Niños Obesos, Víctimas

Obesidad en los niños, que tristeza, a mi me duele especialmente esto porque soy abuelo, soy padre y me da mucha pena ver como un niño puede ser afectado por la falta de conocimiento de sus padres. Hay quienes dicen que la obesidad es hereditaria, yo estoy de acuerdo pero estoy de acuerdo que es hereditaria porque se heredan las malas costumbres, se hereda la información incorrecta. No es porque el niño este predispuesto a ser obeso, porque el abuelito o lo otro era obeso, sí existen las herencias, pero la herencia lo único que determina es una predisposición, la herencia que una persona tiene molecular, que tiene en el DNA, que tiene en la imagen celular de su cuerpo no es una sentencia de muerte, la herencia es solamente una tendencia.

Entonces nosotros tenemos en las manos de nosotros las generaciones futuras, nuestros niños. Ellos van a ser los adultos del futuro, van a ser los ciudadanos, van a ser los que dirijan nuestros países y nuestros destinos, esos niños merecen que se les de buena información para que se les pueda mantener la salud, la obesidad infantil está acabando en el planeta, por ejemplo el país número uno de obesidad infantil en el planeta, es México. Ya no es Estados Unidos, México le paso a Estados Unidos como el país número uno de mayor obesidad en todo el planeta , numero dos está Estados Unidos y Puerto Rico donde la obesidad infantil ya llega al punto donde aproximadamente el 18% de todos los niños que nacen en Estados Unidos y Puerto Rico, son niños que ya tienen problemas de sobrepeso y aproximadamente más de un 10% de ellos ya tienen verdaderamente obesidad.

Obesidad quiere decir que es por lo menos 20% más arriba del peso normal que deberían tener, esos niños que padecen de obesidad están sentenciados a padecer de diabetes, de alta presión, de altos triglicéridos, de alto colesterol y definitivamente van a estar sentenciados también a tener depresión, ya se ha demostrado que las personas con sobrepeso tienen un 360% más de incidencia de depresión emocional, ahí los únicos que se benefician son las farmacéuticas para vender sus medicamentos, esa gente pues mientras más enfermos allá, más ellos venden, pero como aquí estamos hablando de proteger a nuestros niños, quiero enseñarles una imágenes y quiero que discutamos que ustedes como padres, como abuelos, como abuelas, pueden llevar un mensaje correcto a su familia, para que protejan a sus niños porque los niños son victimas de nosotros los padres, de nosotros los abuelos y son victimas porque ellos no pueden decidir por si mismos. Necesitan de nuestro buen criterio, de nuestro buen juicio para nosotros poder evaluar por ellos y decirles lo que es correcto para alimentarse, de forma de que no terminen con un problema de obesidad, que de todas maneras va a terminar en un problema de enfermedades. Enfermedades que no necesitamos y que no nos ayudan y que definitivamente le desgracian la vida a un niños.

En Estados Unidos y ahora como esta diciendo en México por ejemplo es bien común llevar a los niños a los sitios de comida rápida, pizza, que sí “hamburger”, que si toda esa porquería, las donas y todo ese tipo de cosas. Ese tipo de alimento esta creando un problema verdadero de obesidad en los niños. Esos niños que se sacan y se meten en la fila de la espera del carro, del autoservicio, de la ventanilla, de Burger King, de Mc Donalds, de todo ese tipo de establecimientos, pues básicamente no tiene una oportunidad de defenderse porque ¿qué les tamos dando? Agua con azúcar que es un refresco, Coca- Cola o lo que sea, le estamos dando mucho pan que es harina, le estamos dando mucha grasa, este y esa combinación papas fritas con montones de grasa, carbohidratos como es la papa y ese niño automáticamente en vez de tener energía, lo que se empieza es a ponerse gordito, a perder energía y se convierte entonces en un niño que no tiene actividad, que no puede participar en deportes, que no tiene interés, que no tiene energía y inclusive muchas veces se le afecta, el comportamiento o el aprendizaje en la escuela, o sea básicamente eso es algo que está pasando y está pasando a todos.

Por ejemplo un bebé, muchas veces a un bebé le están dando un exceso de alimentos de los que engordan, o sea un bebé que come solamente cosas azucaradas, mucho jugo azucarado, mucho jugo con fructuosa, pues básicamente se va a poner excesivamente gordo. No estamos hablando de que este saludable, un niño saludable, por ejemplo un bebé que esta siendo amamantado por su madre va a tener un cuerpo llenito pero no se va ver con exceso de grasa. Cuando está exceso de grasa es cuando le estamos dando todos estos carbohidratos refinados que son a base de arroz, a base de pan, a base de harina, a base de los farináceos, a base de alimentos que son demasiado ricos y sobre todo la alimentación en Estados Unidos y en Puerto Rico, es todo a base del famoso “corn syrup” el sirope de maíz. Nada engorda más que el sirope de maíz, igual que la fructosa, que la fructosa que viene inclusive de la fruta. A veces pensamos que un niño alimentándolo con fruta, pero sí es fruta muy dulce pues entonces va a tener mucha fructosa y se va a poner excesivamente gordo y excesivamente propenso a enfermedades.

También nos pasa con los jovencitos que ya van entrando a su edad, como decimos acá de “teenagers” que es el niño que ya tiene 10, 11, 12 años que ya se va predestinado. Yo conozco el tema porque como yo era un niño bien gordito y me tenían nombre en la escuela y eso me costo unas cuantas novias y nadie quería bailar conmigo porque yo era el gordito y “¡ah! Pues vamos a bailar con él porque es buena gente” verdad. Eso no funciona. Así que básicamente la solución esta en aquellos de ustedes que están viendo Metabolismo TV, sé que la mayoría han leído el libro El Poder del Metabolismo; déjeme decirle sí usted tiene un niño, sí usted tiene un nieto por favor quítelo de el montón de fresco, quítelo del montón de pan, del montón de pizza, por favor no le dañe la salud con mas dulces, es muy fácil uno consentir a un nieto, consentir a un niño o quitárselo de encima dándole un dulce o dándole una paleta o dándole pan o dándole harina o galletitas, es muy fácil hacer eso.

Los niños deberían aprender a comer más ensaladas, vegetales, carne magra o sea con poca grasa, carne, huevo, algo de proteína, mucho agua y enseñarles aunque usted prepare un poco de agua, hay veces que tenemos que tomar un niño y sí el niño le gusta un jugo dulce, pues uno coge el jugo dulce y se lo diluye con agua, o sea que en vez de darle el jugo puro, digamos que es muy, muy dulce pues uno coge un poquito del jugo y dos terceras partes de agua y le prepara como un aguadito que se le sienta el sabor pero no le dé todo ese montón de fructuosa que es lo que le hace engordar. Nosotros podemos evitar que nuestros niños sean diabéticos, podemos evitar que sean obesos, podemos evitar que padezcan de la tiroides, podemos evitar todo ese tipo de cosas y de hecho es nuestra responsabilidad y esto se los comento porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo