La luz solar es medicina


Hoy quiero hablarte de las propiedades medicinales de la luz solar, son simple y sencillamente espectaculares. La ciencia de hoy en día finalmente está empezando a descubrir los beneficios maravillosos que tiene la luz, específicamente la luz solar, es interesante que esta información finalmente está saliendo a la luz.

Observa que toda la vida en este planeta depende de que haya un sol que provee esos rayos de luz que son los que permiten que las plantas, las plantas tiene una sustancia que se llama clorofila, que es una sustancia que transforma esos rayos solares en energía y utiliza elementos de la tierra y del aire y demás para producir alimentos.

Nosotros a su vez consumimos esos alimentos y tenemos energía de ellos para poder tener un metabolismo, pero pasa que no es solamente así; el cuerpo humano como tal para sobrevivir bien y estar saludable, necesita tener la luz, de hecho cuando la luz solar toca la piel, toda la piel está enervada, que quiere decir alambrada con el sistema nervioso. El sistema nervioso empieza en la parte de atrás del cerebro y viaja por todo el cuerpo, no hay ninguna parte del cuerpo ni de la piel que de una forma u otra no esté enervada, que quiere decir conectada al sistema nervioso que se conecta al cerebro.

Entonces, una vez que la luz solar penetra, los rayos ultravioletas, los rayos infrarrojos de la luz tienen un efecto calmante, energizante sobre el sistema nervioso. La razón por la cual usted después de pasar un día jugando en la playa debajo el sol, o un día debajo del sol trabajando, jugando tenis, lo que fuera, la razón por la cual a usted le van a dar ganas, le va dar deseos de hacer una siesta o se pone con sueño por la tarde, es solamente porque los efectos del sol, es un efecto calmante, o sea causa una energía, pero una energía tan tranquila que simple y sencillamente el cuerpo se siente en estado de relajación.

Como usted sabe por episodios anteriores, el sistema nervioso del cuerpo dirige todo en el cuerpo, está dividido entre el lado excitado que es lo que los médicos llaman simpático y el lado pasivo que es lo que los médicos llaman parasimpático. El lado que repara el cuerpo, el lado que rejuvenece, el lado que defiende al cuerpo con el sistema inmune, el lado que cura al cuerpo es el pasivo, el excitado es para pelear o correr, el lado pasivo es el que cura el cuerpo, es el que lo renueva, es el que lo desintoxica.

Los rayos solares lo que activan es el sistema nervioso pasivo, por eso que las personas toman el sol y se pueden quedar durmiendo debajo de una insolación que está quemando la piel, con quemaduras de tercer grado y no se dan ni cuenta, porque relaja tanto el cuerpo que no sienten ni el dolor de la quemadura.

Ahora, la clave con el tema de la luz y el sol es que hay que tener balance, esa es la clave. Hay personas que le huyen a la luz del sol como si ellos fueran vampiros, dicen que a los vampiros, los mata la luz. Hay personas que le huyen a la luz del sol como si ellos fueran murciélagos, hay personas que siempre andan con gafas y andan protegiéndose del sol, porque se han comido el cuento de que el sol les daña la piel, les da cáncer a la piel, los envejece, les saca mancha; todo eso puede ser verdad, pero el problema verdadero no es el sol, el problema es que en un cuerpo tóxico, en un cuerpo deshidratado, en un cuerpo en mal estado, ese cuerpo no es una buena antena.

Usted pudiera decir que el cuerpo es una antena, es una antena que puede recibir esos rayos solares, pero si la antena está en mal estado, esos rayos solares lo que van a causar ahí es un desastre, porque lo que está mal no es el sol, que es el que nos da la vida a todo el planeta, lo que está mal es la antena. Entonces hay que tener balance, por ejemplo si una persona pasa demasiado tiempo debajo del sol, pues entonces va tener quemaduras, quemaduras por rayos ultravioletas que queman la piel y eso sí puede producir cáncer.

Ahora, si una persona por otro lado evita totalmente el sol y se mete en una cueva, en la oscuridad y no puede andar nada más que con gafas, esa persona de una forma u otra se le va empezar a afectar la energía del cuerpo, porque la luz solar es vital. Imagínese que la luz solar es la única fuente verdadera que tiene el cuerpo de producir la vitamina D, la vitamina D es una vitamina anti cáncer que se crea en la piel cuando los rayos solares le dan a la piel, en la piel, en el mismo colesterol que hay ahí, ahí se produce la vitamina D, que es una vitamina que permite la absorción de calcio para evitar la osteoporosis, que es una vitamina que evita el cáncer, es súper anti cáncer la vitamina D.

Entonces, no hay problemas con el sol, el sol es vida, el sol es energía, de hecho cualquier persona que quiera tener una buena salud, debería todos los días pasar de 10 a 15 minutos mínimo, 15-20 minutos en el sol. Si usted todos los días tuviera un jardín y cuidara de ese jardín todos los días, yo le garantizo que usted tendría mucha más energía de la que tiene y tendría mejor composición interna del cuerpo, porque imagínese que los rayos del sol son bactericidas, matan bacterias, los rayos del sol potencian el sistema inmune, por lo tanto combaten también matan los virus, los rayos del sol matan los hongos, el hongo cándida no sobrevive al sol; o sea los hongos son criaturas de la noche, todos los hongos como cándida albicans y demás, todos ellos dependen de la oscuridad.

Usted nunca va a ver un hongo naciendo o creciendo en un sitio que hay luz, los hongos viven en la oscuridad, en los sitios húmedos, calientes y oscuros, usted nunca va a ver un hongo en la luz; por eso es que los hongos les dan por debajo a las personas, en los pies, en los sitios donde no hay luz;  básicamente el sol es una fuente de energía, es una fuente de curación, los vegetales y las demás cosas que nosotros comemos puras, que hacemos en jugos de vegetales, están vivos, porque la energía del sol está dentro del agua del jugo que es la sangre de esa planta.

La razón por la cual esos jugos de vegetales que le menciono en el episodio #828 que se llama “Jugos de vegetales salvan vidas”, la razón por la cual eso salva vidas a una persona sobre todo del sistema nervioso excitado, es porque contiene toda esa energía del sol que es energía pura, por eso es que el otro día, una señora me decía en un NaturalSlim: “Yo compro jugos, pero los compro en el supermercado”, le digo: “Señora usted está comprando productos muertos, porque el jugo del supermercado está muerto, cómprese un extractor, traiga los vegetales a su casa que están llenos de sol, de vida, exprímalo ahí y tómeselo lo más rápido que pueda y usted verá que va tener energía”. No se ponga a comprar un frasco de plástico, de cristal, que lleva meses, casi un año ahí o más de un año muriéndose. Así que ¡El sol es vida y realmente es medicina! Y esto se los comento, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo