Preparando el metabolismo para un parto


Hoy quiero compartir con ustedes cuáles serían los preparativos recomendables para que una mujer pueda prepararse para un parto sin sufrir daños al metabolismo que después le están causando problemas de obesidad y otro tipo de problemas que vienen a través de daños a la tiroides y demás.

A través de unos 20 años ayudando a personas a bajar de peso, me he dado cuenta de varias cosas, una de ellas es que a la mujer siempre se le hace más difícil bajar de peso que al hombre, eso es una realidad, el cuerpo de la mujer es bastante más complejo, porque es un cuerpo que está diseñado para la reproducción y el sistema hormonal de la mujer es bastante más complejo que el del hombre; los hombres bajamos de peso rapidísimo, la mujer la pasa un poquito más difícil, porque es un sistema más complejo.

Ahora, algo que he visto es que cuando a una persona, una mujer empieza a tener muchos problemas de metabolismo lento, muchas veces lo que está afectado es la tiroides, pero curiosamente cuando hablo con una mujer, de cuándo empezaron sus problemas de tiroides, en una gran cantidad de ellas el problema de tiroides empezó después de un evento traumáticos, la muerte de un ser querido, un divorcio, un accidente, algo así.

La tiroides es una glándula que se afecta mucho por las emociones, pero la gran mayoría de ellos empezaron a tener problemas de tiroides, las mujeres, justo después de un parto, o sea cuando vino un parto que fue bastante difícil, el cuerpo no estaba preparado para ese parto, fue tan estresante para el cuerpo que entonces esa mujer quedó con problemas de tiroides. Quiere decir que el bebé quedó muy bonito pero ella no quedó tan bonita y después se pasa toda su vida tratando de luchar para recobrar su figura, entonces vamos a ver un momentito a listar, que pasa cuando una mujer está embarazada, pues toda la atención del cuerpo, del sistema metabólico está en el embarazo.

El embarazo puede ser bastante estresante para el cuerpo de una mujer. Imagínese por ejemplo cuando una mujer tiene un embarazo, la espina dorsal se empieza a doblar y siente toda esa presión ahí y caminar es difícil, dormir es difícil, moverse es difícil, todo es difícil, el nivel de estrés que puede traer un embarazo, puede ser la diferencia entre conservar el metabolismo o perder el metabolismo o terminar con un metabolismo lento que después termine con problemas de obesidad, de depresión, de problemas de tiroides.

Ahora, he visto a través de la práctica que cuando una mujer toma el cuidado de atender su metabolismo y se prepara para el parto de forma adecuada, entonces esa mujer puede tener su bebé, el parto puede ser bien saludable, se puede en la mayoría de los casos evitar una cesárea, porque el tema de la cesárea muchas veces viene porque la mujer no se prepara cuando tiene datos suficientes de cómo evitar que el embarazo sea estresante.

Cuando hay una cesárea, que viene de César, de Julio César, que es el que se supone que es el primero que lo sacaron por cesárea, le dieron un tajo para sacar eso de ahí, el bebé de ahí, del vientre. Hoy en día en Estados Unidos, por lo menos donde yo vivo, en Puerto Rico, Estados Unidos hay una epidemia de cesáreas. Cuando yo digo epidemia de cesárea, no hay nada malo que cuando una cesárea hace falta se haga, porque tenemos que salvar la vida de la madre, del bebé y demás y hay bebés que a veces vienen en una posición que no permite otra opción, pero hay muchas de las cesárea que están pasando que son innecesarias y son innecesarias porque… Primero, si esa mujer cuando se preparó, no estaba preparando el metabolismo para el evento de tener ese bebé.

¿Cómo se prepara el metabolismo?, pues sabemos que el metabolismo está dirigido por el sistema nervioso, el sistema nervioso está dividido entre pasivo y excitado. El embarazo como tal, el dar a luz está controlado por el lado pasivo, para que una mujer pueda dar a luz, necesita que el lado pasivo esté activo, porque el lado pasivo que es el parasimpático, es el lado que causa la dilatación, no hay dilatación si no está el lado pasivo, el lado excitado, ese lado excitado que es el lado simpático, tiene que ver con la contracción, así que cuando está en medio de las contracciones, está activo el lado excitado, cuando está en medio de la relajación, de la dilatación para que el bebé pueda salir, está en el lado pasivo. El cuerpo tiene un balance perfecto cuando está saludable entre pasivo y excitado.

Ahora, una mujer por ejemplo que está teniendo problemas para dormir de noche, que se levanta cansada, que tiene un sistema nervioso excitado pero no lo sabe y come carnes rojas y no toma suficiente agua y no se toma sus juguitos de vegetales y no prepara ese cuerpo para tranquilizar el sistema nervioso, llega a un momento donde está tan activo el lado excitado, que lo que hay es mucha contracción, cuando hay mucha contracción no hay dilatación, si no hay dilatación, ahora se está exponiendo a que va tener que hacer una cesárea, porque entonces son esas mujeres que dicen: que la pelvis no abre, que no dilata, que esta peligroso, entonces ahí van a querer dar el tajo, que muchas veces es innecesario si esa mujer se hubiera preparado.

Entonces ¿Qué yo haría para preparar a una mujer, en base a lo que sabemos del metabolismo, para prepararlo para un embarazo saludable, natural?. Pues lo que haría es, número uno, primero, ustedes pueden escuchar o leer el episodio número #199, aquellos que no sepan si tienen un sistema nervioso pasivo o excitado, van a MetabolismoTV episodio #199 en YouTube y van a ver que ahí hay 5 preguntas. Aunque el cuerpo salga pasivo, debe saber que en medio del proceso de embarazo, lo que va a lograr que ese embarazo sea saludable es que esté activo suficientemente el pasivo, que es el lado que hace la dilatación, que tiene que ver con la sexualidad, que tiene que ver con la reproducción.

Ahora, este lado excitado que también es importante, es el lado que hace las contracciones, esa mujer necesita educarse, pero también prepararse. ¿Cómo se prepara?, pues yo haría que una mujer por ejemplo que va a entrar a un embarazo, empiece hacer jugos de vegetales, jugos de vegetales diarios. Hay un episodio que es el #828 de MetabolismoTV que se llama “Los jugos de vegetales salvan vidas”, si esa persona hace, empieza a hacer 2 jugos de vegetales al día, los jugos de vegetales tienen mucho potasio, mucho magnesio, que es bien relajante y activan el lado pasivo, pero además de eso tienen nutrientes, minerales, vitaminas, que ayudan a que ese cuerpo esté fortalecido para pasar por el evento de ese parto.

Lo otro que hace falta es que se tranquilice totalmente el sistema nervioso, o sea que haya relajación, que pueda haber buena calidad de sueño. Hay un episodio que es el episodio número #1043 que se llama “Trucos para tranquilizar el sistema nervioso”. Cualquier mujer debería empezar aplicar eso, eso incluye aprender a respirar profundo, aprender a relajarse, usar magnesio, usar potasio, hacer conexión a tierra para que se vaya todo ese exceso de corriente que está en el sistema nervioso, tomar solo 10 minutos al día para que se relaje el cuerpo y haya más vitamina D, inclusive cosas como hacer baños tibios, baños calientes todos los días en una bañera si puede o baños tibios, eso relaja el sistema nervioso.

Todo lo que una mujer pueda hacer para evitar el ambiente tóxico de personas tóxicas alrededor, de malas noticias, de esas personalidades tóxicas de alrededor, todo eso va ayudar a que esté muy activo el lado pasivo, que es el lado que arregla el sueño. Cuando una mujer puede dormir bien, se está preparando para un embarazo, pero si esa mujer está durmiendo mal y amanece cansada, ese embarazo va a ser estresante y posiblemente va a terminar en una cesárea innecesariamente. Así que hay una relación directa entre como usted prepara el cuerpo, el metabolismo, para preparar ese evento tan importante que es el embarazo y evitar una cesárea innecesaria, acá en Estados Unidos, pues muchas veces la mujer no se prepara y una mujer tendría que saber conocer y educarse.

Por ejemplo, hay unas contracciones que dan, que se llaman Braxton Hicks, debe una mujer estudiar, si es primeriza o si no es primeriza y no sabe de esto debe estudiarlo, vaya a internet, busque lo que son las contracciones Braxton Hicks, son unas contracciones que las describió el doctor John Braxton allá en el año 1872, básicamente explicaba que son unas contracciones de práctica que hace el cuerpo. Cuando una mujer va monitoreando sus contracciones Braxton Hicks, pues se va dando cuenta de cuando realmente se está acercando a las contracciones del parto.

Las contracciones del parto y las de Braxton Hicks no son nada parecidas, así que son bien distintas, pero una mujer tiene que educarse para que sepa que realmente, si una mujer no sabe reconocer la diferencia entre sus contracciones Braxton Hicks que son las de práctica del cuerpo y las contracciones de parto que son más fuertes, más duras, con más dolor, con más duración y más frecuente, va cometer el error de entonces llegar al hospital antes de tiempo y cuando usted llega al hospital, usted se convierte en un pedacito de carne. Ahí ahora corre la prisa, ahora ya están entrando los gastos, ya los médicos quieren eso, muchas veces le van a querer forzar una pitocina, que es algo que a la fuerza le hace que dispare al muchacho para afuera, el ambiente en el hospital es frío, es amenazante, mucha gente con batolas blancas y demás y todo eso contribuye a que luego haya un parto problemático.

Ahora, usted puede aprender, usted puede preparar el cuerpo relajándolo, activando el sistema nervioso pasivo, dejando que duerma bien, preparando el cuerpo para que ese parto no le afecte a la tiroides, porque una de las últimas cosas que tengo que decirle es que gran parte de las mujeres que conozco que han tenido problemas de sobrepeso después de un embarazo es porque se le afecto la tiroides. Porque la tiroides es la glándula que más se afecta con el estrés y si usted pasa por un parto que usted no se preparó para ello, va ser tan estresante a la tiroides que entonces va tener problemas de obesidad innecesarios. Y esto se los comento, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo