No Dormir Bien te Engorda

Hoy hablaremos sobre la importancia de poder dormir bien para poder adelgazar; hay personas que no saben esto y no se explican por qué no pueden bajar de peso. Sin embargo padecen de insomnio, duermen mal, se levantan cansados por las mañanas, tienen un sueño demasiado ligero y después se preguntan “¿Por qué sigo engordando? ¡Hago ejercicio y no puedo bajar de peso!” Para que puedas entender bien el tema de la importancia de dormir tengo que explicarte un poquito sobre el sistema hormonal.

La forma en que el cuerpo humano funciona es a través de las hormonas. Las hormonas son unas sustancias que se producen en las glándulas del cuerpo, que son sustancias tan poderosas que le pueden cambiar hasta de estructura, la forma a un cuerpo. Ejemplo, si tú tomas el cuerpo de un hombre, que es un cuerpo musculoso, con barba, con una voz ancha, y empiezas a inyectarle la hormona femenina, que es estrógeno, en poco tiempo la voz se le pone finita, la piel blandita, se pone lleno de grasa, y además de eso se le va la barba. Y le pueden salir hasta senos. Eso quiere decir que la hormona estrógeno es tan poderosa que le puede cambiar de estructura al cuerpo de un hombre.

El contrario también es cierto, hay mujeres por ejemplo, que son fisicoculturistas que alzan pesas desarrollan musculatura y se inyectan testosterona. La testosterona es la hormona masculina, la hormona de la voz ancha, le saca barba, y le saca músculos fuertes. Ósea que las hormonas son lo más poderoso que tiene el cuerpo.

A la hora de tú adelgazar necesitas que tu sistema hormonal esté funcionando equilibrado; una de las cosas que más le hace falta al cuerpo para poder adelgazar es dormir bien. Cuando tú duermes, cuando tu cuerpo duerme, el cuerpo repara, todo lo que está dañado en el cuerpo, todas las células rotas, todo lo que hay que reparar se repara cuando tú duermes. La razón por la cual te levantas tan cansado, tan destrozado, tan débil cuando no duermes bien es que el cuerpo no pudo reparar.

Durante el transcurso del día se van rompiendo, se van dañando ciertas células y el momento de reparación del cuerpo es cuando tú duermes. De hecho, cuando una persona duerme el metabolismo baja como un 40%. Ósea que se pone 40% más lento todo, porque toda la actividad del cuerpo se va a la reconstrucción de las células. Si la persona no duerme bien amanece cansado y pasa entonces que ahora no puedes adelgazar.

¿Por qué no puedes adelgazar? Porque si la persona no duerme bien y no hubo reparación, esto causa mucho estrés al cuerpo. Tener que operar con un cuerpo que no está bien reparado, donde hay muchas células rotas, que no se arreglaron por la falta de sueño, entonces el cuerpo lo que hace es responder al estrés con un exceso de la hormona cortisol, que en español se llama glucocorticosteroides.

El cortisol es la hormona que nos hace engordar y echar barriga o echar panza, como se dice en México. Esa hormona se levanta en respuesta al estrés, si tú no duermes, tienes mucho estrés. Si hay mucho estrés va a haber mucho cortisol y si hay mucho cortisol vas a acumular grasa. Fíjense que el cortisol es una hormona de alerta.

Por eso cuando una persona ha pasado muchos malos ratos o tiene muchas preocupaciones no puede dormir. Porque si tiene muchas preocupaciones el cuerpo produce las adrenales, mucha adrenalina y mucho cortisol, y como el cortisol es una hormona de alerta, pues la persona no puede dormir porque el cuerpo está alerta, esperando el peligro, para ver por dónde viene.

Para poder adelgazar hay que dormir, hay muchas cosas que se pueden hacer para uno poder dormir bien. Lo primero es estar consiente de cómo es nuestro sistema nervioso, todos no somos iguales, todos somos distintos. Hay personas que tienen un sistema nervioso más excitado, son esas personas que no pueden estar quietos, como mi señora y hay personas que somos más pasivos, más tranquilos, y ese sistema nervioso está más en reposo.

El libro “El Poder del Metabolismo“, explica que hay dos tipos de sistemas nerviosos que pueden ser dominantes el sistema nervioso excitado o el sistema nervioso pasivo. Por ejemplo, mi cuerpo es un cuerpo que tiene un sistema nervioso pasivo, los de sistema nervioso pasivo tenemos facilidad para dormir; dormimos súper bien; dormimos hasta con ruido y no nos levantamos por la noche, no nos despertamos con nada. Se nos puede caer la casa encima y no nos despertamos. Pero la persona que tiene un sistema nervioso excitado tiene demasiada actividad, tiene demasiado de la hormona cortisol y de la hormona andrógena, de la hormona que tiene que ver con el estrés, esa persona no duerme con facilidad, tiene un sueño bien liviano y padece de insomnio porque su sistema nervioso está demasiado excitado. Cuando una persona tiene un sistema nervioso excitado y trata de comer de noche la comida por lo general le cae mal. 

Los que tenemos un sistema nervioso pasivo, como yo, comemos hasta piedra, a cualquier hora, a las dos de la mañana, a las tres de la mañana y dormimos como un bebé pero la persona que tiene un sistema nervioso excitado necesita poner alimentos en su cuerpo que tranquilicen el sistema nervioso. Ósea, que si tienes un sistema nervioso excitado, como te explica en el libro “El Poder del Metabolismo” y descubres que tienes un sistema nervioso excitado necesitas asegurarte de que el tipo de alimentos que tú ingieres antes de dormir sea un alimento calmante, tranquilizante.

Los alimentos que son excitantes, que excitan el sistema nervioso son la azúcar, la grasa, las proteínas demasiado fuertes, ese tipo de alimento te excita el sistema y no te deja dormir. Ósea que si tienes un sistema nervioso excitado, pues tú comerías más una comida liviana, no muy tarde por la noche, vegetales, ensalada, carne blanca, poca grasa y no mucha azúcar, porque eso te excitaría el cuerpo. Si tienes un sistema pasivo como el mío te puedes comer lo que tú quieras y como quiera vas a dormir. Pero es importante que sepas que si no duermes bien no vas a poder bajar de peso. Así que es muy importe que duermas bien, porque mientras mejor duermas más fácil podrás bajar de peso.

Una técnica para poder dormir bien que no falla, es hacer ejercicio por la noche, 30, 45 minutos de caminar antes de irte a dormir, vas a ver que duermes bien. Cuando tú haces ejercicio o caminas, se ha descubierto que, el hígado procesa y elimina al haber un aumento en la circulación, el hígado elimina la hormona del estrés que se llama cortisol. Y cuando vas a orinar la orinas y como ya no está en el sistema te deja dormir. Por eso que las personas han observado que cuando hacen ejercicio por la noche duermen como un bebé. Y cuando no hacen ejercicio no duermen bien. Así que una de las formas de ayudarse a dormir es hacer un poco de ejercicio, una buena caminada, media hora, 40 minutos antes de dormir, te va ayudar a dormir como un bebé y por lo tanto vas a poder adelgazar.

Otra cosa, los carbohidratos como el pan, la harina, las galletitas, arroz engordan. Engordan porque sube la glucosa y cuando sube la glucosa el páncreas produce insulina y la insulina toma esa glucosa y la convierte en grasa, y esos son las grasas que te molestan el cuerpo. Ósea que los carbohidratos refinados, pan, harina, galletitas, arroz, papa, dulce, chocolate, azúcar te engordan. Pero esos carbohidratos refinados también dan sueño. ¿Quieres saber que da un sueño? Date cuenta que si tú haces un almuerzo, una comida como dicen allá en México, y te comes un montón de pan, un montón de arroz y harina a la hora estás desvanecido del sueño, porque los carbohidratos dan sueño.

Lo lógico es que si tú tienes dificultad para dormir en la noche trata de comerte tus carbohidratos refinados por la noche. No te lo comas durante el día, come todo por la noche. Durante el día come más carne blanca, vegetales, ensalada, y por la noche te comes una galletita o tu pan o tu arroz y entonces vas a dormir bien porque el carbohidrato en forma natural da sueño. Fíjate el carbohidrato da sueño y todas las mamás lo saben ¿Qué hacen con un bebé que está toda la noche chillando, gritando? Pues, le damos una botella de leche con azúcar o con miel o con avena y el muchacho queda inconsciente, porque el carbohidrato da sueño. Así que si tú necesitas ayuda para dormir por la noche comete tus carbohidratos por la noche, déjalos para la noche, no te los comas en el almuerzo, no te los comas en la comida, como dicen en México, déjalos para la tarde, porque te ayudas con el hecho de que los carbohidratos levantan la serotonina que te ayuda a dormir.

Otra cosa que se puede hacer para uno poder dormir bien es usar suplementos, por ejemplo, nosotros que trabajamos ayudando a miles de personas a bajar de peso, hemos tenido que desarrollar suplementos, para algunos de ustedes como están en otros países no están disponibles, pero para aquellos que están disponibles sí deben saber que existen. Hemos tenido que desarrollar suplementos para tranquilizar el cuerpo y que la persona pueda dormir, porque si no puede dormir no puede adelgazar. Es mucho más que una cuestión de dieta, hay que tranquilizar el sistema hormonal. Por ejemplo, hemos desarrollado uno que le llamamos “Stress Defender”, que es un producto básicamente hecho a base de aminoácidos y de vitaminas que lo que hace es que tranquiliza el sistema hormonal. Cuando la persona usa “Stress Defender” pues se siente tranquila, se siente relax y duerme como un bebé y obviamente si duerme bien entonces puede adelgazar. También utilizamos, con mucho éxito, el magnesio. El magnesio en polvo es muy relajante, la persona usa magnesio y este relaja el sistema muscular, quita la tensión que está en los hombros y entonces la persona puede dormir bien.

Una última cosa que también funciona milagrosamente es que cuando vayas a dar tu caminata para poder dormir bien, para que puedas adelgazar, asegúrate de hacer lo siguiente: según caminas observa las cosas, no te pongas a pensar, tú no puedes hacer las dos cosas a la vez. O miras o piensas. Así que observa, mira, mira, mira, mira no pienses, mira, mira, mira. Esa extroversión saca la atención hacia afuera, te tranquiliza el sistema hormonal y el mismo caminar te ayuda a eliminar el exceso de cortisol a través del hígado y entonces vas a dormir como un bebé. Y si duermas como un bebé vas a adelgazar como un bebé. ¿Y sabes qué? La verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo