Epidemia De Problemas De Tiroides

Quiero hablarte hoy de los problemas de la epidemia que está habiendo con la tiroides, el llamado hipotiroidismo. Yo me dedico al metabolismo, yo me dedico a ayudar a las personas a adelgazar, a recobrar la salud. El metabolismo es todo lo que el cuerpo hace para convertir los alimentos y nutrientes en energía para sobrevivir. La energía que usted tiene para hacer ejercicio, para vivir la vida, para ser esposa, para ser esposo, para ser lo que usted sea, viene del metabolismo.

El metabolismo se controla por la tiroides. La tiroides es una glándula que está en el cuello que tiene la forma como de una mariposa con las alas abiertas y esta glándula produce varias hormonas que son las hormonas que controlan la velocidad a la cual su cuerpo quema la grasa, utiliza el oxigeno, y a la velocidad a la cual su cuerpo puede eliminar la grasa del cuerpo y adelgazar; y también toda la energía del cuerpo. Las personas que tienen problemas con la tiroides tienen problemas de depresión, se deprimen con facilidad. Tienen problemas, cuando tienen hipotiroidismo, problemas con la tiroides, tienen problemas de insomnio, no duermen bien. Tienen las manos frías, los pies fríos. Tienen problemas de mala circulación. Las personas que tienen problemas con la tiroides muchas, muchas veces tienen problemas de eliminación, ósea tienen problemas de estreñimiento, tienen la piel reseca. Y además de que se deprimen pueden perder interés en el sexo con su pareja. Ósea que las personas que tienen los problemas con la tiroides también tienden a tener muchas infecciones. Infecciones de oído, infecciones vaginales, infecciones con catarro, porque el sistema inmune de una persona que tiene problemas con la tiroides está deprimido.

La tiroides también controla toda la energía del sistema inmune, que es el sistema de defensa del cuerpo. Las personas que tienen problemas con la tiroides tienen problemas de que inclusive las uñas les salen muy blanditas. Tienen problemas de falta de energía. Se levantan cansados por la mañana, tienen muchas veces problemas digestivos porque su cuerpo no produce suficiente ácido hidroclórico para digerir las comidas o sea que tener problemas con la tiroides es desastroso, desgraciadamente, los problemas con la tiroides no siempre se detectan por las pruebas de laboratorio. Hay muchas personas que se han dado con el problema de que saben que las manifestaciones de hipotiroidismo son depresión, se les cae el pelo cuando se peinan, duermen mal, se levantan cansados, no pueden bajar de peso, tienen fríos las extremidades y se sienten horrible.

Sin embargo, cuando van al médico hacen la prueba, lo mandan a laboratorio y la prueba dice: “Está todo bien Fulana. Debe ser que tú necesitas un antidepresivo, ¿porqué está todo bien en la prueba?, la T4 salió bien, la T3 salió bien, TCH salió bien, todo salió bien, ¡Tiene que ser algo que está usted imaginando!. A lo mejor que tú tienes una depresión, no te has dado ni cuenta”. Y ahí viene la tranca, si es un médico de esos que no saben mucho de esto, le ponen un antidepresivo y ahí sí que usted va a engordar. Porque resulta que los problemas con la tiroides producen depresión, pero los problemas con la tiroides en más de la mitad de los casos no se detectan con una prueba de laboratorio.

¿Por qué no se detecta? Pues no se detecta por lo siguiente; esta información la tengo del doctor Dennis Wilson, y del doctor Broda Barnes, que son endocrinólogos famoso americanos que tienen sus propios libros que los recomiendo muchísimo, el libro del Dr. Dennis Wilson y el libro del Dr. Broda Barnes, que se llama “Unsuspected illness”, ósea que es una enfermedad no diagnosticada, que es el hipotiroidismo. Y estos doctores explican, y es algo que yo he podido comprobar con más de 25 mil personas con las que he trabajado para ayudarles a bajar de peso, que son personas con problemas de tiroides. He podido comprobar que definitivamente las pruebas de laboratorio que se hacen para la tiroides, más de la mitad de ellas dan lo que llaman un falso negativo.

Falso negativo quiere decir que a usted le dicen que en la prueba está todo bien, todo está perfecto,”Yo no sé por qué tú te quejas. Tú estarás hipocondriaca. Te estarás quejando de cosas que tú no tienes, te la estás imaginando. A lo mejor es que estás deprimida, no te has dado cuenta. Porque en la prueba sale todo bien”. Y sin embargo la realidad es que esa prueba en la mitad de los casos, o un poquito más, da un falso negativo. Un falso negativo quiere decir que dice que está todo bien, y sin embargo usted se siente horrible. Se le cae el pelo cuando se peina, está deprimida, no duerme bien, no tiene energía, no tiene ganas, no tiene deseo de hacer ejercicio, no puede bajar de peso, tiene estreñimiento, tiene la piel reseca, tiene las manos frías, los pies fríos y tiene problemas de circulación. Un desastre total. Y las pruebas insisten que usted está bien.

La realidad es que, usted no está equivocada, usted no está loca. La realidad es que hay una formula en la que usted puede revisar, usted hombre o usted mujer, pero sobre todo las mujeres, porque hay ocho mujeres con problemas de la tiroides por cada hombre que tiene problemas con la tiroides. Por lo tanto este problema de hipotiroidismo, afecta muchísimo más a la mujer que a los hombres. Ya hemos hablado en ocasiones anteriores que a la mujer se hace mucho más difícil bajar de peso que al hombre. Esta es una de las razones. Hay ocho mujeres con problemas de tiroides por cada hombre que tiene problemas con la tiroides.

Ahora, ¿cómo usted sabe si tiene problemas con la tiroides? Pues la forma segura no es con la prueba, está bien que se haga la prueba por si acaso la prueba lo detecta. Pero la forma principal en que usted sabe si tiene problemas con la tiroides es tomándose la temperatura del cuerpo. El termómetro, uno lo mete en la boca, debajo de la lengua, y le va a dar la temperatura del cuerpo. ¿Por qué la temperatura? La forma tradicional en que siempre se detectaban los problemas de la tiroides era con la temperatura. Esto es antes de que existieran las pruebas de problemas con la tiroides. La temperatura de cuerpo siempre refleja si hay problemas con la tiroides o no.

La razón es la siguiente, la tiroides, que está en el cuello, controla dos cosas. Controla todo el metabolismo del cuerpo y controla también la temperatura del cuerpo, o sea, usted podría de cierta forma decir que la tiroides es como si fuera el pedal acelerador de su cuerpo. Es la glándula que controla la velocidad en que se va a oxidar, a usar el oxígeno, a quemar la grasa y a producir la energía en su cuerpo. Así que la tiroides, en cierta forma podría decirse como si fuera el pedal acelerador de su cuerpo. Como si fuera el pedal acelerador de su carro, pero la tiroides es el pedal acelerador de su cuerpo, lo que controla la velocidad de la energía, esa es la tiroides.

Ahora, lo otro lo que hace la tiroides, porque tiene una doble función, es que la tiroides es como si fuera el termostato del cuerpo, o sea es instrumento que, podría decirse, que controla la temperatura, igual que usted controla el termostato de un aire acondicionado para ver si está más frío o más caliente, pues la tiroides controla la temperatura del cuerpo humano. Por eso es que se sabe que cuando la tiroides está afectada la temperatura lo va a reflejar. No falla, puede que la prueba de laboratorio que le manda hacer el médico no lo refleje, pero déjenme decirle, la temperatura no falla. La temperatura siempre le dice a usted si la tiroides está afectada o no está afectada y si usted es parte de esa epidemia de hipotiroidismo, de esa epidemia de problemas con la tiroides que existe allá afuera. Que de hecho tristemente se confunde, el problema de hipotiroidismo se confunde con depresión, porque obviamente el hipotiroidismo causa depresión.

Y muchos médicos terminan medicando la persona con antidepresivos, que eso sí que engorda, y les hemos hablado en otros episodios, nada engorda más que un antidepresivo. Un medicamento antidepresivo le reduce el metabolismo, le tranquiliza el cuerpo de una forma tan tremenda que le tranquiliza el metabolismo al punto que el cuerpo lo que hace es que se pone a acumular grasa. Por eso es que mucha gente que empieza a tomar antidepresivos se ponen gordísimos. Gordísimos, gordísimos, porque nada engorda más que los antidepresivos. Pero si usted tiene un problema de tiroides usted lo detecta con la temperatura.

¿Cómo lo hace? Usted consigue en la farmacia un termómetro. Los mejores termómetros para medir lo más exacto son los de cristal. Todavía se consiguen los termómetros de cristal, que de hecho ya hoy en día no usan mercurio, porque el mercurio es muy venenoso, usan otro metal, que se descubrió que funciona igual que el mercurio. Pero si usted consigue uno de cristal, perfecto, porque este es bien exacto. Si no consigue el de cristal, está bien, úse uno de esos chinos que como quiera se acerca bastante. Estos son más rápidos, pero no son tan exactos como el de cristal.

El punto es que usted se toma la temperatura y se la toma por lo menos tres o cuatro veces al día. Generalmente la forma correcta de tomar la temperatura para saber si hay problemas con la tiroides es que usted se levanta por la mañana y antes de hacer nada se toma la temperatura. Cada tres horas después durante el día se la sigue tomando. Digamos, si usted se levantó a las seis de la mañana, se tomó la temperatura y la notó. Tres horas después, a las nueve se la toma otra vez. Tres horas después, a las doce se la toma otra vez. Tres horas después, a las tres se la toma otra vez. Y a las seis se la toma otra vez. Y termina con cuatro, cinco medidas para el día. Esas cuatro, cinco medidas usted las puede sumar y las promedia. La temperatura de un cuerpo saludable, de un cuerpo que está en buen estado tiene que ser 98.6 grados Fahrenheit o, en la escala de centígrados, 37.0 centígrados. Vuelvo y lo repito. La temperatura de un cuerpo normal es 98.6 Fahrenheit. Es el punto, en los termómetros de cristal usted va a ver que tiene una rayita roja y donde está la rayita roja es donde está el 98.6 Fahrenheit, que también está el 37.0 grados centígrados, es la misma cosa.

La crisis de la tiroides se detecta porque si usted llega a tener, cómo se explica en el libro “El Poder del Metabolismo”, si en algún momento del día usted llega a tocar 97.8 grados Fahrenheit o menos, ya usted sabe que tiene una crisis en la tiroides. No importa lo que diga la condenada prueba del médico. Si le toca 97.8 ya se sabe que la tiroides está completamente descontrolada. Hay personas que se miden la tiroides, la temperatura y ven que les salen 96.5, 97.2, pues ya saben que tienen un problema de la tiroides. Uno no puede resolver un problema que no sabe ni que tiene; así que la clave primero es usted se toma la temperatura y averigua si tiene problemas con la tiroides o no. Y entonces si tiene problema con la tiroides entonces usted sabe buscar las soluciones a este problema, pero no puede buscar una solución a un problema que no siquiera usted sabe que tiene. Para lo que están midiendo la temperatura en grados centígrados, sepa que el punto de crisis es 36.5 grados centígrados. O sea, que si la está midiendo en Fahrenheit es 97.8 o menos, es crisis. Y en centígrados 36.5 o menos, es crisis.

Yo he visto gente en 35 y medio. En 36, que están en una crisis total. Y muchas veces usted puede ver que por la mañana la temperatura amanece bien, durante el día se cae, por la tarde se recupera un poco y por la noche ve vuelve a caer. Eso es lo que significa que la tiroides está inestable. Hay varias soluciones para el problema de la tiroides. Muchas de ellas se dan en el libro “El Poder del Metabolismo”, pero, y tienen que ver con la alimentación. Inclusive hay alimentos que afectan la tiroides, así que hay alimentos que usted tiene que evitar cuando usted tiene problemas de la tiroides o detecta que tiene problemas con la tiroides. Qué sé yo, alimentos como decir los cacahuates, el maní, que son alimentos que tiene que evitarlos.

La soya es la que afecta la tiroides, ósea que es una cosita que usted pueda aprender acá en el libro T4 se llama T4 porque tiene cuatro átomos de yodo, pero de todas maneras lo que quería que se quedaran es con una recomendación práctica, algo que usted pueda realmente hacer, primero para detectar si realmente tiene un problema de la tiroides y si se está deprimiendo o tiene dificultad para bajar de peso, que sepa que está siendo usted parte de esta epidemia de hipotiroidismo que está arropando el planeta y lo principal es que usted se entere para que entonces le pueda buscar una solución.

Quiero que sepan que muchas de las personas que tienen problemas con la tiroides lo que tienen es una deficiencia de yodo. Ósea la tiroides funciona a través de un mineral que se llama yodo. La tiroides produce una hormona que se llama T4 y otra que se llama T3, y la T4 se llama T4 porque tiene cuatro átomos de yodo. Y la T3 se llama T3 porque tiene tres átomos de yodo. Y eso es lo que hace la hormona de la tiroides. El yodo. Sin el yodo no se puede hacer. Ya se sabe que hay una severa deficiencia de yodo en muchos países, sobre todo en países de altura que están lejos de la costa, como decir México. En México hay más epidemia de hipotiroidismo que lo que hay inclusive en Puerto Rico. Los mexicanos padecen más de ello. Pero el problema de falta de yodo está prácticamente en todos los partes del planeta.

Ahora, nosotros por ejemplo a veces usamos un suplemento que se llama Thyrol, que es un suplemento que es de yodo, son unas gotas de yodo natural que se saca de las algas, de las algas del mar porque las algas marinas tienen un alto contenido de yodo natural. Pero este medicamento, o este suplemento, mejor decir porque esto es natural, no se puede usar si la persona primero no ha limpiado, no se debe usar si la persona primero no ha limpiado los hongos. Les explico por qué. El hongo de una persona que está con sobrepeso, el cuerpo de una persona que está en sobrepeso está lleno de hongos. Es un hongo que se llama cándida albicans, que se explica en el libro “El Poder del Metabolismo” y también se explica en muchos de los episodios de Metabolismo TV.

Ese hongo hay que reducirlo antes de poder aplicar el yodo. Porque el yodo es fungicida, mata hongos. Usted no quiere empezar a poner yodo en un cuerpo que está lleno de hongos porque entonces le va a dar reacciones. Y las reacciones pueden ser bastante desagradables. Así que la secuencia lógica es: usted reduce los carbohidratos, usted le da una buena vitaminita al cuerpo, empieza a recobrar la salud, levanta el sistema inmune del cuerpo y entonces hace algo, por ejemplo nosotros tenemos un tratamiento, hay un producto que se llama Candiseptic, pero en su país a lo mejor no se consigue, pero son productos que se utilizan con fungicidas naturales, que tienen orégano, ajo, cosas naturales para matar el hongo.

La secuencia correcta es que primero uno reduce el hongo y después que reduce el hongo entonces puede poner el yodo. En esa orden, porque si trata de poner el yodo primero el yodo empieza a matar los hongos, se le forma un salpafuera, y va a pasar un mal rato. Así que la clave es: primero uno reduce los hongos y después pone el yodo, en esa secuencia. En la vida todo tiene una secuencia. Uno primero se enamora, después se casa. Usted pudiera casarse a ver si se enamora, pero no le va a quedar igual. Así que la clave es la secuencia.

Usted arregla su dieta, dieta 2×1, 3×1, mucha agüita, buena vitamina, un buen estilo de vida, levanta su sistema inmune, empieza a atacar el hongo, reduce el hongo, pone el yodo, y en muchos casos a la persona se le resuelve el problema de la tiroides total. Muchas personas toman medicamento como decir Synthroid. Pues Synthroid es un medicamento que desgraciadamente para la gran mayoría de la gente no le va a funcionar. Acá en Estados Unidos, en Puerto Rico, lo más que se usa es Synthroid. Desgraciadamente ese medicamento, como está hecho de hormonas sintéticas, sintéticas quiere decir que no es natural, pues ese medicamento realmente puede que arregle los exámenes de laboratorio de la persona, pero la persona no puede bajar de peso. Se siente sin energía, se le cae el pelo igual cuando se peina, no le resuelve el problema. Ósea que arregla el examen de laboratorio, pero no arregla el metabolismo, no ayuda a la persona adelgazar.

Por eso hay personas tomando acá Synthroid y no rebajan. No pueden bajar de peso, no pueden adelgazar, están deprimidos duermen mal, tienen las manos frías, están gordos, tienen problemas. Por allá en México, en otros países, por allá en Sudamérica le llaman Euthyrox. Es la misma cosa, levotiroxina. Este es un medicamento que, como es sintético, el cuerpo muchas veces no lo utiliza bien. Si el medicamento realmente le funcionara usted se iba a dar cuenta por la temperatura del cuerpo. La temperatura sí le dice. Cuando la tiroides si está funcionando bien la temperatura se va, automáticamente se va a poner bien cercana a 98.6 en Fahrenheit o a 37.0 en centígrados. La temperatura es su monitor.La temperatura es lo que le dice a usted si realmente lo que está haciendo está funcionando o no. Muchas de las personas que han leído el libro “El Poder del Metabolismo” cambian su estilo de vida e inmediatamente ven que se les arregla la temperatura. Y le digo todo esto, ¿sabe por qué? Porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo