, fuera de cambiar la dieta y bajar los carbohidratos y demás es poner magnesio y potasio y automáticamente los riñones activan su mecanismo automático de balancear la sal.

Ahora, esta recomendación que es para aumentar la energía toma en consideración que la sal, el sodio está en todas las células. Por ejemplo el líquido más importante del cuerpo es la sangre porque van todos los nutrientes, la sangre es donde más sal hay, donde más sodio hay. De hecho la sangre es salada, las lágrimas son saladas por su contenido de sal, el sudor cuando usted hace ejercicio es salado e inclusive el esperma del hombre es salado porque todas las células contienen sal y la orina pues obviamente es salada. Así que los tejidos y líquidos principales del cuerpo, todos están compuestos y tienen por necesidad que tener sal porque de otra forma no podrían crear energía. 

Se sabe que en una hora de ejercicio usted puede perder hasta 2 gramos de sodio que sale a través de la piel a través del sudor por eso es que cuando usted hace ejercicio pues va a perder sal porque sale en el sudor. Ahora, esta recomendación que le voy a dar se la recomiendo si usted no padece de alta presión; si padeces alta presión simplemente siga las recomendaciones de su médico y haga caso omiso de lo que le estoy diciendo.

La recomendación es esta, se ha observado que cuando usted quiere tener energía instantánea. Si no padece de alta presión para hacer ejercicio, pues una solución y usted la puede probar es que usted tome un vaso de agua, un vaso de agua de 250 mililitros, 8 onzas le echa una cucharadita de sal y llena el resto con agua si quiere que se mezcle perfecto y que tenga todavía mejor efecto le echa un poco de limón o lima resulta que limón o lima primero le da buen sabor pero además de eso el limón o lima está lleno de magnesio y potasio, quiere decir que eso garantiza que esa sal no se puede acumular así que hay personas por ejemplo que tienen un dolor de cabeza se toman un poco de limón con sal, se le va el dolor de cabeza. ¿Qué hace sentido que sea así?, porque muchos de los dolores de cabeza vienen por falta de energía y cuando la sal levanta la energía pues entonces el cuerpo no tiene que disparar el sistema nervioso excitado que es el que sube la presión y da el dolor de cabeza.

Así que trátelo, si usted va a hacer ejercicio y no tiene alta presión, trate esto. Tomo un vaso de agua, pongo una cucharadita de sal con un poco de limón si lo tiene cerca que sería ideal y echa el resto de agua y tómeselo. Observe cuántas repeticiones usted puede hacer, cuánta fuerza usted va a tener, porque lo va a reflejar de instantáneo, porque es que tiene una capacidad de levantar de forma notable la cantidad de energía que producen sus células para que usted pueda hacer ejercicio. Así que es algo para usted probar.

Sal Himalaya

Cuando hablamos de sal, pues hay distintos tipos de sal. De las sales más recomendables está la sal de Himalaya que es una sal rosada, la salsa céltica, la sal de mar que es sal que viene del mar y luego queda la sal común, la sal yodada; yodada quiere decir que le añadieron el yodo, en la sal está ya más procesada se añade yodo que se hizo desde hace muchos años para evitar los problemas de la tiroides. Cualquiera de ellas les sirve, obviamente hay una favorita, la favorita es la Himalaya o inclusive hay una sal muy, muy beneficiosa que se llama Rosemon, esta sal Rosemon es mi favorita porque tiene un alto contenido de yodo. OK y entonces ayuda también a la tiroides, pero cualquiera de estas les sirve. El tema es que cuando usted haga la prueba observe. Ya tengo personas que lo han probado y efectivamente funciona. Así que no hay que tenerle miedo a la sal, lo que hay que tenerle miedo de verdad es a la falta de magnesio y potasio y eso es algo para que usted sepa. Nada. Y esto se lo comento pues porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo