Los extremos son malos


Quiero hablarte hoy de por qué es que los extremos son malos; es interesante que en la vida, la vida tiene como unas características que uno puede observar. Mi forma de pensar y lo que he aprendido es que lo más alto que existe es saber, cuando uno sabe pues tiene certeza,después de saber está observar, si usted puede observar, usted puede saber, si usted no puede observar, no va poder saber.

Así que uno sabe, observa, pero más abajo de observar está pensar. ¿Y por qué uno piensa?, pues uno piensa porque no sabe, porque si usted supiera, no pensaba. Así que lo más importante siempre es uno tener conocimiento, saber; pero cómo uno sabe observar. Quiero compartir con ustedes una observación, una observación sobre cómo funcionan estos cuerpos para que puedan saber.

Voy a hablarle un momentito de por qué los extremos son malos, y sobre todo ¿Qué hacer al respecto?, fíjese. El cuerpo humano como ya todos sabemos, está dominado por el sistema nervioso central autónomo; ese sistema nervioso tiene 2 lados, tiene el lado pasivo y tiene un lado contrario que le hemos llamado el lado excitado. El lado pasivo es como si fuera el freno para la acción, ese es el que le deja dormir, relajarse, ponerse en estado de reposo, inclusive repara el cuerpo. El lado excitado tiene que ver con lo más parecido a un acelerador, al acelerador de su carro, eso aumenta la velocidad, ese le va a mantener despierto, le va a mantener alerta, le va a mantener todos los sentidos muy activados; así que estos son 2 lados contrarios.

El sistema nervioso central autónomo trata de mantener lo que llaman los médicos homeostasis. Homeostasis quiere decir balance, equilibrio; así que lo que he visto en la práctica del metabolismo, que todas las enfermedades ocurren, todas, o cuando el cuerpo está demasiado excitado o está demasiado pasivo.

Generalmente lo más que veo, la mayoría de los problemas, artritis, alta presión, enfermedades autoinmunes, problemas de la tiroides, indigestión, cáncer de tumor, la mayoría se da cuando esta demasiado excitado, está demasiado acelerado. Pero hay casos donde he tenido persona que estaban demasiado pasivo y al estar demasiado pasivo entonces empieza el asma, una depresión, un cansancio continuo, una debilidad total y ahí el tipo de cáncer que da al pasivo es distinto, la persona que tiene el sistema nervioso pasivo dominante; es un cáncer ya de los huesos, un cáncer de la sangre como leucemia, linfoma, sarcoma, un tipo de cáncer distinto que está más relacionado al sistema inmune. Entonces esta información la he ido aprendiendo de fuentes, de personas que son investigadores, personas que curan cáncer y demás, que me he dedicado todos estos años a estudiarlos, porque son científicos que tienen información útil que se puede utilizar y la he empezado a utilizar con el metabolismo y me ha dado resultados muy muy buenos.

Cuando el sistema nervioso está demasiado excitado, ocurre cantidad de problemas al cuerpo, cuando está demasiado pasivo ocurren cantidad de problemas. Lo que más he visto es, cuando más problemas hay es que está en exceso excitado, ahí es que está el problema más serio. Si usted quiere saber qué tipo de sistema nervioso es dominante en su cuerpo, vaya a MetabolismoTV en YouTube, vea el episodio número #199, ahí va a ver que le estoy haciendo 5 preguntas o 5 indicadores; si usted marca que si a cualquiera de ellos, usted tiene un sistema nervioso excitado, si usted marca que no a los cinco de ellos, usted tiene un sistema nervioso pasivo, así usted puede saber qué sistema nervioso es más dominante en su cuerpo.

Ahora, algo interesante sobre el tema de cuando el cuerpo es más pasivo que excitado o cuando es más excitado que pasivo, el sistema nervioso, es esto, fíjense. Cuando el sistema nervioso es pasivo, quiere decir que tira hacia el lado pasivo como paso con el caso mío, Frank Suárez, pues la sangre es más ácida. El balance perfecto, el pH perfecto de la sangre humana es un pH de 7.46, eso quiere decir que la sangre es un poquito alcalina, porque 7.0 es neutral, 7.0 sería neutral, ni ácido ni alcalino. Fíjese que estamos hablando de la sangre ahora, eso que hablan por ahí que el cuerpo está ácido y demás, eso es una estupidez, porque el cuerpo tiene distintos niveles de acidez. Por ejemplo el estómago tiene que ser mil, diez mil veces más ácido que la sangre, porque si no usted no podría digerir, necesita ácido en el estómago. El intestino es más ácido que la sangre, porque ahí las bacterias buenas necesitan esa acidez; el intestino hay una parte que tiene que ponerse más alcalino que la sangre para que pueda entonces completar la digestión; o sea que cada parte del cuerpo tiene su propia acidez o alcalinidad y demás. Así que cuando una persona dice ¡No, que el cuerpo está muy ácido!, está hablando una estupidez porque el cuerpo tiene distintos compartimentos, unos funcionan con ácido, unos funcionan con alcalino y ellos se complementan entre sí.

Ahora, lo que si es cierto es que por ejemplo la sangre es un indicador claro, porque la sangre, su pH perfecto es 7.46 y esto se descubrió trabajando con pacientes de problemas mentales. Ese trabajo lo hizo el doctor George Watson en un libro que se los recomiendo, es un libro antiguo pero lleno de sabiduría, es un libro del año 1972, pero es una sabiduría espectacular, que se llama “Nutrition and your mind”, “La nutrición y su mente”. Este señor se metía a un hospital psiquiátrico y notaba que una persona está pues demente, con psicosis, revisaba la sangre y encontraba que la sangre estaba demasiado ácida, pues sabía que si estaba demasiado ácida era un cuero pasivo. ¿Qué hacía?, le empezaba a dar carne, queso, huevo y de momento se le iba al psicosis, ¡Maravilloso! Encontraba a otro paciente, que le dejaban trabajar con los pacientes psiquiátricos, estuvo creo que 11 años haciendo estudios en un hospital psiquiátrico y les revisaba la sangre y encontraba que la sangre era más alcalina, o sea que tenía más oxígeno y le cambiaba la dieta y le ponía hacer una dieta de más vegetales, ensaladas, verduras, carnes blancas, pollo, pavo, pescado, cositas menos alcalinas, o sea más alcalinas al cuerpo y automáticamente esa persona se le quitaba la psicosis. Pero lo hizo al revés también, tomaba los que tenían la sangre ácida, los que había ya curado, les devolvía la dieta que tenían otra vez; o sea que pudo comprobar, ¡Es un libro fascinante!, porque está hablando de ciencia pero con observación, observando lo que pasa.

Entonces ¿Qué descubrí con esto?, cuando supe esa información del doctor Watson, pues descubrí que en realidad la sangre, que es el conducto de llevar el oxígeno, que es el conducto de llevar los nutrientes, que es el conducto de sacar los tóxicos del cuerpo pues es crucial, por lo tanto cuando uno está ajustando la dieta, para ver si una dieta de pasivo o excitado, pues uno está en efecto manejando los niveles de acidez o de alcalinidad en la sangre. Para completar esta información, lo único que me faltaba era entender ¿Cómo funciona el sistema nervioso autónomo?, eso lo aprendí de este libro que se lo recomiendo a ustedes, es un poquito pesado porque hay que saber un poco de ciencia e inglés también, pero se llama: “Nutrition and the autonomic nervous system”, que lo escribió el doctor Nicholas González. Ya con esos datos, si usted entiende eso, usted puede entender de dónde diantres yo saqué toda esta información, y lo único que me interesa es que funciona. Y como me interesa lo que funciona, les comparto esto, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo