Relación entre emociones, comportamiento y alimentación


Quiero compartir contigo una información que considero muy valiosa para que puedas entender que si tienes personas cercanas que están teniendo cambios emocionales como inapropiados, como que el medio ambiente no te explica ese cambio emocional, de emociones de coraje, emociones de agresividad o un comportamiento que no está bien sobre todo con el tema de los niños, hay niños que se comportan demasiado mal, quiero que sepas que hay una relación directa entre lo que la persona se alimenta, las emociones y el comportamiento.

En el año 1932, o sea ya hace muchos años, había un doctor muy muy reconocido, que puedes ir allá a buscar en míster Google que se las sabe todas, que se llamaba el doctor Francis, doctor Francis Pottenger. El doctor Francis Pottenger en el año 1932 se le reconoce por una investigación que hizo relativa al sistema nervioso, este fue de los primeros pioneros que probó en estudios científicos cómo se afectaba el sistema nervioso y el hacía estudios en animales. Por ejemplo se le conoce por lo…, usted puede buscar el estudio de los gatos, los gatos de Francis Pottenger.

El doctor Pottenger usaba un grupo enorme de gatos, el los adoptaba, gatos que la gente no quería, él los adoptaba y los utilizaba para unos experimentos y demás que hacia y una de las cosas que descubrió es que dependiendo de qué alimentación le daba al gato, pues dependía si ese gato se iba a comportar como un gato agresivo, como un gato peleón, como un gato que confrontaba hasta el mismo cuidador o si era un gato sumiso, miedoso, retraído y muy inteligentemente el doctor Pottenger observó qué efectos de qué alimentos tenían ese efecto sobre los gatos.

Nosotros los humanos no somos gatos, pero hay algo que tenemos en común con los animales, todos los cuerpos de todos los animales se dirigen a través del sistema nervioso central autonómico; nosotros los humanos, también el cuerpo se dirige completamente, el cuerpo de un humano se dirige por el sistema nervioso central autonómico. Por ejemplo, cuando usted tiene un cuerpo, el cuerpo pues tiene todas sus partes, tiene el corazón, tiene el hígado, tiene el intestino, tiene el estómago, tiene la vesícula biliar, tiene muchas partes, muchos órganos, muchas glándulas que producen hormonas, eso es un concierto de distintas funciones, pero todo eso tiene que estar completamente coordinado, lo que coordina todo eso se llama sistema nervioso central autonómico, se le llama autonómico porque funciona en automático.

Ahora, hemos visto en MetabolismoTV que siempre catalogamos a las personas que si tiene un sistema nervioso pasivo como el mío, que es lo que los médicos llaman parasimpático, o si tienen un sistema nervioso excitado, que es un sistema que es más dominante en el lado simpático. Nosotros le llamamos sistema nervioso excitado, no me gustan las palabras médicas porque trato de evitarlas porque no me ayuda a educar a las personas, pero tanto en el libro El Poder del Metabolismo como en el libro Diabetes Sin Problemas, va haber una explicación todavía más profunda sobre el tema del sistema nervioso. Ahora, todos nosotros para estar vivos, necesitamos tener activo el pasivo y necesitamos tener activo el excitado, todos lo tenemos. La diferencia que se descubrió en el metabolismo es que algunos de nosotros tenemos muchos más activo, mucho más sobre activo el sistema nervioso pasivo.

  • El sistema nervioso pasivo es muy importante porque es lo que le ayuda a usted a dormir profundo, a digerir, a desintoxicar el cuerpo, inclusive es donde se controla el sistema inmune que es el sistema de defensa del cuerpo.
  • El sistema nervioso excitado es igual de importante, porque es el sistema que le permite a usted pelear, correr y manejar una emergencia o un peligro rápidamente.

Claro, cuando uno se activa, se desactiva el otro y viceversa. Por ejemplo el sistema nervioso excitado tiene que ver con la alimentación; si usted está cenando, cenando placenteramente en su casa y llega alguien y le da una super mala noticia, ¡qué sé yo! un peligro extremo o algo así, a usted se le daña la digestión. ¿Por qué se le daña la digestión?, porque el mensaje que le está dando a su mente, afecta el sistema nervioso autonómico y ese sistema nervioso autonómico dispara automáticamente en respuesta a la mala noticia, dispara el sistema simpático que es el excitado, ese que controla la alimentación, ahora se para la alimentación, la alimentación se para cuándo se activa el sistema nervioso excitado porque es hora de pelear o correr. Si usted quisiera realmente tener una buena alimentación, tendría que tener activo el sistema pasivo que es el que digiere, es el que absorbe, es el que le permite a usted realmente sacarle los nutrientes, extraerle los nutrientes a la alimentación.

Muchas personas notan que sus hijos o un ser querido por ratos es muy agresivo, una personalidad agresiva, es muy de confrontación o también tenemos el caso contrario de que algún ser querido, un conocido que es muy sumiso, muy sumiso, es muy miedoso, todo le da miedo y esa persona usted puede ver que las emociones y el comportamiento o se comporta hacia el lado agresivo que es de confrontación, que siempre está buscando pelea, buscando bronca o se comporta hacia el lado de sumiso, con mucho miedo, demasiadas preocupaciones sobre lo que puede pasar, así que siempre la salud, tanto la salud mental como la salud física siempre está en el balance. Si uno es demasiado agresivo o demasiado pro confrontación pues va a haber problemas; si uno es demasiado sumiso o demasiado miedoso también va haber problemas, o sea que estamos buscando un balance.

Ahora, ¿Qué tiene que ver la alimentación?, pues el doctor Francis Pottenger logró demostrar, que las personas que tienen los cuerpos, que lo hacía en gatos, pero es completamente aplicable a los humanos y después lo probó también con los humanos, se dedicaba a curar la tuberculosis y curaba muchos pacientes de asma, su especialidad era que curaba los pacientes de asma y lo curaba en el año 1932, porque tenía su propia clínica con 48 camas y una cosa así por allá en el área de Los Ángeles en Estados Unidos. Básicamente el descubrió que la alimentación con qué lado del sistema nervioso va a estar más activo.

Por ejemplo, si usted tiene una persona que es bien agresiva, que es de mucha confrontación, lo que sabemos es que esa persona tiene demasiado activo el sistema nervioso excitado, que es el de pelear o correr, como es el de pelear o correr, la persona está siempre buscando confrontación y es problemática.

¿Qué habría que hacer con una persona del sistema nervioso excitado?, habría que quitarle, reducirle los alimentos que lo excitan más. ¿Cuáles son los alimentos que excitan el sistema nervioso excitado? Carnes rojas, grasas, sal, sodio y el calcio, todo eso, el alto consumo de proteínas pone a ese cuerpo más excitado, pero hay personas que van a comportarse más agresiva y de confrontación buscando problemas donde quiera, porque el sistema nervioso lo domina, domina todo nuestro cuerpo.

Ahora, si tiene una persona que por el otro lado está demasiado sumiso, demasiado miedoso, que todo le da miedo, ¿Qué está pasando?, está comiendo alimentos que lo ponen demasiado pasivo. ¿Qué alimentos ponen bien pasivo al cuerpo? Pan, harina, arroz, papa, dulce, los alimentos tipo E que nosotros llamamos, que son los mismos alimentos que engordan. Cuando el cuerpo come demasiado dulce, demasiada harina, demasiado arroz, demasiada tortilla de maíz o lo que sea, se pone demasiado pasivo y la persona va a ser demasiado sumiso y lo que sea.

Ahora, ¿Cuál es la clave para resolver todo esto? Vaya a MetabolismoTV, vea el episodio número #199 y haga que esa persona descubra que tipo de sistema nervioso es dominante, si es un sistema nervioso dominante pasivo, necesita comer más carne, comer más queso, comer más huevo, comer más grasa y automáticamente verá que ya deja de ser tan sumiso. Si es un sistema nervioso demasiado excitado necesita una dieta más llena de verduras, vegetales, ensaladas, jugo de vegetales, bajo en grasa, bajo en sal y bajo en carne rojas y automáticamente va ver a una persona que ya no está tan agresiva. Esto se los comento pues, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo